Ventajas y desventajas de los alimentos transgénicos


Ana Zita
Ana Zita
Doctora en Bioquímica

Los alimentos transgénicos son aquellos organismos cuya información genética o genoma se modifica de forma artificial para el consumo humano.

Todos los seres vivos poseen su genoma organizado en un conjunto de genes, pedazos de ADN con las instrucciones para el funcionamiento de la célula. A través de la biotecnología se pueden introducir en plantas y animales genes de otros seres, lo que se llama un "transgen".

Este transgen permite realizar nuevas funciones a la célula modificada. Por ejemplo, el tomate de color morado o púrpura se debe a la introducción del gen para producir el pigmento antocianina de la planta Antirrihinum majus.

Como todas las tecnologías, los alimentos transgénicos tienen beneficios y riesgos que deben ser tomados en cuenta para el mayor provecho de la humanidad.

Ventajas Desventajas
Para la economía
  • Crecimiento acelerado del producto
  • Aumento de la producción
  • Defensa contra las enfermedades
  • Combatir plagas en la agricultura
  • Inversión financiada por grandes compañías
  • Complicaciones para regular y legalizar su uso
Para el ambiente
  • Reducción del impacto ambiental de la agricultura
  • Precisión en las características deseadas
  • Preservación de la biodiversidad
  • Competición biológica
  • Pérdida de la biodiversidad
  • Efectos negativos en la fauna silvestre
Para la salud
  • Combatir deficiencias nutricionales
  • Reducción de toxinas
  • Potenciales efectos negativos en la salud humana
  • Implicaciones éticas

Ventajas de los alimentos transgénicos

Las ventajas resultan de la mejoría o la utilidad que los organismos modificados genéticamente aportan a las diferentes áreas del quehacer humano. Entre las ventajas tenemos:

1. Crecimiento acelerado del producto

salmon transgenico comparado con salmon nativo
Comparación del tamaño del salmón transgénico (más grande) con el salmón de granja a los 18 meses.

Conociendo la fisiología de los organismos, se puede descubrir los genes que están involucrados en los mecanismos de crecimiento. Esto se puede utilizar para producir animales o plantas más grandes o que crecen más rápido.

Por ejemplo, el salmón transgénico tarda en alcanzar el tamaño adulto en mitad del tiempo del salmón silvestre. Esto le da una ventaja de comercialización en menor tiempo.

2. Aumento de la producción

La productividad de los cultivos agrícolas disminuye por la presencia de hierbas, que compiten por el agua y los nutrientes. Una estrategia para eliminar las hierbas competidoras es modificar las plantas de interés agrícola, como el maíz y la soya, de forma que sean resistente a herbicidas.

3. Defensa contra enfermedades agrícolas

En algunas regiones del mundo los cultivos son atacados por virus, hongos o bacterias que los destruyen, provocando grandes pérdidas económicas. Mediantes técnicas de bioingeniería se pueden construir alimentos capaces de resistir el ataque de estos agentes.

Por ejemplo, la papaya es afectada por un virus que destruye la planta. Se desarrolló una papaya resistente a este virus, lo que permitió recuperar el cultivo de esta fruta en muchas regiones.

4. Combatir deficiencias nutricionales

En muchas poblaciones humanas existen deficiencias nutricionales que producen enfermedades. Esto por lo general se debe a la dificultad para acceder a cierto tipo de alimentos. La suplementación es una medida costosa y no está al alcance de todo el mundo.

Por ejemplo, en ciertas zonas de Asia existe una deficiencia de vitamina A que provoca problemas en la visión y mortalidad infantil. Para combatir este problema, se diseñó un arroz que pudiera producir un precursor de la vitamina A. Este es conocido como el arroz dorado.

5. Combatir plagas en la agricultura

La bacteria Bacillus thuringensis produce un insecticida que se usa comúnmente para proteger los cultivos. Se ha logrado insertar el gen de esta bacteria en algunas plantas, de forma tal que la planta pueda producir por sí misma el insecticida.

6. Precisión en las características deseadas

El ser humano desde la creación de la agricultura ha seleccionado las mejores plantas y animales para su consumo. A través de la selección artificial y la hibridación, se favoreció la producción de determinadas especies, pero esto consume mucho tiempo y fallas. Por ejemplo, el maíz que conocemos ahora tardó milenios y se originó de una planta (el teosinte) que apenas tenía unos cuantos granos.

Con la biotecnología se puede precisar el efecto deseado, como por ejemplo, producir un cerdo con más músculos o una vaca con mayor producción de leche. Este proceso es mucho más rápido que la selección artificial o la hibridización, además de ser más fácil de controlar.

