Tipos de suelos


Publicado en

El suelo es la superficie más externa de la Tierra, formado por materia orgánica, minerales, agua y aire. Esta combinación de materiales es la que permite o no el crecimiento de las plantas terrestres.

La mayor parte del suelo se compone de roca fragmentada y degradada químicamente que incluye arena, limo y arcilla, y generalmente contiene humus, que es materia orgánica parcialmente descompuesta.

Los tipos de suelos se clasifican frecuentemente por la medida de las partículas minerales que lo conforman. Los principales tipos de suelos que podemos conseguir son:

  1. Suelos arenosos
  2. Suelos limosos
  3. Suelos arcillosos
  4. Suelos francos
  5. Suelos calcáreos
  6. Suelos orgánicos inundados
  7. Suelos urbanos
  8. Suelos congelados
  9. Suelos volcánicos
  10. Suelos pedregosos

1. Suelos arenosos

sualo arenoso de zona desertica

Las arenas comprenden partículas con un diámetro de 0,05 mm a 2 mm, principalmente de minerales de cuarzo. Los suelos arenosos tiene una mayor proporción de arena, en comparación con limo y arcilla.

Los suelos arenosos son los más extendidos del mundo. Ocupan gran parte de las regiones áridas y semiáridas, desde climas fríos hasta calientes. La vegetación es principalmente herbácea en los desiertos, pero también se pueden encontrar bosques ligeros.

Estos suelos se caracterizan por:

  • Textura gruesa: cuando se frota el suelo entre los dedos se siente áspero y grueso.
  • Alta permeabilidad al agua: Se satura con poca cantidad de agua
  • Bien aireado: se seca rápidamente al aire.
  • Buen drenaje: se escurren con facilidad porque tienen baja capacidad de retención del agua.
  • Es difícil de moldear: si se mezcla con un poco de agua y se amasa en las manos se disgrega y no se pega.
  • Fáciles de labrar: cuando se trabaja con máquinas de cultivo se rompe con facilidad.
  • Baja disponibilidad de agua: para el cultivo de las plantas se requiere riego continuo

Dentro de los suelos arenosos en la clasificación de referencia mundial de los suelos están los Arenosols, que incluyen suelos de arenas residuales, suelos de arenas recientemente depositadas tales como dunas en desiertos y tierras de playas.

2. Suelos limosos

suelo limoso

El limo está compuesto por partículas con diámetros entre 0,002 mm y 0,05 mm. Los suelos limosos presentan una proporción de 100 a 80% de limo y tienen propiedades intermedias entre los suelos arenosos y los suelos arcillosos.

Los suelos limosos se caracterizan por:

  • Textura intermedia: al estrujar un poco de limo húmedo entre los dedos se nota como se enrolla al secarse, dejando la piel limpia.
  • Apariencia suave y sedosa: cuando se humedece el suelo limoso es suave, pero al secarse tiene apariencia polvorosa.
  • Poco moldeable: al manipularlo en las manos no es pegajoso y difícil de estirar.
  • Retención moderada del agua: no retiene la humedad por largos periodos de tiempo.
  • Disponibilidad de agua: capacidad de agua disponible para las plantas

3. Suelos arcillosos

suelo arcilloso

La arcilla está formada por silicatos de tamaño menor a 2 micrómetros (0,002 mm). Los suelos arcillosos tienen una proporción de 100 a 40 % de arcilla.

Los suelos arcillosos se caracterizan por:

  • Textura fina: cuando se frota entre los dedos la apariencia es suave, lisa y a medida que se seca se adhiere a la piel.
  • Apariencia jabonosa: cuando se le agrega agua en exceso se siente jabonosa y resbaladiza.
  • Fácil de moldear: cuando se amasa se puede formar cintas y anillos.
  • Alta retención de agua: almacena mucho la humedad y demora en secarse.
  • Difícil de labrar: al ser más adhesiva, cohesiva, pegajosa y plástica que el limo, los suelos arcillosos son más difíciles de trabajar con máquinas agrícolas.
  • Drenaje pobre: los suelos arcillosos tienen alta capacidad de retención de la humedad.

4. Suelos francos

suelo franco

El suelo franco es una combinación de arena, limo y arcilla en proporciones tales que mejora las propiedades del suelo para el cultivo. Estas proporciones se consiguen en los siguientes rangos: 52-23% de arena, 50-32 % de limo, 27 -7 % de arcilla. Son suelos fértiles y apropiados para la mayoría de los cultivos.

