Prejuicios y estereotipos


Los prejuicios y estereotipos son ideas generalmente negativas que se tienen acerca de un grupo de personas.

La diferencia entre prejuicios y estereotipos es que los prejuicios son creencias que tenemos sobre una persona, basándonos solamente en el hecho de que pertenece a un grupo determinado, mientras que los estereotipos son las generalizaciones que hacemos sobre un grupo.

Tanto los prejuicios como los estereotipos pueden moldear las creencias individuales y colectivas y fomentar la discriminación en sus diversas manifestaciones (social, racial, de género, etc.). A su vez, los prejuicios y los estereotipos pueden ser de diferentes tipos según diversas variables (lingüísticas, sociales, de género, de edad, etc.).

Prejuicios Estereotipos
Definición Idea u opinión sobre una persona que conforma un grupo. Representaciones simplificadas sobre un grupo.
Aplicación Aplican a una persona. Aplican a un grupo.
Valoración Pueden ser positivos o negativos, pero generalmente son negativos. Pueden ser positivos o negativos, pero generalmente son negativos.
Componente

Emocional (ira, hostilidad, rechazo).

Cognitivo (ideas validadas con algunos datos).

Ejemplos "Esa persona no me genera confianza. Se ve que es muy pobre y en cualquier momento me roba algo." "Las personas pobres son todas delincuentes."

¿Qué es un prejuicio?

Un prejuicio es una idea preconcebida, bien sea positiva o negativa que se tiene sobre un individuo que forma parte de un grupo.Qué es un prejuicio

Los prejuicios, entonces, son concepciones individuales carentes de toda la información necesaria para tener una opinión objetiva. De allí que se trate de juicios sesgados y subjetivos sobre una persona o grupos de personas.

Además, los prejuicios tienen un componente afectivo o emocional, ya que orientan la conducta en función de aquello que se cree conocer. Como generalmente los prejuicios suelen ser negativos, el componente afectivo suele expresarse con hostilidad, desconfianza e incluso odio.

Por ejemplo, alguien está convencido de que las personas de cierta nacionalidad son estafadoras, aunque no tenga pruebas. Si llega a tener contacto con una persona de ese país, seguramente su comportamiento se tornará hostil, grosero o evitativo, para no ser “víctima” de una posible estafa.

Existen varios tipos de prejuicios, dependiendo de si están basados en el estrato social, el idioma, el género, la orientación sexual, etc.

Tipos de prejuicios

Prejuicios sociales

Son las ideas preconcebidas sobre una persona por pertenecer a una clase social determinada. Del mismo modo, la creencia de que una clase o estrato social es superior a otra es un prejuicio social llamado clasismo o prejuicio de clase. Los prejuicios sociales pueden ser en dos vías: el que está en un estrato considerado inferior puede tener sesgos contra quién está en un estrato superior.

Ejemplos: la creencia de que alguien próspero seguramente hizo fortuna de forma ilícita o ser hostil con una persona en condición de pobreza porque se asume que tiene intenciones delictivas.

Prejuicios lingüísticos

Es una creencia basada en la lengua (idioma) o variación lingüística que utiliza una persona. Un prejuicio lingüístico, entonces, es creer que porque alguien no habla de la misma forma que nosotros lo está haciendo mal, tiene algún problema de pronunciación o de aprendizaje. También lo es creer que existen lenguas mejores que otras, o más fáciles de hablar que otras.

Ejemplo: creer que una persona de nacionalidad argentina habla mal porque dice “remera” en vez de camiseta. Esa persona no está haciendo un mal uso de la lengua, está hablando de acuerdo a la variación lingüística del idioma español que existe en su país.

Prejuicios basados en discapacidades

Son las creencias sobre personas que tienen una condición de discapacidad, y que por lo general se expresan con actitudes de rechazo, bajo el supuesto de que son inferiores a una persona sin discapacidad.

Ejemplo: el rechazo o miedo hacia las personas con Síndrome de Down.

Prejuicios de género

Son los sesgos que existen con respecto a un género determinado. Este tipo de prejuicios atribuyen cualidades, actitudes,roles y expectativas a una persona exclusivamente en función de su género, sin considerar otras variables, con lo cual están limitando su campo de acción y sus potencialidades.

Ejemplo: asumir que el hombre tiene que llevar a cabo las tareas físicas porque la mujer no será capaz de hacerlo. En este caso, el sesgo es doble: se atribuye la cualidad de fortaleza solo al hombre, mientras que se asigna la cualidad de debilidad a la mujer.

Prejuicios basados en el origen étnico o la nacionalidad

Se trata de creencias arraigadas en la concepción de que una persona es "superior" o "inferior" porque pertenece a cierta cultura o nacionalidad. Cuando estos prejuicios son negativos, dan lugar al racismo y la xenofobia.

Ejemplos: asumir que los ingleses son puntuales y esperar esa cualidad de cualquier inglés. Por otro lado, creer que las personas afrodescendientes son criminales o podrían llegar a serlo es un prejuicio negativo bastante común.

Prejuicios religiosos

Son las ideas que tenemos sobre alguien debido a sus creencias religiosas. Es decir, las cualidades negativas que se le adjudican a los creyentes de una religión o culto se trasladan a una persona en particular solo porque comparte la misma creencia. Este tipo de prejuicios da lugar a diferentes formas de discriminación, como la islamofobia o el antisemitismo.

Ejemplo: la actitud de rechazo hacia un hombre musulmán porque se asume que tiene ideas fundamentalistas o radicales.

