Concepto y definición


Ever Arrieta
Ever Arrieta

Un concepto es la representación o imagen mental que se forma luego de abstraer y generalizar las cualidades que los objetos y fenómenos poseen en común.

La definición es el resultado del proceso mediante el cual se específica el significado de una unidad léxica (palabra, frase o un concepto) y se describen sus características con exactitud.

Concepto

Definición

Definición

Un concepto es una representación mental que se construye a partir de la categorización de cualidades comunes que se abstraen de los objetos.

La definición es el resultado del proceso mediante el cual se específica el significado de algo o se hace la descripción de las características de una unidad léxica.

Características

  • Se forma por la abstracción y generalización de las cualidades de los objetos.
  • Es referencial, existe un objeto material o inmaterial al cual se refiere.
  • Es importante para adquirir conocimiento y aprender.
  • Construir conceptos es una habilidad humana.
  • Es dinámico, cambia con la experiencia y comprensión de la realidad.
  • Especifica un significado de una unidad léxica.
  • Es concisa y breve.
  • Es objetiva.
  • La palabra a definir no se repite en la definición.
  • No se define a partir de negativos.

Clasificación

  • Por extensión: universal, particular, singular.
  • Por comprensión: simple, compuesto, concreto, abstracto.
  • Por perfección: claro, distinto, preciso o exacto.

Puede ser léxica, intensional, extensional, ostensiva, estipulativa, etc.

EjemploPerro: un animal fiel de cuatro patas.Perro: mamífero cuadrúpedo domesticado que pertenece a la familia de los canidos.

¿Qué es un concepto?

Un concepto es la representación o imagen mental que se forma luego de abstraer y generalizar las cualidades que los objetos y fenómenos poseen en común.

Este proceso de abstracción y generalización permite categorizar objetos, gracias a sus cualidades comunes. La formación de conceptos ayuda en el desarrollo del conocimiento del mundo en los seres humanos.

La palabra concepto proviene del latín concipere, y significa ‘tomar dentro de’ y ‘mantener’, así como la acción de ‘concebir’ (aquello que es concebido luego de que se realiza una acción). Por lo que un concepto es algo que se constituye y nace en la mente.

Se considera que un concepto es referencial. Esto significa que siempre se tiene un concepto de algo, ya sea concreto, como una persona u objeto material, o abstracto, como una emoción.

Características de un concepto

  • Se forma por la abstracción y generalización de las cualidades de los objetos.
  • Existe un referente (objeto) material o inmaterial del cual se abstraen cualidades.
  • Tienen un rol importante en el proceso de aprendizaje, ya que permiten conocer el mundo.
  • Posee una extensión (los objetos que forman parte de este) y una comprensión (cualidades o características que posee el concepto).
  • La formación de conceptos es una habilidad humana.
  • Es dinámico, cambia con la experiencia y comprensión de la realidad.

Naturaleza de los conceptos

Los conceptos han sido entendidos como abstracciones que se hacen luego de experimentar un objeto (a posteriori), o de tomar cualidades comunes de una idea, y observar esta cualidad en otros objetos.

Por ejemplo, una “ciudad” posee cualidades comunes que se encuentran en lugares como “Madrid”, “Guadalajara” o “Los Ángeles”.

Igualmente, se han entendido como abstracciones que nacen en la mente sin necesidad de la experiencia (a priori). Por ejemplo, según Immanuel Kant (1724-1804), existen conceptos o categorías del entendimiento que se encuentran en la mente y que permiten que el mundo pueda conocerse.

Otras formas de entender los conceptos han sido las de asociarlos con definiciones, como prototipos de una categoría, o como las ideas y esencias reales de los objetos, entre otras.

Propiedades de un concepto

Una propiedad de un concepto es su extensión, que se compone de todos los objetos que poseen las características a las que un concepto se refiere. Por ejemplo, el concepto de “perro” se extiende a todas las razas de perros existentes.

