Acoso, agresión y abuso sexual


El acoso sexual es aquel comportamiento en el que una persona realiza avances no deseados de naturaleza sexual hacia otra persona. Se puede presentar en el contexto laboral, educativo, así como en la calle o espacios públicos.

Una agresión sexual es aquella acción de naturaleza sexual en contra de una persona, sin su consentimiento, en la que exista contacto físico y se haga uso de la fuerza, violencia física, amenazas o intimidaciones. La agresión sexual es considerada delito grave en muchas jurisdicciones.

Por su parte, el abuso sexual es una acción o conducta de naturaleza sexual en contra de la libertad sexual de una persona que es incapaz de consentirla, en la que no se emplea violencia física o intimidación directas. Las víctimas son en su mayoría menores de edad, por lo que también es considerada un delito grave en muchos países.

La forma de interpretar legalmente cada uno de estos comportamientos varía ligeramente de país en país. Sin embargo, el acoso, agresión y abuso sexual son generalmente considerados formas de violencia sexual, en donde nunca hay consentimiento de parte de las víctimas.

A pesar de que cualquier persona puede ser víctima de violencia sexual, en la gran mayoría de los casos las víctimas son mujeres o menores de edad, mientras que los agresores suelen ser hombres o personas mayores que las víctimas.

Acoso sexual

Agresión sexual

Abuso sexual

Definición

Es el acto de realizar avances, contacto físico o pedir favores de naturaleza sexual no deseados, de forma verbal, no verbal y física.

Es una acción que envuelve el contacto sexual no consentido por medio de la fuerza, violencia física o amenaza.

Es el acto de naturaleza sexual dirigido en contra de una persona sin su consentimiento, en el que no se emplea la violencia física o la intimidación directa.

Características

  • No existe consentimiento por parte de la víctima.
  • Crea un ambiente hostil para la víctima.
  • Es común en ambientes laborales, académicos y lugares públicos.
  • Se manifiesta físicamente, verbalmente y gestualmente.
  • No existe consentimiento por parte de la víctima.
  • Hay contacto físico con la víctima.
  • Hay uso de la fuerza o amenaza.
  • Puede darse en cualquier espacio, público o privado.
  • La víctima es incapaz de dar su consentimiento.
  • Los menores de edad son las principales víctimas.
  • El acosador utiliza la manipulación, la persuasión y control contra las víctimas.
  • Generalmente ocurre en un contexto privado, familiar o de confianza para la víctima.

Perpetradores

Pueden ser conocidos o desconocidos, en su mayoría hombres.

Familiares, conocidos y desconocidos, en su mayoría hombres.

Generalmente se trata de familiares y conocidos, en su mayoría hombres y personas mayores a la víctima.

Principales víctimas

En su mayoría son mujeres adultas y adolescentes.

Generalmente mujeres de todas las edades.

En su mayoría son niñas y niños, así como adolescentes.
Ejemplos Una persona hace gestos obscenos y usa lenguaje lascivo dirigidos hacia otra persona cuando esta camina por la calle, sin que esta los haya solicitado. Tomar por la fuerza a una persona en contra de su voluntad y cometer un acto sexual. Manipular a un niño para que observe material pornográfico.

¿Qué es el acoso sexual?

El acoso sexual se define como cualquier comportamiento en el que hay avances sexuales no consentidos a nivel físico, verbal o no verbal (gestos), por parte de una persona en contra de otra persona.

Este tipo de acoso incluye el pedido de favores sexuales y crea un contexto social hostil para la víctima, quien puede sentirse amenazada por rechazar dichos avances.

El acoso es un comportamiento agresivo, en el cual el acosador intimida o ataca constantemente a la víctima, con el fin de intimidar, controlar o provocar daño. El acosador hace insinuaciones, amenaza, chantajea, hace aproximaciones físicas indeseadas, con la intención de obtener favores sexuales.

Tanto la Organización de las Naciones Unidas (ONU), como la Unión Europea, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y otras organizaciones internacionales consideran al acoso sexual como una forma de discriminación sexual que afecta especialmente a las mujeres.

De esta forma, aquellos Estados que formen parte de estas organizaciones internacionales y sus diversos acuerdos, buscan eliminar el acoso en todas sus formas.

Aprende más sobre la Diferencia entre acoso y bullying.

Características del acoso sexual

  • Es una conducta sexual por parte de una persona hacia otra sin su consentimiento.
  • Crea un ambiente o contexto hostil y amenazador para la víctima.
  • Es constante y se repite en el tiempo.
  • Es más común que las víctimas sean mujeres y los acosadores sean hombres.
  • Es considerado una forma de discriminación sexual.
  • Se manifiesta físicamente, verbalmente y a través de gestos.
  • Puede provocar daños psicológicos permanentes, padecimientos físicos y problemas sociales a la víctima.

Acoso quid pro quo

El término acoso quid pro quo se refiere a un tipo de acoso en el cual existe una jerarquía entre acosador y víctima. Este tipo de acoso sexual se asocia generalmente al ambiente laboral (aunque puede darse en cualquier contexto en el que exista una posición de poder de una de las partes, por ejemplo, profesor y estudiante).