Prejuicios basados en la orientación sexual

Son las cualidades que se le atribuyen a alguien debido a su orientación sexual. Generalmente, estos sesgos son negativos y están dirigidos hacia la comunidad LGBTI, generando formas de discriminación como la homofobia, y limitando su acceso a derechos fundamentales, como el derecho al trabajo, la educación o la salud.

Ejemplo: el trato agresivo que muchas veces reciben las parejas del mismo sexo cuando tienen expresiones de cariño en lugares públicos.

Prejuicios basados en la edad

Son los juicios y expectativas asociadas a las personas en función de su edad. Aunque suele asociarse con la discriminación hacia las personas mayores, ya que es la forma de expresión más común, en realidad este tipo de prejuicios puede alcanzar a cualquier persona.

Ejemplos: la idea de que alguien es débil física o mentalmente o que es incompetente debido a su edad avanzada, o asumir que los jóvenes son rebeldes o inmaduros para asumir ciertas responsabilidades.

Qué es un estereotipo

Un estereotipo es una simplificación de las características de un grupo de personas, basadas en creencias generalizadas. Por lo general, los estereotipos se crean a partir de unas pocas cualidades (positivas o negativas) que un colectivo tiene en común, a partir de las cuales se establecen relaciones de semejanza con todos los individuos que pertenecen a ese grupo.

Los estereotipos son consensos colectivos, ya que se trata de representaciones compartidas por un gran número de personas (familia, comunidad, sociedad). Además, tienen un componente cognitivo, ya que dicho consenso se toma a partir de percepciones justificadas y racionalizadas.

Un ejemplo común de estereotipo es la representación mediática de los mexicanos vestidos como mariachis. El colectivo (la sociedad, los medios de comunicación) los estereotipa de esa forma porque se racionaliza la idea de que si el mariachi es algo autóctono de ese país, entonces toda la población puede ser identificada de esa manera.

Las simplificaciones que dan lugar a los estereotipos varían en función del tipo de grupo (social, lingüístico, étnico, religioso, etc.), de allí que existan varios tipos.

Tipos de estereotipos

Estereotipos sociales

Son las simplificaciones que se hacen sobre los estratos sociales. Estas simplificaciones suelen magnificar los posibles rasgos negativos de las clases sociales menos favorecidas y beneficiar a las clases sociales dominantes.

Ejemplo: la caricaturización de las personas en condición de pobreza, a las que se suele representar con la ropa rota o sucia, despeinados o sin dientes. Mientras que los estereotipos de los estratos más altos frecuentemente muestran personas jóvenes y atractivas.

Estereotipos lingüísticos

Son las generalizaciones que se hacen sobre un grupo, basadas en sus rasgos lingüísticos y casi siempre asociadas a un rasgo no lingüístico. Esto significa, vincular actitudes y comportamientos de un colectivo a la lengua (idioma) o variación de la lengua que hablen.

Ejemplo: las asociaciones que se hacen entre el idioma alemán y el carácter seco o poco afectivo de sus hablantes. Los sonidos que componen la lengua alemana pueden sonar complicados o "rudos" para quien no está familiarizado con ellos, y de allí surge la asociación.

Estereotipos basados en las discapacidades

Son las representaciones que se hacen con respecto a las personas con discapacidad. Estas generalizaciones no solo generan discriminación, sino que tienen una incidencia directa en la planificación de políticas que puedan garantizarles el acceso a sus derechos.

Ejemplos: imágenes o representaciones que las muestran como personas enfermas, inútiles, poco capaces, sin posibilidad de vincularse emocionalmente o violentas (en el caso de los pacientes psiquiátricos).

Estereotipos de género

Son el conjunto de generalizaciones que se hacen con respecto a un grupo según su género. En función de ello, se le asignan características, comportamientos, actitudes y expectativas que forman parte del imaginario social y que se utilizan para representarlos.

Ejemplos: las representaciones de la mujer como ama de casa o cuidadora, mientras que al hombre se le representa como una figura de autoridad, profesional y con fuerza física.

Estereotipos sobre la etnia o nacionalidad

Son las representaciones sobre un grupo en función de su origen étnico o nacionalidad. Estos consensos colectivos muchas veces incentivan el prejuicio, al promover la categorización de las personas según sus características fenotípicas o su lugar de origen.

Ejemplos: la representación de los españoles en los medios de comunicación como personas que bailan flamenco (en el caso de las mujeres) o que se visten de toreros (en el caso de los hombres).

Estereotipos religiosos

Son todas las generalizaciones con respecto a un grupo que profesa cierta religión o creencia. Esto da lugar a representaciones reduccionistas que usualmente, atribuyen cualidades negativas a los grupos religiosos minoritarios y cualidades positivas al grupo dominante.

Ejemplos: las representaciones de musulmanes como terroristas y de judíos como codiciosos o usureros.

Estereotipos sobre la orientación sexual

Son el conjunto de creencias sociales con respecto a cómo es un grupo según la orientación sexual de sus integrantes. En este caso, se categoriza al grupo en función de características como forma de vestir, de hablar, uso de ciertos colores, desempeño en ciertas profesiones u oficios, etc.

Ejemplo: la caricaturización en los medios de comunicación de hombres homosexuales, presentándolos con rasgos y actitudes femeninas, especialmente con fines humorísticos.

Estereotipos basados en la edad

Son todo el conjunto de percepciones sociales con respecto a las cualidades, actitudes y comportamientos esperados según el grupo etario. Y aunque los estereotipos de edad tienen representaciones en diferentes etapas vitales, en las sociedades occidentales las cualidades negativas suelen atribuirse casi siempre a la etapa de la vejez.

Ejemplo: las representaciones que muestran a las personas de la tercera edad en un rol pasivo, olvidadizas, débiles y en soledad.

Ver también:

Publicado en