Derechos y obligaciones


Los derechos y obligaciones son un conjunto de normas creadas para fomentar la convivencia social y las relaciones entre los ciudadanos y las instituciones.

Los derechos son las libertades o beneficios de los ciudadanos o grupo de personas y generalmente deben ser provistas por el Estado. Mientras que las obligaciones son los compromisos o responsabilidades que adquieren los ciudadanos en el ejercicio de sus derechos. Esto quiere decir que no existen derechos sin responsabilidades, y viceversa.

Derechos de los ciudadanos

Los derechos y obligaciones de las personas pueden variar según la constitución y las leyes de cada país. Sin embargo, existe una serie de derechos fundamentales que deben ser garantizados por todos los Estados y que están asentados en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, un documento divulgado por primera vez en la Asamblea General de Naciones Unidas, celebrada en 1948, después de la Segunda Guerra Mundial.

En ese sentido, estos son los derechos fundamentales más importantes:

Derecho a la vida

Todos los ciudadanos tienen derecho a la vida, y este derecho se materializará de diferentes maneras según las leyes de cada país. Sin embargo, en términos generales los Estados están obligados a procurar todos los mecanismos necesarios para que este derecho sea protegido.

Esto incluye mecanismos legales, protección contra enfermedades a través de mecanismos de salud pública, atención médica a las mujeres gestantes, etc, medidas de tipo social para la protección de personas e infantes en situación de vulnerabilidad, etc.

Derecho a la libertad de expresión

Toda persona tiene derecho a expresar sus opiniones e ideas libremente, siempre y cuando la expresión de este derecho no vulnere los derechos de otros, no sean difamados ni sea expuesta su vida privada o su reputación.

Aunque el ejercicio de este derecho debería darse por sentado en todos los países, la realidad es que en muchos de ellos (especialmente en los que afrontan regímenes autoritarios) no solo no se cumple, sino que se coacciona a los ciudadanos para que eviten expresar sus ideas con libertad, especialmente si son contrarias

Derecho a la libre asociación

Todo ciudadano tiene derecho a asociarse libremente con terceros, siempre y cuando se haga de forma legal, respetando las normas establecidas por cada país para estos casos.

Este derecho es especialmente útil en actividades económicas, ya que pueden generan un impacto positivo en la economía local, regional o global, beneficiando de forma directa o indirecta a otras personas.

Derecho a la educación

Todas las personas tienen derecho a tener acceso al sistema educativo. Para ello, cada Estado debe procurar los medios pertinentes para lograrlo, entiendo que este derecho se expresa en la incoporación de los ciudadanos a la educación primaria gratuita y obligatoria, a la educación secundaria accesibe y a una educación superior equitativa (es decir, que cualquier persona que reúna los requisitos académicos necesarios pueda tener acceso).

Derecho a la salud

Este derecho se expresa en la obligación de los Estados de procurar un sistema de salud pública gratuita y de calidad para sus ciudadanos, y que estos puedan tener acceso sin discriminación.

El derecho a la salud debe ser de carácter preventivo en una primera instancia; esto ayuda a garantizar mejores condiciones de vida y una menor incidencia de enfermedades en la población.

Derecho al voto

Los ciudados tienen derecho al voto universal y secreto para escoger a sus gobernates, bien sea en instancias locales o nacionales.

Sin embargo, en la práctica este derecho sigue estando limitado para muchas mujeres en diversos países del mundo, lo cual representa un importante desafío para la evolución social.

La restricción de este derecho puede estar expresada de forma directa, como en Arabia Saudí, donde las mujeres no pueden votar. Mientras que en otros países la situación está más velada, ya que si bien la mujer no tiene prohibición de ejercer su derecho al sufragio, existen mecanismos que se lo impiden, como en el Líbano, en el que las mujeres deben tener un certificado de aprobación de la educación primaria para poder votar, mientras que los hombres no necesitan cumplir con ese requisito.

Derecho a la libre circulación

Cualquier persona tiene derecho a transitar libremente en el territorio del cual son ciudadanos, y pueden desplazarse hacia otros territorios siempre y cuando cumplan con los estamentos legales vigentes en los países donde se desplacen.

Por su parte, cada Estado es libre de establecer los mecanismos que considere para limitar el libre tránsito en situaciones que así lo ameriten (alteración del orden público, catástrofes naturales, etc.).