Otra propiedad que posee un concepto es su comprensión, que se compone de las características necesarias y específicas que un concepto posee. Por ejemplo, el concepto de “perro” implica que este posee cualidades como las de ser un “animal”, un “cuadrúpedo”, un “ser vivo”, "ser fiel", etc.

Formación de un concepto

Existen debates y perspectivas diferentes sobre cómo se forma un concepto. Sin embargo, una manera general y simple de entender su formación es mediante el proceso de aprendizaje:

  1. Se percibe una realidad concreta (observar que una naranja es redonda);
  2. Se hace una abstracción de aquellas cualidades o atributos similares que son experimentados en objetos particulares (la redondez y el color de la naranja);
  3. Se categorizan objetos que poseen las mismas cualidades (otras naranjas tienen la cualidad de ser redondas y poseen un color similar);
  4. Se generalizan las cualidades comunes que los objetos categorizados presentan (considerar que las naranjas son redondas y tienen un color parecido).

En este caso, un concepto es constituido cuando se parte de una percepción y se hace una abstracción de aquellas cualidades o atributos que son experimentados en objetos particulares. Después se categorizan las objetos que poseen las mismas cualidades. Finalmente, se generalizan las cualidades a otros objetos que pertenecen a esta categoría.

Poder establecer grupos diferenciados de objetos implica que los seres humanos tienen la capacidad de razonar, identificar y diferenciar entre las cualidades que los objetos poseen.

Formación de conceptos y seres humanos

Los conceptos son resultado del contacto que el ser humano tiene con el mundo (material o inmaterial). A través de los sentidos, se obtiene información sobre cómo es la realidad y sus atributos. La mente procesa esta información y la categoriza. En el caso de los animales, algunos pueden mostrar cierta capacidad para formar conceptos, pero muy poco desarrollada.

La principal forma en que las personas expresan y comparten los conceptos que han aprendido es a través del lenguaje. Los conceptos generalmente se expresan con las palabras (unidades léxicas), sin embargo, las palabras no son los conceptos que expresan.

Por ejemplo, cuando se piensa en la cualidad de ser “fieles” que tienen los perros con sus dueños, el grado de validez de este concepto está relacionado con lo que se observa en la realidad concreta.

Por otro lado, también puede tenerse el concepto de algo en la mente, sin que se tengan palabras para expresarlo.

Además, si se piensa en ideas abstractas como la “bondad”, es porque diferentes comportamientos que se experimentan (se observan en las personas) se asocian forma tal que conforman ese concepto.

Conceptos y aprendizaje

Los conceptos son importantes para obtener conocimiento y también cumplen un rol clave en el proceso de aprendizaje. Esto se debe a que permiten desarrollar la memoria, construir razonamientos para tomar decisiones, y el propio acto de poder generalizar (inferir), entre otras cosas.

De la misma forma, durante el proceso de aprendizaje, la capacidad de establecer categorías es puesta a prueba constantemente.

Así como el conocimiento, los conceptos son dinámicos. La realidad conocida se transforma, y con ella también se transforma la experiencia acumulada y la información adquirida. Los propios conceptos son capaces de cambiar otros conceptos con los que se relacionan.

¿Qué es una definición?

La definición es el resultado del proceso mediante el cual se específica el significado de una unidad léxica (palabra, frase o un concepto), y se describen sus características con exactitud. Tiene por objetivo aclarar y diferenciar las características particulares de un objeto, sea este concreto o abstracto, material o inmaterial.

La palabra definición proviene del latín definitionem, que significa ‘prescripción’, ‘límite’, ‘explicación’, y que, a su vez, proviene del vocablo definire, que significa ‘limitar’ y ‘explicar’. Es decir, con la definición se delimita y especifica alguna cosa.

Características de una definición

  • Especifica un significado de una unidad léxica.
  • Es concisa y breve.
  • Es objetiva.
  • La palabra a definir no se repite en la definición.
  • No se define a partir de negativos.
  • Consiste en un definiendum (palabra o término a definir) y un definiens (parte que define a la palabra o término).
  • Puede ser léxica (como la del diccionario), intensional (especifica características de lo que define), extensional (enlista objetos que entran en la definición), ostensiva (definir usando ejemplos), etc.

