Costos fijos y variables


Costos fijos y variables son los desembolsos de dinero que tiene que hacer una empresa para garantizar su funcionamiento.

La diferencia entre costos fijos y variables es que los costos fijos se generan de forma regular y no dependen de los niveles de producción o ganancia de la empresa. Mientras que los costos variables sólo se generan en función de los niveles de producción de la empresa.

Por ejemplo, una empresa que funciona en un local rentado siempre tendrá que pagar alquiler (costo fijo), pero solo tendrá que pagar por materia prima extra si aumenta la producción (costo variable).

Costos fijos Costos variables
Definición Son los pagos que hay que hacer regularmente para que la empresa pueda funcionar. Son los pagos que hay que hacer de manera eventual si hay un aumento en la producción
Frecuencia Regular (semanal, mensual, bimensual, etc.) Irregular (solo se pagan cuando se generan).
Tipos
  • Comprometidos.
  • Discrecionales.
  • Progresivos.
  • Regresivos.
  • Proporcionales.
Dependen de la producción No siempre. Sí.
Son programables Sí. A veces.
Ejemplos
  • Pagos a empleados.
  • Pagos de servicios (agua, electricidad).
  • Impuestos.
  • Horas extra.
  • Empaquetado.
  • Materia prima.

¿Qué son los costos fijos?

Son todos los costos que una empresa va a generar de manera regular, sin importar sus niveles de producción o de ganancias. Esto quiere decir que se van a generar independientemente del estado financiero de la empresa.

Como indica su nombre, los costos fijos van a ser permanentes mientras la empresa esté en funcionamiento. Por esta razón, es vital contar con recursos financieros que puedan cubrirlos en caso de que las fuentes principales de ingresos disminuyan.

Un ejemplo de costo fijo es el alquiler de un local comercial. Si el pago del alquiler depende directamente de las ventas del negocio, en el momento en el que las ventas disminuyan, el pago puede verse comprometido, y con ello, el funcionamiento de la empresa.

¿Cuáles son los costos fijos?

Los costos fijos se clasifican en dos categorías, en función de su capacidad de modificación:

Comprometidos
Son costos fijos que no pueden alterarse, porque al hacerlo se puede afectar el funcionamiento de la empresa. Un ejemplo serían los impuestos, ya que se requiere pagar la cantidad que la entidad tributaria disponga, de lo contrario la empresa puede ser sancionada.

Discrecionales
Son costos fijos que se pueden alterar en caso de que se necesite, sin que esto tenga un impacto en la operatividad de la empresa. Por ejemplo, el presupuesto destinado para la publicidad. Si ese costo disminuye, no se afecta la producción.

Ejemplos de costos fijos

  • Alquileres: de local, de automóviles, de mobiliario, de maquinaria, etc.
  • Nómina: de mano de obra y personal administrativo.
  • Impuestos: tributos locales, nacionales, etc.
  • Licencias: de sistemas operativos, de contabilidad, de servicios en la nube, etc.
  • Servicios: agua, electricidad, internet, etc.
  • Seguros: contra incendios, contra robos, etc.
  • Insumos: material de oficina, productos de limpieza, etc.

Ver también: Diferencia entre costo y gasto

¿Qué son los costos variables?

Son costos que se originan o que varían en función de los niveles de producción de una empresa. Por lo tanto, no son fijos, ya que dependen de la operatividad de la empresa.

Mientras más producción haya, más costos variables se van a generar. Y si la producción disminuye, los costos variables también van a disminuir.

Aunque este tipo de costos no están previstos como parte de las operaciones regulares de la empresa (puesto que son variables), pueden ser programados o controlados por la organización.

Por ejemplo, una empresa que produce bombones sabe que en la semana de San Valentín vende 120% más cajas de bombones que un mes de ventas regulares, así que se prepara con anticipación para asumir los costes variables que implica el aumento en la producción: más materia prima, pago de mano de obra temporal o pago de horas extras, más cajas para los productos, etc.

¿Cuáles son los costos variables?

Los costos variables de clasifican en tres tipos, en función del aumento o disminución de la producción:

Progresivos

Son todos los costos variables que aumentan si se incrementa la producción. Por ejemplo, la compra de más materia prima en una temporada excepcional de producción, como una fábrica de juguetes que se prepara para las ventas de Navidad.

Regresivos

Son costos variables que disminuyen con el incremento de la producción. Por ejemplo, mientras más productos se fabrican, el costo de envío es menor.

Proporcionales

Son costos que se generan de acuerdo a la cantidad producida. Por ejemplo, una empresa que produce mil productos extra, necesitará comprar mil empaques más.

Ejemplos de costos variables

  • Comisiones por ventas: a mayor cantidad de productos vendidos, mayores comisiones para los empleados.
  • Mano de obra: a menos producción, menos mano de obra se necesita. Y a mayor producción, mayor mano de obra.
  • Empaquetado: mientras más producción se genere, se requerirán más insumos de empaquetado (bolsas, cajas, sobres, etc.).
  • Materia prima: si la producción aumenta hay que comprar más materia prima. Y si la producción disminuye hay que comprar menos cantidad.

Ver también:

Publicado en