Derecho al trabajo

Los Estados deben promover medidas que estimulen la activación de la economía a través de la creación de empleos.

Por otra parte, es también responsabilidad de los Estados establecer medidas de protección para los trabajadores, tanto para garantizar su acceso al sistema económico a través del empleo, como para que reciba un trato justo que le permita desempeñar su labor y contribuir con la sociedad.

Derecho a la vivienda

Toda persona tiene derecho a una vivienda digna que le proporcione las condiciones básicas para su desarrollo bio psico social.

Los Estados deben garantizar este derecho a través de la ejecución de medidas que permitan que los ciudadanos puedan tener acceso a una vivienda, bien sea a través de iniciativas públicas, privadas o mixtas (viviendas de interés social, microcréditos, etc.).

Derecho a la propiedad privada

Los ciudadanos tienen derecho adquirir propiedades a su nombre, bien sea como personas naturales o jurídicas, siempre y cuando se haga dentro del marco legal de cada país.

Ver también Derechos humanos y garantías individuales.

Obligaciones de los ciudadanos

La adquisión de derechos implica también una serie de responsabilidades que deben ser cumplidas. Si bien estas obligaciones ciudadanas también varían en cada país, estas son algunas que son comunes en muchas legislaciones vigentes.

Defender la constitución y las leyes

Todos los ciudadanos deben respetar y defender la constitución de su país y contribuir a la convivencia social acatando las leyes correspondientes.

Defender su territorio en caso de conflicto armado

En algunos países, es obligatorio prestar servicio militar, así como la participación ciudadana en casos que ameriten acciones militares, previo llamado de las autoridades correspondientes, como agresiones a la soberanía o al territorio nacional.

Prestar servicio civil

Esta obligación hace referencia a la participación de los ciudadanos en actividades de tipo civil o militar en casos de catástrofes naturales, situaciones de connmoción social.

Promover la paz y la convivencia social

Los ciudadanos están en la obligación de promover una convivencia social armónica mediante el cumplimiento de las leyes y también de todas aquellas acciones estabecidas por mecanismos legales que contribuyan a la paz ciudadana.

En la práctica cotidana, la no discriminación y la inclusión social son dos maneras de hacerlo.

Participar activamente en su comunidad

Se espera que los ciudadanos tengan una participación activa en la construcción de la paz y el progreso social a través de múltiples vías establecidas por cada país. En muchos casos, esta obligación ciudadana se expresa con la obligación de participar como veedores o testigos en procesos electorales, o con la obligación de servir como jurado en un tribunal, previo cumplimiento de los requisitos correspondientes.

Pagar impuestos

El pago de impuestos por parte de los ciudadanos sirve para financiar el gasto público, por lo que en muchas legislaciones se trata de una obligación que es severamente sancionada en caso de no ser cumplida. Para pagar impuestos, cada país establece sus propios requisitos, pero por lo general hay que ser mayor de edad, desempeñar una actividad económica y generar un mínimo de ingresos mensual o anual.

A estas normas de convivencia social también hay que agregarle otras más locales, que son las que dictan las constituciones de cada país. Por ejemplo, entre los derechos y obligaciones de los mexicanos está el poder de tomar las armas de la República en caso de un conflicto armado (que en otros países es un deber y no un derecho). Mientras que entre las obligaciones se encuentra inscribirse en el catastro municipal para registrar su propiedad, en caso de que la tuviese.

Derechos y obligaciones de los niños

Los niños y niñas también tienen derechos y obligaciones. En este sentido, sus derechos están establecidos en la Convención de los Derechos del Niño, difundida en el año 1989 por la Organización de las Naciones Unidas.

Por su parte, sus responsabilidades se extraen de manera general de un documento llamado Declaración Universal de Responsabilidades Humanas, difundido por la Unicef.

Entre los principios más destacados se encuentran el derecho a la identidad y el derecho a ser protegidos por el Estado ante cualquier forma de explotación económica.

Por su parte, entre las obligaciones de los niños destacan la de respetar a otros niños y la de compartir los conocimientos adquiridos en la escuela con otros pares, especialmente si estos últimos tienen algún tipo de discapacidad o condición física o mental.

Ver también Derechos y obligaciones de los niños.