Partes de una definición

La unidad léxica que será definida se conoce como definiendum, mientras que aquello que la define se conoce como el definiens.

Por ejemplo, si se considera la definición “una mascota es un animal de compañía”, la palabra “mascota” es el definiendum, mientras que la frase “animal de compañía” es el definiens.

Reglas de una definición

Al especificarse un significado, lo que se intenta es aclararlo. El objetivo es que la definición sea simple, por lo que se debe enfocarse solo en aquello que está definiendo y sus características.

Además, como una definición se utiliza para especificar lo que algo significa, o para hacer una descripción, esta debe ser concisa, breve, y lo más objetiva posible.

Al definir, no se utiliza la misma unidad léxica. Por ejemplo, es incorrecto decir que “un padre es todo aquel varón o macho que es el padre de sus hijos”.

Finalmente, una definición no utiliza negativos para definir algo. Por ejemplo, decir que “un hombre no es un vegetal” no aclara ni especifica qué es un "hombre".

Tipos de definición

Existen diferentes formas de organizar o tipificar una definición. A continuación, se presentan algunos de estos tipos.

Definición léxica

Una definición léxica es el tipo de definición que se encuentra en diccionarios de aquellas unidades léxicas, como palabras, frases, términos, etc., que son empleadas en el lenguaje natural (el lenguaje que utilizan las personas para comunicarse).

Estas están basadas en el uso cotidiano del lenguaje, por lo que son usadas para especificar el significado de las cosas. Esto implica que sean prácticas, descriptivas y generales, ya que su objetivo es que sean comprendidas por una gran audiencia.

Definición intensional y extencional

Una definición intensional se refiere a la especificación de las características o atributos necesarios y suficientes que un objeto debe poseer para formar parte de una definición. Este tipo de definición es una de las más comunes.

En este caso, es necesario que las características sean claras y ya hayan sido establecidas, para comprender qué significan y saber cuáles objetos las poseen.

Una definición extensional se refiere a la extensión que un concepto o término posee, en relación a todos los objetos que son definidos por dicho concepto o término. Es decir, se enlistan aquellos objetos que entran en la definición de un concepto.

Por ejemplo, un “collie”, un “cocker”, un “pitbull” y un “bulldog” son animales miembros del grupo de los “perros”.

Una dificultad con este tipo de definiciones es que, en muchos casos, todos los miembros que pertenecen a un concepto o término no pueden ser enumerados.

Definición ostensiva

Una definición ostensiva es básicamente cuando se utilizan ejemplos para definir algo. Es decir, se utiliza un referente que sirve como apoyo para dar una definición. Por ejemplo, para definir “verde”, se señala una imagen de una hoja de un árbol, un pepino o un aguacate.

Este tipo de definición se utiliza comúnmente con los niños durante su período de aprendizaje a temprana edad. También es útil si los términos o conceptos son abstractos (colores, por ejemplo), y es difícil definirlos recurriendo a una descripción, por lo que utilizar un ejemplo resulta más fácil.

Definición estipulativa

Una definición estipulativa se utiliza cuando se aplica un significado a una palabra diferente del que esta ya posee (es decir, diferente de su definición léxica).

Este tipo de definición es utilizado en contextos específicos, en los cuales hay una especie acuerdo entre las personas que la utilizan.

Por ejemplo, una definición estipulativa se da cuando alguien menciona en un debate político que se entenderá por “izquierda a todos aquellos partidos políticos que no aprueban el libre comercio”.

Este tipo de definición es connotativa (se refiere a algo particular de ese contexto y es subjetiva).

Ever Arrieta
Ever Arrieta
Bachiller en filosofía (2009) por la Universidad Nacional de Costa Rica; y máster en historia, relaciones internacionales y cooperación (2013), en traducción y servicios lingüísticos (2015) y en multimedia (2017) por la Universidad de Oporto.