Costo y gasto


Caterina Chen
Caterina Chen
Licenciada en Ciencias de la Comunicación

Costo es todo desembolso que haga una empresa para mantener su proceso de producción de bienes o servicios (compras de materias primas, transporte de productos, etc.).

Gasto son todos los desembolsos o pagos que hace la empresa para producir el producto o servicio, pero que no están directamente vinculados con el proceso de fabricación (sueldos de personal administrativo).

La diferencia entre costo y gasto en contabilidad es que los costos son considerados inversiones que se identifican directamente con los ingresos. Mientras que los gastos no se asocian con el retorno de la venta del producto o servicio.

Además, los costos y los gastos se contabilizan de forma diferente. Los costos se consideran activos, mientras que los gastos no.

Costo Gasto
Definición Salida de dinero que se utiliza en aspectos directamente vinculados con la producción de bienes o servicios. Salida de dinero que se utiliza es aspectos operativos de la empresa que no tienen vínculo directo con la producción de bienes o servicios.
Características
  • Vinculado con la producción.
  • Es indispensable para generar ingresos.
  • Genera un retorno de dinero.
  • Vinculado con la parte administrativa.
  • Es indispensable para mantener la parte operativa de la empresa.
  • No genera un retorno de dinero.
Tipos
  • Costos fijos.
  • Costos variables.
  • Costos directos.
  • Costos indirectos.
  • Gastos fijos.
  • Gastos variables.
  • Gastos operacionales.
  • Gastos no operacionales.
Ejemplos
  • Pago de materias primas.
  • Pago del alquiler del local.
  • Pago de impuestos.
  • Pago de sueldos del personal administrativo.

¿Qué es costo?

Costo, en contabilidad, se refiere a cualquier pago o desembolso de dinero que tiene por objetivo cubrir aspectos relacionados con la producción de bienes o servicios, como el pago de materias primas o mano de obra. También se conoce como costo de producción.

Dicho de otra forma, el costo es la inversión que hace una empresa para poder producir lo que vende. Por lo tanto, el costo es un factor decisivo en el precio final, ya que es necesario incluirlo en los cálculos respectivos para que la producción del bien o servicio resulte rentable.

En este sentido, existen varios tipos de costos:

Costos fijos

Se refiere a todos los costos o pagos que debe hacer la empresa de forma regular, independientemente del proceso de producción.

Un ejemplo de costos fijos sería el pago de la renta del local donde funciona la empresa.

Costos variables

Son los desembolsos que dependen de la producción.

Un ejemplo de costos variables son las materias primas, cuyo precio puede cambiar en cualquier momento.

Costos directos

Son los desembolsos de dinero que se le asignan a la producción de un producto específico.

Un ejemplo de costo directo es el pago del transporte del producto hasta el punto de venta.

Costos indirectos

Son los desembolsos que se le asignan al proceso de producción en general.

Un ejemplo de costo indirecto son los pagos asignados a la mano de obra que no fabrica el producto pero sí interviene en el proceso de producción (mano de obra indirecta).

También es importante aclarar que en términos contables, los costos se convierten en gastos cuando se produce la venta, es decir, cuando el costo se confronta con un ingreso ocasionada por la venta.

Por lo tanto, ya no se considera un activo convirtiéndose en un gasto.

Por ejemplo, cuando se compra un producto para su reventa en una tienda, dicha inversión es considerada un costo que permanece en la lista de activos, incorporándose al patrimonio de la empresa. Sin embargo, cuando el producto es vendido, ya no existe el activo, por lo tanto se transforma en un gasto.

Ver también Diferencia entre activo, pasivo y capital.

¿Qué es gasto?

Un gasto es un pago destinado a cubrir aspectos operativos de la empresa, aunque no están estrechamente vinculados con la fabricación del producto. Generalmente, los gastos están asociados a aspectos administrativos, que son esenciales para el mantenimiento de la empresa.

Un ejemplo de gasto sería el pago al personal de finanzas.

Por otra parte, los gastos se clasifican en cuatro grandes categorías:

Gastos fijos

Son desembolsos que son indispensables para el funcionamiento de la empresa, por lo tanto deben cubrirse independientemente de la producción de productos y servicios.

Un ejemplo de gastos fijos son las cuentas por concepto de agua, electricidad, internet, etc.

Gastos variables

Son pagos que no pueden predecirse, pero que igualmente deben ser cubiertos.

Un ejemplo de gasto variable es un pago de mano de obra extra en una situación excepcional.

Gastos operacionales

Son los pagos que generan algún tipo de retribución o ingreso para la empresa.

Un ejemplo de gasto operacional es el dinero que se invierte en publicidad, ya que debería traducirse en un aumento de las ventas.

Gastos no operacionales

Son las salidas de dinero que no garantizan ingresos, pero que aún así deben ser pagadas.

Un ejemplo de gasto no operacional es el pago de impuestos.

Ver también:

Caterina Chen
Caterina Chen
Licenciada en 2006 en Ciencias de la Comunicación por la Universidad de las Américas, con postítulo en Estrategias y Control de Gestión de la Universidad de Chile en 2008.