Los suelos francos se caracterizan por:

  • Textura media: cuando se frota entre los dedos la apariencia es grumosa.
  • Buena retención de agua: almacena bien la humedad con los que tiene una mayor disponibilidad de agua para las plantas.
  • Fácil de labrar: la combinación de arena y arcilla en los suelos francos permite el labrado con máquinas agrícolas.
  • Buen drenaje: el agua no se encharca en los suelos francos, pero tampoco se escurre tan rápido como en los suelos arenosos.

5. Suelos calcáreos

suelo calcareo

Los suelos calcáreos contienen carbonato de calcio por encima del 15%. Los encontramos en zonas áridas de la tierra. Corresponden a los Calcisoles en la clasificación de referencia mundial de los suelos

Los suelos calcáreos son de color pardo claro donde se acumulan carbonatos de calcio dentro de los 100 cm de la superficie del suelo. Se forman a partir de depósitos aluviales, coluviales y eólicos de rocas calcáreas ricas en bases.

Se pueden encontrar en tierras llanas a montañosas en ambientes áridos y semiáridos. La vegetación natural es escasa y dominada por árboles y arbustos xerófilos y/o pastos y hierbas efímeras. Son utilizados para el pastoreo extensivo.

6. Suelos orgánicos inundados

histosol propio de pantanos

Los suelos orgánicos inundados son suelos formados por la acumulación de material orgánico de plantas parcialmente descompuestas, con o sin mezcla de arena, limo y arcilla, de escasa importancia agrícola. En la clasificación de referencia mundial de los suelos se conocen como Histosols, del griego histos, que significa "tejido".

Encontramos estos suelos en cuencas y depresiones mal drenadas, como pantanos y turberas, en manglares o en áreas frías y húmedas montañosas. Se desarrollan a partir de turba de musgo en regiones árticas, subárticas y boreales, turba de juncos, cañas y bosque en regiones templadas hasta turba de manglar y turba de bosque pantanoso en los trópicos húmedos.

Se localizan ampliamente en los EE.UU, Canadá, Europa Occidental, el norte de Escandinavia y en la llanura de Siberia Occidental.

Te puede interesar ver también Tipos de biomas.

7. Suelos urbanos

suelos urbanos o technosol

Los suelos urbanos o technosols son aquellos suelos con un origen técnico. Están dominados por material hecho por el hombre, de allí que su nombre se deriva del griego technikos, que significa "hábilmente hecho".

Se caracterizan por gran cantidad de artefactos, material duro técnico o geomembranas.

En los Technosols se incluyen carreteras, minas, vertederos de desechos, derrames de petróleo y sitios de construcciones que se encuentran principalmente en áreas urbanas e industriales.

Te puede interesar ver también Tipos de contaminación.

8. Suelos congelados

suelos congelados

Los suelos congelados son suelos minerales afectados por el hielo, formados en un ambiente de permafrost. Las capas por debajo de la superficie se congelan de forma permanente. También se conocen como Cryosols, del griego kryos que significa "frío", "hielo".

Los suelos congelados se encuentran en áreas planas y montañosas en regiones antárticas, árticas y boreales, asociados a regiones de tundra. La vegetación presente está representada por bosques de coníferas y líquenes o bosque caducifolio mixto.

Se localizan en estado natural en América del Norte y Eurasia y son usados para el pastoreo de animales como el caribú, los renos y el buey almizclero.

9. Suelos volcánicos

suelos volcanicos andosol

Los suelos volcánicos son suelos oscuros que se desarrollan por la expulsión de volcanes, ricos en silicatos o vidrios. En la clasificación de referencia mundial de los suelos se denominan Andosols, que proviene del japonés an que significa "oscuro" y do, que significa "suelo".

Se encuentran en cualquier clima, del ártico a las regiones tropicales húmedas, en regiones volcánicas en todo el mundo, excepto en regiones muy áridas.

Por lo general son suelos fértiles con una gran diversidad de tipos de vegetación.

10. Suelos pedregosos

suelos pedregosos

Los suelos pedregosos son los suelos con roca continua muy delgados o extremadamente pedregosos en la superficie. En la clasificación de referencia mundial de los suelos se conocen como Leptosols, del griego leptos, que significa "delgado".

Este tipo de suelos se encuentran principalmente en las zonas montañosas, desde los trópicos hasta las regiones polares. Se emplean como terrenos forestales y para el pastoreo en la temporada de lluvia.

Te puede interesar ver también Factores bióticos y abióticos

Referencias

Blum, W.E.H., Schad, P., Nortcliff, S. (2018) Essentials of soil science: soil formation, functions, use and classification (World reference base). Borntrager Science Publishers. Stuttgart, Alemania.

Eash, N.S., Sauer, T.J., O'Dell, D., Odoi, E. (2016) Soil science simplified 6ta ed. Wiley Blackwell. New Jersey.