Remitente y destinatario


Ever Arrieta
Ever Arrieta
Filósofo, historiador y traductor

A una persona o entidad que envía un correo físico o electrónico, un paquete o un mensaje, entre otros ítems, se le conoce como remitente.

Un destinatario, por otra parte, se refiere a la persona o entidad que recibe el envío realizado por remitente.

A nivel de comunicación, el remitente es el emisor del mensaje y el destinatario su receptor.

RemitenteDestinatario

Definición

Es aquella persona o entidad que envía algo a otra persona o entidad.

Es aquella persona o entidad que recibe algo de otra persona o entidad.

Identificación

El remitente puede ser anónimo.

El destinatario siempre se identifica.

Ubicación en un sobre de correo

Sobre la solapa, al reverso del sobre o en la esquina superior izquierda del anverso.

En el anverso, en la esquina inferior derecha o en el centro.

Ubicación en un correo electrónicoLa dirección de correo electrónico se coloca en el espacio “De:”.La dirección de correo electrónico se coloca en el espacio “Para:”.

¿Qué es un remitente?

El remitente es la persona o entidad que envía algo a un destinatario. Esto significa que un remitente no siempre se trata de una persona física, pudiendo ser una empresa, organización, servicio o institución educativa, entre otros.

Aquello que el remitente envía puede ser un documento, un texto escrito, por ejemplo, una carta o correo electrónico, así como también puede ser un paquete.

La palabra remitente proviene del latín remittentis, específicamente del participio activo del verbo remittere, el cual está compuesto del prefijo re- , que significa ‘de nuevo’, ‘otra vez’, ‘deshacer’, ‘ir de vuelta’, ‘hacia atrás’; y de mittere, que significa ‘enviar’. El sufijo -nte señala que alguien realiza la acción. Así, según su etimología, remitente se refiere la identificación o dirección (hacia atrás) de aquella persona que envía algo.

Generalmente, el remitente se hace explícito en el remite de un sobre físico o paquete, así como en el encabezado de un correo electrónico. Sin embargo, es posible que el remitente no siempre se identifique o sea anónimo.

En un correo electrónico, el remitente aparece en la zona marcada como “De:” (“From:”, en inglés). Además, dependiendo del tipo de correo, generalmente el remitente firma o se presenta al final del mismo. En todo caso, es común que el remitente se identifique, tanto en el cuerpo del correo electrónico como en el de una carta.

Además, es importante que el remitente coloque ciertos datos de contacto en el remite, ya que la carta o paquete podría no entregarse al destinatario y sería necesario enviarlo de vuelta al remitente.

El hecho de que el remitente se identifique no siempre es obligatorio, y depende del tipo de mensaje que se envíe. Sin embargo, su identificación es una formalidad que sirve para informar al destinatario sobre quién hizo el envío.

Los datos que comúnmente se incluyen en el sobre o paquete, cuando se envía una carta por correo físico, son:

  • Identificación del remitente (su nombre y apellidos).
  • Dirección completa, la cual podría incluir el nombre de la calle y el número de vivienda.
  • Código Postal.
  • La región, estado o provincia.
  • El país.

En un sobre que se envía por un servicio de correo físico, el remite con la información del remitente generalmente se coloca al dorso o reverso, sobre la solapa de cierre del mismo, o en el margen superior izquierdo del anverso del sobre (parte frontal). Cabe señalar que la disposición de estos datos dependerá del formato de la carta, o paquete, así como del tipo de envío.

¿Qué es un destinatario?

En un acto comunicativo, el destinatario es el receptor de un mensaje. Cuando se trata del envío de un documento, correo o paquete, el destinatario es la persona o entidad que recibe dicho envío.

La palabra destinatario proviene del latín destinare, y está compuesta por el prefijo de-, que significa ‘de arriba hacia abajo’; -stinare, que significa ‘estar firme’ o ‘estar fijo’; y del sufijo -ario, que significa ‘lugar’ o ‘pertenencia’. De esta forma, destinatario se refiere etimológicamente al movimiento (dirección) hacia el lugar específico donde se encuentra quien recibe algo.

A diferencia del remitente, que puede ser anónimo, cuando se trata del envío de una carta, documento o paquete físico, el destinatario siempre debe estar presente.

En un correo electrónico, el destinatario aparece en la zona que lee “Para:” (“To:”, en inglés). Como en el caso del remitente, es común que el destinatario se haga explícito en el cuerpo del correo electrónico.

Cuando se trata de un sobre o paquete de correo físico, se identifica al destinatario de la misma forma que el remitente. Así, se colocan los datos que identifican al destinatario, como su nombre y dirección completa.

En el caso del destinatario, los datos que generalmente se incluyen en el sobre o paquete físico, son los siguientes:

  • Identificación del destinatario (su nombre y apellidos).
  • Dirección completa, que puede incluir calle y número de vivienda.
  • Código postal.
  • Región, estado o provincia.
  • País.

Los datos del destinatario se colocan en el anverso o cara frontal del sobre, generalmente en la esquina inferior derecha o en el centro. Sin embargo, la disposición estos datos puede variar, según el formato del la carta y el tipo de envío.

Tratamiento al destinatario

El tratamiento que se da al destinatario depende de la relación existente entre este y el remitente, así como el tipo de correo o documento enviado y la razón del contacto.

En cuanto al título de cortesía, si se trata de un correo que se hace a alguien de confianza, como una amistad o un familiar, utilizar el primer nombre de la persona, o un título abreviado como “Sr.”, “Sra.”, “D.”, etc., puede ser suficiente en la mayoría de situaciones.

En el caso de un correo formal o de que se trate de un destinatario a quien no se conoce o con quien no se tenga una relación de confianza/familiaridad, es mejor que se dé un tratamiento también formal. Así, lo más apropiado sería utilizar un tratamiento de “Señor/a”, o la abreviatura del título profesional o académico de dicha persona.

Tratamiento del destinatario en el cuerpo del documento

Ya en el cuerpo del documento, carta o correo, los pronombres y el trato en el discurso también son importantes, cuando el remitente se refiere al destinatario.

Por ejemplo, el pronombre “tú” y el tuteo se reservan, generalmente, a destinatarios con quienes se mantiene una relación de confianza. El pronombre “usted” y el ustedeo son recomendables para situaciones en las que no se conoce al destinatario o hay una relación formal y de respeto con este.

Ever Arrieta
Ever Arrieta
Bachiller en Filosofía (2009) por la Universidad Nacional de Costa Rica; máster en Historia, Relaciones Internacionales y Cooperación (2013), en Traducción y Servicios Lingüísticos (2015) y en Multimedia (2017) por la Universidad de Oporto.