Venas y arterias


Una vena es un conducto o vaso sanguíneo cuya función es conducir la sangre desoxigenada de los capilares sanguíneos hacia el corazón. Una arteria es cada uno de los vasos que a través de los cuales fluye la sangre oxigenada desde el corazón hacia los capilares del cuerpo.

El sistema circulatorio está diseñado para cumplir con múltiples funciones, la principal es transportar la sangre por todo nuestro organismo con la ayuda de las venas y las arterias. A pesar de trabajar en un mismo proceso, éstas funcionan de manera diferente y presentan características únicas.

Los seres humanos tienen mayor cantidad de venas, localizadas en posiciones que varían dependiendo de la persona, a diferencia de las arterias.

En la circulación sistémica o mayor las arterias conducen sangre abundante en oxígeno y escasa en dióxido de carbono. Mientras que las venas conducen sangre abundante en dióxido de carbono y escasa en oxígeno, dirigida hacia los órganos encargados de desecharla ,como los pulmones, los riñones o el hígado.

Las venas y las arterias cuentan con tres capas que son la interna o íntima, la media o muscular y la externa o adventicia.

VenasArterias
DefiniciónConductos que transportan la sangre desde los capilares hasta el corazón.Vasos sanguíneos que conducen la sangre desde el corazón hacia el resto del cuerpo.
FuncionesConducir la sangre desoxigenada por el cuerpo.Transportar la sangre oxigenada.
Válvulas internasPresentes.Ausentes.
Estructura

Escasa capa muscular, sus paredes son más delgadas y superficiales.

Capa muscular más gruesa, resistente y flexible.

Características de la sangre

La sangre que transportan es de color oscuro debido a que no tiene oxígeno.

La sangre que circula en ellas es de un color más claro porque está oxigenada.
Representación gráficaSe utiliza el color azul para evitar confusiones con las arterias.Se representan con el color rojo.
Ejemplos
  • Yugular.
  • Cava superior e inferior.
  • Coronarias.
  • Subclavia.
  • Aorta.
  • Pulmonar.
  • Carótida.
  • Subclavia.

¿Qué son venas?

Las venas son los vasos sanguíneos de alta capacidad que llevan la sangre desoxigenada desde los capilares del cuerpo hasta el corazón. Esta sangre que se transporta es reoxigenada cuando pasa por los pulmones.

Las venas generalmente tienen formas más irregulares y un mayor tamaño que el de las arterias correspondientes, contienen aproximadamente 70% del volumen total de sangre. En contraposición, son de paredes más delgadas por lo que colapsan con más rapidez al presionarlas.

También hay venas, como las pulmonares, que contienen sangre oxigenada que es llevada al corazón y luego al resto del cuerpo gracias a las venas umbilicales y a la arteria aorta.

En la circulación pulmonar o circulación menor, las arterias transportan sangre escasa en oxígeno del corazón a los pulmones, y las venas pulmonares transportan la sangre oxigenada desde los pulmones hacia el corazón.

Tanto las muestras de sangre como el suministro de medicamentos y nutrientes se realiza a través de las venas.

Generalmente las venas se asocian con arterias del mismo nombre.

¿Qué son arterias?

Las arterias son los vasos que transportan sangre oxigenada desde el corazón hacia los capilares del cuerpo.

Las arterias son vasos sanguíneos de paredes más gruesas que las venas, por lo cual son más firmes. Ellas conducen la sangre que ha sido previamente oxigenada en los pulmones desde el corazón hacia los tejidos con una mayor presión durante la sístole.

Mientras más alejadas se encuentran las arterias del corazón, su capa va perdiendo sus fibras elásticas, y estas pasan de ser arterias elásticas a ser conocidas como arterias musculares o de distribución.

Como el corazón bombea la sangre en forma discontinua, después de que una arteria se distiende por el flujo transportado por la sístole ventricular, su naturaleza elástica crea una contracción de su pared, esto se conoce como presión diastólica. Este proceso permite el flujo ininterrumpido de la sangre hacia los tejidos, lo que no ocurre en la diástole ventricular.

Las funciones primordiales de las arterias son entregar oxígeno y nutrientes a todas las células, retirar tanto el dióxido de carbono como los productos de desecho y mantener el pH fisiológico.

Las arterias, al poseer la presión más elevada del sistema circulatorio, son quienes producen el pulso donde se refleja la actividad cardíaca.