Flora y fauna


Flora y fauna son el conjunto de seres vivos que forman parte de un ecosistema.

Flora hace referencia a las especies vegetales, mientras que fauna es el término utilizado para categorizar a los animales.

Si bien existe flora y fauna en casi todo el mundo, cada conjunto de especies vegetales y animales responde a características específicas de acuerdo a las condiciones geográficas y climáticas de la región en la que se desarrollan, por lo tanto, se trata de organismos que han evolucionado y se han adaptado a su entorno.

Tanto la flora como la fauna son indispensables para mantener el equilibrio en la naturaleza, y en muchos casos se establecen relaciones simbióticas entre ambos grupos para procurar la sobrevivencia y por tanto, la prolongación de la existencia del ecosistema en el que conviven.

Flora Fauna
Definición Son todas las especies vegetales que forman parte de un ecosistema. Son todas las especies animales que forman parte de un ecosistema.
Tipos
  • Flora autóctona.
  • Flora agrícola.
  • Fauna silvestre.
  • Fauna domesticada.
Ejemplos
  • Orquídea (Orchidaceae).
  • Pino (Pinus).
  • Planta acuática carnívora (Aldrovanda vesiculosa).
  • Cardo fundidor (Cirsium arvense).

  • Musgaño enano (Suncus etruscus).
  • Salamandra tigre de California (Ambystoma californiense).
  • Lagarto volador (Draco volans).
  • Erizo común europeo (Erinaceus europaeus)

Flora

flora y fauna, flor, árbol de cerezo
Cerezo silvestre (prunus avium), especie vegetal nativa de Europa y el occidente asiático.

Flora son todas las especies vegetales que forman parte del ecosistema de una región determinada, bien sea porque crecen de forma espontánea en ese lugar o porque han sido cultivadas por la acción humana.

El término incluye plantas con o sin flores, semillas o frutos, especies vegetales acuáticas y toda planta que contribuya a configurar la vegetación de una zona geográfica.

Aunque se suelen utilizar flora y vegetación como sinónimos, la realidad es que flora hace referencia solo a las especies, y vegetación a la distribución de esas especies en un espacio determinado.

El término flora viene del latín homónimo, que alude al nombre de la diosa de la primavera.

Tipos de flora

Existen dos grandes clasificaciones de la flora

Flora autóctona o flora nativa

Se refiere a las especies vegetales que son propias de una región geográfica particular, ya que crecen allí de forma natural.

Ejemplos de flora autóctona: la camellia japónica, un arbusto con flores originario de Japón.

Flora agrícola

Son las especies vegetales que han sido introducidas en una región por la acción humana.

Ejemplos de flora agrícola: el cultivo de té en Argentina. El árbol de té (camellia sinensis) no es autóctono de esa zona, las semillas fueron cultivadas allí con fines comerciales.

Durante mucho tiempo existió una tercera clasificación llamada flora arvense, que se utilizaba para agrupar a las plantas consideradas como maleza. Sin embargo, la categoría se volvió obsoleta a medida que se confirmaba que dichas especies cumplen una función en el ecosistema en el que hacen vida.

Te puede interesar conocer sobre los tipos de ecosistemas.

Fauna

Fauna es todo el conjunto de especies animales que viven en una zona geográfica determinada en el mismo período.

Al igual que ocurre con la flora, en la fauna se establecen distintos tipos de relaciones (simbióticas, de competencia) que son indispensables para mantener el equilibrio en la naturaleza.

Tipos de fauna

fauna, guacamaya roja
Guacamaya escarlata (ara macao), una especie de ave silvestre de América central y del sur.

Existen dos tipos de fauna:

Fauna silvestre

También conocida como fauna salvaje, se trata de todas las especies de animales que son propias de la región en la cual se encuentran.

Ejemplos de fauna silvestre: el lobo gris (canid lupus baileyi) y la guacamaya escarlata (ara macao) son especies nativas de México.

Fauna domesticada

Se trata de especies animales introducidas por el ser humano en una zona geográfica de la que no son nativas. Generalmente estas acciones son realizadas con fines económicos en el sector agrícola y ganadero y no generan graves consecuencias

En otros casos, las especies introducidas terminan generando desequilibrio en el ecosistema y se conocen como especies invasoras. Estas introducciones pueden ser deliberadas o accidentales, pero en todo caso una vez que ocurren son muy difíciles de erradicar.

Ejemplos de fauna domesticada: el ganado vacuno, que fue introducido en el mundo desde el Oriente medio con fines comerciales.

Un ejemplo de especie invasora es la salamandra (ambystoma tigrinum), que fue introducida en Estados Unidos para servir de carnada en las jornadas de pesca y se convirtió en una amenaza para la salamandra nativa (ambystoma californiense).

Ver también: