Ventajas y desventajas de la globalización


La globalización es un proceso de expansión económica, política y social que conlleva una mayor interdependencia entre los Estados y la flexibilización de sus relaciones.

El objetivo es mejorar el intercambio comercial y tecnológico, y que a su vez tenga un profundo impacto en los procesos socioculturales.

La unión de los Estados para crear bloques económicos, las migraciones masivas, el desarrollo de la tecnología y su accesibilidad son algunos de los aspectos a considerar para calibrar el impacto de la globalización en el mundo.

Área Ventajas Desventajas
Economía
  • Mayor intercambio económico y comercial entre países.
  • Prácticas intervencionistas.
  • Aumento de la desigualdad y desempleo.
Tecnología
  • Mayor intercambio tecnológico entre naciones.
  • Aceleración del aparato productivo y científico.
  • Comunicación global en tiempo real.
  • La tecnología sustituye la mano de obra no calificada.
  • Aumento de la desigualdad generada por falta de acceso a la tecnología.
Cultura
  • Multiculturalidad.
  • Mayor riqueza lingüística.
  • Transculturación.
  • Desaparición de lenguas y dialectos autóctonos.
Ambiente
  • Fomenta el turismo.
  • Genera daños al medio ambiente.

Ventajas de la globalización

La globalización ha provocado una mayor apertura en términos económicos, sociales, tecnológicos y culturales que genera beneficios para los Estados y sus ciudadanos, tales como:

Intercambio económico mayor y más eficiente

La circulación e intercambio de productos y servicios por el mundo fomentan nuevas políticas económicas y comerciales, estandarizando ciertos procesos, que anteriormente eran complicados.

Esto tiene como consecuencia una mayor variedad en la oferta comercial, lo cual fomenta el consumo y estimula la economía.

Intercambio tecnológico

Antes de la globalización, las economías emergentes y los países subdesarrollados tardaban mucho tiempo en acceder a tecnologías de vanguardia. Esto implicaba un atraso en términos productivos, que hacía más visible la brecha con los países desarrollados.

La globalización ha permitido mejorar el acceso a los recursos tecnológicos, ocasionando un impacto positivo en la economía, en el sistema educativo y de salud en países con condiciones desfavorables.

Todo ello estimula el desarrollo, la inventiva y la innovación, lo cual contribuye al progreso.

Diversidad cultural

La globalización ha generado nuevas oleadas migratorias y desplazamientos por diversos motivos (políticos, sociales, laborales). Esto genera una mayor apertura hacia manifestaciones culturales antes desconocidas, así como un mayor entendimiento y respeto por la diversidad.

Este intercambio muchas veces se expresa en una multiculturalidad que ahora es vista como un fenómeno social cotidiano, especialmente en las grandes ciudades.

Mayor riqueza lingüística

La multiculturalidad y el acceso a tecnologías y contenidos foráneos ha tenido un impacto profundo en el idioma y en los modos de comunicarnos.

Es habitual utilizar palabras o expresiones foráneas, así como tener una segunda lengua (generalmente, el inglés). De esta manera se amplían las posibilidades de crecimiento personal, académico y profesional para las nuevas generaciones.

Mayor alcance de los Derechos Humanos

La mayoría de los países están suscritos a convenios o tratados internacionales inherentes al respeto de los Derechos Humanos, a través de la Organización de Naciones Unidas o de organismos similares.

Comunicación global

Gracias al desarrollo de la web y de las telecomunicaciones, es posible comunicarse de forma instantánea y eficiente, prácticamente desde cualquier parte del mundo.

La globalización de los mercados genera un mayor interés por la información y la actualidad mundial. Lo que ocurre en determinado punto del planeta puede tener repercusión en la economía o las relaciones internacionales.

Estímulo al turismo

La ampliación de rutas marítimas, aéreas y terrestres originadas por la globalización han impulsado el turismo en las últimas décadas.

Además, el fácil acceso a la información sobre el destino elegido, y la posibilidad de manejar dinero de forma digital contribuyen a la expansión de este fenómeno.

El turismo, a su vez, se convierte en una forma de apoyar a la economía local y de favorecer el intercambio cultural.

Ver también:

Desventajas de la globalización

La globalización, además de alianzas comerciales entre naciones y desplazamientos masivos de población, ha traído consigo algunos aspectos negativos que tienen un impacto directo en la vida de los ciudadanos

Aumento de prácticas intervencionistas

Los acuerdos o convenios internacionales entre países encierran el compromiso de respetar dichos acuerdos, pero también la posibilidad de que se apliquen sanciones o prácticas intervencionistas.

Este hecho puede poner en peligro la soberanía de los países, y además exponer a sus ciudadanos a las consecuencias de dichas prácticas.

Desaparición de la cultura local y la identidad nacional

En un mundo cada vez más multicultural, se hace palpable la pérdida de identidad, dando paso a la transculturación.

Si bien la diversidad cultural no es un hecho negativo en sí mismo, sí lo es la invisibilización o desaparición de manifestaciones culturales propias de la identidad de una nación.

Aquellas expresiones pertenecientes a culturas o grupos étnicos minoritarios tienden a desaparecer, siendo sustituidas o desplazadas por una cultura dominante, que generalmente es de origen foráneo.

Más preocupante aún es que este fenómeno esté siendo aprovechado por manifestaciones políticas radicales que, lejos de generar bienestar, contribuyen a generar división política y social.

Ver también Diferencia entre aculturación y transculturación.

Aumento de la brecha de desigualdad

La globalización trajo consigo la expansión del capitalismo, que impulsa una economía de libre mercado y un mínimo nivel de intervencionismo por parte del Estado.

La concentración de capitales en conglomerados empresariales de alcance global perjudica a las pequeñas y medianas empresas locales, y contribuye al aumento del desempleo en el mundo.

Además, las prácticas laborales propias del capitalismo han generado una precarización de las condiciones de trabajo y un declive en la calidad de vida de la población productiva.

Abaratamiento de la mano de obra por el desarrollo tecnológico

El uso de la tecnología con fines industriales ha contribuido a incrementar la producción de diversos rubros en todo el mundo, lo cual impulsa el desarrollo económico.

Sin embargo, el uso de tecnología a gran escala, especialmente en el ámbito agrícola, ha generado un declive en la cantidad y calidad de mano de obra local.

Deterioro ambiental a escala global

El aumento desmesurado de la producción de bienes de consumo genera una serie de problemas que inciden en el medio ambiente.

La utilización de químicos en la industria textil, los desechos plásticos y tecnológicos, o la deforestación para la explotación de la madera o el suelo, son solo algunos ejemplos.

Por otra parte, el aumento del turismo en lugares que antes eran poco conocidos ha generado daños graves en muchos ecosistemas, y en algunos casos irreparables.

Principales características de la globalización

  • Privatización de empresas del Estado, especialmente las dedicadas a la administración de los servicios públicos.
  • Industrialización de procesos, lo cual ayuda a masificar la producción y abarata los costos.
  • Estandarización de procesos y normas para que los productos y servicios sean funcionales en múltiples países.
  • Aumento del consumo, impulsado por una mayor producción de bienes.
  • Formación de alianzas comerciales entre países para formar bloques comerciales (Unión Europea, Mercosur).
  • Precarización de la mano de obra no calificada.
  • Comunicación más rápida y eficiente, lo que influye en la toma de decisiones económicas a gran escala.
  • Surgimiento de nuevos modelos de trabajo (empleos a distancia).