7. Reducción del impacto de la agricultura en el medio ambiente

El uso de fertilizantes, pesticidas, herbicidas y antibióticos son prácticas de la industria agropecuaria que alteran el medio ambiente. Con la creación de organismos resistentes a plagas y de mayor crecimiento se reduce el uso de toxinas y sustancias que pueden alterar el equilibrio de los ecosistemas.

8. Reducción de toxinas dañinas al humano

El maíz que es afectado por los insectos es más propenso a ser infectado por hongos productores de micotoxinas. Estas micotoxinas provocan daños en el hígado, son carcinogénicos y las mujeres embarazadas que consumen maíz contaminado con micotoxinas corren un riesgo mayor de tener bebes con defectos.

Con la introducción del gen de la bacteria Bacillus thuringensis en el maíz, se reduce los niveles de micotoxina en las mazorcas.

9. Preservación de la biodiversidad

Con la implementación de cultivos transgénicos más productivos se reducirá la necesidad de intervenir en zonas vírgenes. De esta forma, la fauna y flora silvestre queda protegida del impacto de la transformación del bosque para uso agrícola.

Por otro lado, con la reducción del uso de pesticidas sintéticos de efecto inespecífico, se mantiene la diversidad de insectos que no afectan los cultivos.

Desventajas de los alimentos transgénicos

mazorcas de maiz de diferentes colores
La pérdida de la biodiversidad es uno de los grandes riesgos de los organismos transgénicos.

Los alimentos transgénicos presentan algunos riesgos y problemas si no se regulan adecuadamente su implementación.

1. Competición biológica con las especies originales

Una de los riesgos que plantea la utilización de organismos genéticamente modificados es que tengan mejor desarrollo con respecto a la especie nativa, estableciendo una competencia por los recursos disponibles. Esto puede conducir a la disminución y potencial desaparición de la especie original.

2. Gran inversión financiada por grandes compañías

Los procesos de ingeniería genética son costosos y las grandes compañías biotecnológicas dominan el mercado de los alimentos transgénicos. Además, el exceso de regulaciones disminuye el interés económico para desarrollar estos organismos por parte de instituciones públicas. Esto promueve el establecimiento de oligopolios que pueden controlar el mercado.

3. Potenciales efectos negativos en la salud humana

Los opositores a los alimentos transgénicos argumentan que la modificación genética de los alimentos puede causar alergias u otros problemas de salud. En este sentido, para asegurar que un organismo de este tipo sea seguro para el consumo humano, se realizan diferentes pruebas y análisis antes de comercializarlos.

Por otro lado, los estudios controlados realizados en los alimentos transgénicos muestran que estos no son más propensos a producir enfermedades que los alimentos normales. Por ejemplo, la mandioca si no es preparada correctamente puede provocar la muerte.

4. Pérdida de la biodiversidad

Uno de los riesgos más difundidos es la desaparición de las especies nativas por causa de la superioridad de los alimentos transgénicos. Esto ha logrado resolverse creando organismos genéticamente modificados incapaces de reproducirse.

5. Complicaciones para regular y legalizar el mercadeo de los alimentos transgénicos

El Protocolo de Cartagena sobre Seguridad en Biotecnología es un acuerdo entre diferentes países que establece las normas para la importación y exportación de organismos vivos con modificaciones en su genoma.

Sin embargo, cada país es responsable de establecer las leyes para la utilización de alimentos transgénicos. Por ejemplo, el salmón transgénico es comercializado en Canadá, mientras en el país vecino, los EE.UU., se ha retrasado su aprobación.

6. Implicaciones éticas

La manipulación genética de cualquier tipo siempre ha despertado inquietudes con respecto a lo correcto o necesario. Asegurar la alimentación de los humanos podría ser una razón para producir más y mejores alimentos transgénicos.

Pero, ¿es ético crear un pez que brilla en la oscuridad para que sea más fácil de pescarlo? ¿Ayuda a la seguridad alimentaria producir un maíz decorativo de color azul sin ningún valor nutricional extra?

7. Efectos negativos en la fauna silvestre

El uso de algunos herbicidas en cultivos resistentes a los mismos no solo elimina las hierbas, también pueden afectar la fauna silvestre, como insectos polinizadores benéficos.

Te puede interesar ver también:

Referencias

Chassy, B.M. (2010). Food safety risks and consumer health. New Biotechnology 27: 534. DOI:10.1016/j.nbt.2010.05.018

Padilla, J. (1999) Las plantas transgénicas. ¿Cómo ves? 7:8. URL: http://www.comoves.unam.mx/numeros/articulo/7/las-plantas-transgenicas

Raven, P.H. (2010). Does the use of transgenic plants diminish or promote biodiversity? New Biotechnology 27: 528. DOI:10.1016/j.nbt.2010.07.018

Actualizado en
Ana Zita
Ana Zita
Doctora en Bioquímica por el Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC), con licenciatura en Bioanálisis de la Universidad Central de Venezuela.