La expresión quid pro quo proviene del latín y significa ‘esto a cambio de eso’. De esta forma, el acoso quid pro quo se refiere a un tipo de acoso que implica el uso del chantaje.

En este tipo particular de acoso sexual, quien está en una posición de poder pide favores y utiliza la coerción en contra de la víctima. Por ejemplo, cuando una secretaria siente que su trabajo está en juego o que puede sufrir algún problema de no consentir el comportamiento sexual de su jefe.

Ejemplos de acoso sexual

  • Piropos e insinuaciones sexuales.
  • Insistir en mantener conversaciones de naturaleza sexual.
  • Chantaje emocional.
  • Inmiscuirse en la vida sexual de una persona.
  • Miradas o gestos con connotaciones sexuales.
  • Llamadas, envío de mensajes, cartas, y cualquier otro contacto sin consentimiento.
  • Diferentes formas de asedio.
  • Abrazos, besos, roces y cualquier contacto físico en un contexto social que no es recíproco ni deseado.
  • Uso de la fuerza física para mantener contacto físico.

¿Qué es una agresión sexual?

La agresión sexual se refiere a la acción en contra de la libertad sexual de una persona que conlleve el contacto físico, mediante el uso de la fuerza, violencia física, amenaza o intimidación.

Este tipo de acción implica que existe un contacto físico con la víctima sin su consentimiento. La forma por la cual se da la agresión sexual puede ser violenta o a través de chantaje o amenazas.

Igualmente, como delito, y dependiendo de la jurisdicción, se considera si en el contacto hay cualquier tipo de penetración de miembros corporales u objetos (incluso si la víctima es hombre y la agresora una mujer). En este caso, a esta agresión sexual se le considera como un crimen de violación.

La gran mayoría de las víctimas de agresión sexual son mujeres. Sin embargo, aun si es en menor número, los hombres también pueden ser y son víctimas de agresiones sexuales.

Características de una agresión sexual

  • Implica un contacto físico.
  • Puede darse de forma violenta o a través de amenazas e intimidación.
  • La mayoría de las víctimas son mujeres, aunque los hombres también puede ser víctimas.
  • Es una de las formas de violencia sexual más graves.
  • El agresor puede ser una persona cercana o no a la víctima.
  • La violación sexual (física) es la forma de agresión sexual más grave.
  • Puede provocar daños psicológicos permanentes, padecimientos físicos y problemas sociales a la víctima.

Ejemplos de agresión sexual

  • Realizar cualquier tipo de contacto sexual no consentido por la persona.
  • Tocar por la fuerza a una persona en sus partes genitales.
  • Cuando el agresor obliga a una persona a que toque sus partes genitales.
  • Amenazar y chantajear a la víctima para que realice actos sexuales.
  • Cuando una persona mantiene contacto sexual físico con otra persona que no es capaz de consentirlo.
  • Forzar a una persona a mantener el coito en contra de su voluntad.

¿Qué es el abuso sexual?

De forma general, se puede considerar al abuso sexual como aquella acción o comportamiento sexual en contra de una persona y sin su consentimiento, en el que no hay uso de la violencia física o intimidación.

De entre la población general, las personas menores de edad (niños, niñas y adolescentes) son especialmente vulnerables porque no pueden consentir este tipo de comportamientos y actos. Es común que el abusador utilice diferentes tácticas como, por ejemplo, la manipulación y el engaño, con el fin de manipular a las víctimas.

Otras víctimas del abuso sexual pueden ser personas con alguna discapacidad física o mental, ya que, en muchos casos, a estas no les es posible brindar consentimiento. Igualmente, personas bajo la influencia del alcohol y otras drogas que son incapaces de consentir, pueden llegar a ser víctimas de abuso sexual.

El abuso implica el mal uso de un objeto, elemento, posición de poder, etc., de forma tal que la acción provoca algún daño a algo o a alguien. Así, el abuso supone un desequilibrio poder dentro de una relación (familiar, de compañeros, de trabajo).

En este tipo de acto, la víctima se encuentra imposibilitada para expresar su consentimiento, por encontrarse en un estado de salud, físico o mental que la incapacita para hacerlo. Asimismo, también ocurre cuando la víctima siente que no puede negarse a tomar parte en un acto sexual, directa o indirectamente (forzada a ser testigo de un acto sexual).

Es importante señalar que la definición de abuso sexual varía según la legislación de cada Estado y de diferentes organizaciones. Por ejemplo, es posible que el abuso sexual también se interprete o defina como un acto en el cual hay presencia de violencia física. Es por esto que se recomienda siempre revisar la legislación pertinente para casos específicos.

Características del abuso sexual

  • La víctima no tiene la capacidad de comprender lo que sucede o de dar su consentimiento.
  • Es un acto en el que es común el uso de tácticas de manipulación o control.
  • Dependiendo de la jurisdicción, se considera que no hay presencia violencia física (uso de la fuerza).
  • Niñas, niños y adolescentes son las principales víctimas de este tipo de violencia sexual.
  • Personas con discapacidad física o mental también son víctimas comunes, así como personas bajo la influencia (provocada o no) de ciertas drogas o el alcohol.
  • Puede provocar daños psicológicos permanentes, padecimientos físicos y problemas sociales en la víctima.

