Tipos de migración


Migración es el desplazamiento geográfico que hace una persona o grupo de personas fuera de su lugar de origen con el fin de establecerse en un nuevo destino, bien sea de manera temporal o permanente.

Existen diferentes tipos de migración según factores como la permanencia en el lugar de destino, la situación legal del migrante, su edad, su intención de salir de su territorio, etc. A continuación describimos cada uno de estos tipos:

Según su destino

Migración interna o nacional

Son desplazamientos que se llevan a cabo dentro del territorio nacional. Este tipo de migración puede estar impulsada por motivos económicos (buscar mejores fuentes de empleo en otro pueblo o ciudad) o sociales (huir de la inseguridad y encontrar un destino más tranquilo). Por ejemplo, migrar de Ciudad de México a San Miguel de Allende.

Migración externa o internacional

Cuando el desplazamiento es fuera del país del migrante. En estos casos, suele imponerse una búsqueda de mejor calidad de vida en varios aspectos (mejores ingresos y calidad de vida) que suele estar disminuida en el país de origen, bien sea por razones políticas, económicas o sociales. Por ejemplo, un mexicano sale de su país hacia Canadá.

Según su duración

Migración temporal

Cuando un migrante se establece en su lugar de destino solo por un tiempo, y luego se desplaza a un lugar diferente o vuelve a su lugar de origen. La falta de adaptación o el hallazgo de un destino con mejores oportunidades suelen ser los principales motivos para este tipo de migración. Por ejemplo, migrar a Argentina por cuatro años y luego irse a España.

Migración permanente

Es cuando el migrante se establece en un nuevo lugar de manera definitiva. En estos casos, el migrante ha encontrado la estabilidad económica, profesional o personal que buscaba, o en última instancia ha logrado adaptarse y puede lidiar con los desafíos que impone la migración. Por ejemplo, un venezolano que llega a México y decide quedarse a vivir allí.

Según su carácter

tipos de migración, migración forzada, personas migrando en una embarcación

Migración voluntaria

Es cuando el migrante decide desplazarse por voluntad propia. Es lo que hacemos cuando queremos migrar y nos planificamos para realizar el viaje. Al ser una decisión propia, podemos gestionar la salida del territorio según nuestras necesidades. Por ejemplo, decidimos migrar a Europa en un plazo de un año y usamos este tiempo para ahorrar, elegir el país y la ciudad, sacar los documentos correspondientes, etc.

Migración forzada

Ocurre cuando el migrante debe salir de su territorio debido a situaciones externas, así no quiera hacerlo. Por ejemplo, en las guerras, muchas personas deben salir de forma apresurada y no planificada, aunque quieran quedarse en sus casas no pueden hacerlo porque sus vidas estarían en peligro. Otro ejemplos serían las catástrofes naturales, que obligan a las personas a abandonar sus hogares porque ya no son habitables.

Según la situación legal del migrante

Migración legal o regular

Se da cuando el migrante cumple con todos los requisitos legales para entrar en un nuevo país o territorio, lo cual le permite no solo el ingreso, sino su posterior inserción académica o laboral y usualmente le asegura su estadía de forma permantente Por ejemplo, tener pasaporte vigente o visa en caso de que aplique.

Migración ilegal o irregular

En este caso, el migrante no tiene los documentos necesarios para estar en el lugar de destino de forma legal, pero aún así logra entrar y permanecer en el territorio. Esto lo convierte en blanco de las autoridades migratorias, además le impide tener acceso a servicios básicos, empleo o educación. Un ejemplo son las personas que logran entrar a Estados Unidos sin documentación porque lograron burlar los controles en la frontera mexicana.

Según su origen y destino

Migración rural-urbana

Es el desplazamiento desde el campo o centros rurales hacia la ciudad. Usualmente, la búsqueda de empleos mejor remunerados suele ser una de las motivaciones principales, pero también puede ser por razones académicas. Por ejemplo, migrar desde un caserío de los llanos venezolanos hacia Caracas, la capital del país para estudiar en la universidad.

Migración urbana-rural

El migrante se desplaza desde una ciudad hacia el campo. Puede ser por razones de trabajo, por motivos económicos (en el interior del país los precios suelen ser más accesibles que la capital) o sociales (búsqueda de tranquilidad, mayor contacto con la naturaleza, etc.) Por ejemplo, alguien de Bogotá se va a vivir a Guanía, una zona que carece de vías terrestres y a la que solo se puede acceder a través de vías fluviales o aéreas.

Migración urbana-urbana

Son desplazamientos de una ciudad a otra, bien sea dentro o fuera del territorio. Los traslados laborales o por motivos académicos suelen estar vinculados a este tipo de migraciones. Por esta misma razón, en muchas ocasiones se trata de traslados temporales. Por ejemplo, migrar desde Buenos Aires a la ciudad de Córdoba para trabajar durante dos años en un proyecto laboral.

Migración rural-rural

Son desplazamientos entre zonas no urbanizadas. En muchas ocasiones, este tipo de migración está vinculada con la existencia de fuentes de trabajo temporales, por lo que el migrante cambia de destino cuando termina el trabajo, como por ejemplo los trabajadores del campo que se mudan de una zona a otra según la temporada de cosecha.

Según la edad de la población migrante

niños con hombre adulto frente al mar

Migración adulta

Son personas en edad económicamente productiva. En un grupo familiar, son los que suelen viajar primero, ya que asumen la responsabilidad de asegurar las necesidades básicas (fuente de ingresos, casa) para que el resto de los integrantes pueda llegar. Un ejemplo es una madre de familia que sale de su país para buscar mejores condiciones de vida para sus hijos.

Migración infantil

Es la población infantil que migra con sus familiares o responsables adultos, como los niños que se van con sus padres.

Migración de ancianos

Es la población mayor a 65 años. Usualmente, son personas que migran para reencontrarse con hijos o nietos que migraron primero, o porque hay una situación externa que los obliga a desplazarse, como una catástrofe natural, un conflicto político, etc.

Causas de la migración

La migración puede estar impulsada por causas políticas, económicas, bélicas o ecológicas. En muchas ocasiones, puede haber más de un factor involucrado.

  • Políticas: golpes de Estado, inestabilidad en la alternancia del poder, persecuciones a disidentes políticos, etc.
  • Económicas: hiperinflación, escasez de productos básicos, controles cambiarios, altos niveles de desempleo.
  • Bélicas: guerras entre países, conflictos entre guerrillas internas, guerras civiles, etc.
  • Ecológicas: desertización, temperaturas extremas, desaparición de las fuentes de agua o alimentos, entro otras.

Ver también Causas y consecuencias de la migración

Consecuencias de la migración

consecuencias de la migración, personas trabajando en el campo

Las consecuencias de la migración afectan tanto al lugar de origen como al lugar de destino. Las migraciones masivas, sobre todo, generan nuevas dinámicas económicas, políticas, sociales y culturales para ambas partes.

  • Económicas: aumento de la mano de obra en el país receptor y disminución de la fuerza de trabajo en el país de origen.
  • Políticas: cambios en las políticas migratorias, bien sea para flexibilizar o endurecer los requisitos de entrada y permanencia.
  • Sociales: redistribución de la población, mayor demanda de servicios públicos en el país receptor.
  • Culturales: intercambio cultural expresado en el lenguaje, la música, la gastronomía. Nuevos procesos de mestizaje.

Ver también:

Actualizado en