Abuso sexual infantil

Cuando se trata de abuso sexual como delito, cada Estado define el acto y su naturaleza de forma relativamente diferente. Sin embargo, un factor común es que los delitos tipificados como “abuso sexual” incluyan actos sexuales en donde las principales víctimas son menores de edad.

Las y los menores de edad son particularmente vulnerables porque no son capaces de comprender la situación, ni el abuso al que están siendo objeto. Estos actos producen en las victimas problemas psicológicos graves.

Organizaciones como el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF, por sus siglas en inglés) afirman que el abuso sexual en contra de menores es una de las formas más graves de violencia en contra de la niñez.

Según la UNICEF, uno de los grandes problemas para detectar este tipo de abuso es que las víctimas muchas veces no saben comunicarlo, sufren coerción, tienen miedo o son manipulados para mantener silencio. Además, muchas veces no es posible identificar físicamente las señales del mismo.

Familiares y personas cercanas a la víctima conforman la mayoría de abusadores. Asimismo, estos abusadores son generalmente hombres y de mayor edad que las víctimas. En el caso de las víctimas, estas son en su mayoría mujeres, niñas y adolescentes.

Sin embargo, no todos los abusadores son adultos. A pesar de ser mayores a las víctimas, una parte considerable de los abusadores son menores de edad.

En el momento en que se hace uso de la fuerza o violencia física en una situación de abuso sexual, esto es considerado una circunstancia agravante para la aplicación de una pena en la mayoría de jurisdicciones.

Ejemplos de abuso sexual

  • Tocar y manosear a una persona incapaz de consentirlo en sus partes genitales.
  • Penetrar con cualquier parte del cuerpo u objeto los genitales de una persona.
  • Instar cualquier tipo de contacto físico genital, sobre la piel o vestimenta.
  • Usar a una persona sin su consentimiento como objeto para producir material pornográfico.
  • Utilizar lenguaje o conversar sobre temas inapropiados con fines sexuales.
  • Mantener cualquier tipo de relación sexual no consentida con una persona.

Violencia sexual

La Organización Mundial de la Salud, en el Informe Mundial sobre Violencia y Salud (2002) define a la violencia sexual como:

“Todo acto sexual, la tentativa de consumar un acto sexual, los comentarios o insinuaciones sexuales no deseados, o las acciones para comercializar o utilizar de cualquier otro modo la sexualidad de una persona mediante coacción por otra persona, independientemente de la relación de esta con la víctima, en cualquier ámbito, incluidos el hogar y el lugar de trabajo.”

Así, el acoso, el abuso y las agresiones sexuales son formas de violencia sexual. Además, estas no son excluyentes entre sí, ocurriendo transversalmente. Esto significa que puede haber una situación de abuso sexual que termine en un acto de agresión sexual. De la misma forma que en un ambiente hostil creado por el acoso, las posibilidades de una agresión sexual aumentan.

La relación entre la víctima y quien causa la violencia sexual puede ser horizontal (entre compañeros de trabajo o estudio), descendente (una persona mayor y una menor de edad) o ascendente (un subordinado y una figura de autoridad).

Diferentes organizaciones internacionales (ONU, OIT, UNICEF), así como iniciativas públicas, privadas y de la sociedad civil luchan constantemente para eliminar la violencia sexual en todas sus formas.

Formas de violencia sexual

  • Verbal: usar lenguaje lascivo o sexualizado.
  • No verbal: gestos lascivos, violar la intimidad de la víctima, exhibicionismo, voyerismo.
  • Física: manosear, instigar a la víctima a mantener relaciones sexuales o realizar actos sexualizados, proxenetismo, violación.

¿Quiénes cometen violencia sexual?

  • Familiares: padre, madre, hermanos/as, primos/as, etc.
  • Pareja sentimental: esposo/a, novio/a.
  • Personas cercanas, amigos y amigas.
  • Conocidos: colegas de trabajo, personas con quienes se comparten espacios comunes con frecuencia.
  • Desconocidos: personas en la calle o lugares públicos.

¿Quiénes son las víctimas de violencia sexual?

En su gran mayoría suelen ser mujeres y menores de edad. Sin embargo, los hombres también pueden ser víctimas de violencia sexual. Las víctimas generalmente se caracterizan por encontrarse en una relación en la que hay un desequilibrio de poder, o porque quien ejerce la violencia sexual considera que tiene poder sobre la víctima, o que esta carece de autodeterminación.

Este tipo de relación puede ser del tipo empleada/jefe, estudiante/profesor, hija/padre, entre otras.

Consecuencias de la violencia sexual

  • Problemas de salud física: infecciones de transmisión sexual, embarazos no planeados, embarazo infantil, abortos, traumas físicos.
  • Problemas de salud mental: Depresión, problemas de socialización, traumas psicológicos, tendencias suicidas, ansiedad.
  • Consecuencias mortales: suicidio, muerte durante el acto violento, por enfermedad transmitida (sida), durante la maternidad no deseada.