Mar y océano


La diferencia entre mar y océano radica en la extensión que poseen, ya que los mares son menores que los océanos, siendo, por lo tanto, parte de ellos. Aparte de lo indicado, los mares son cerrados, mientras que los océanos son abiertos y presentan mayor profundidad.

Los mares y océanos corresponden a las masas líquidas del planeta Tierra que cubren a los continentes, ríos, lagos y lagunas. Son formados por grandes porciones de agua salada y cubren cerca del 71% de la superficie terrestre.

Como tal, los océanos poseen una inmensa superficie de agua salada con corrientes marinas y grandes profundidades; en cambio los mares son masas de agua salada, de menor profundidad y tamaño, ubicándose entre la tierra y los océanos. También, existen los mares como grandes lagos salados, como ejemplo: mar Caspio, mar Muerto, Mar Aral. 

Por otro lado, en relación a la profundidad también influye en la temperatura. En los océanos, la temperatura es de menor grado, aproximadamente de unos 4 grados en cualquier lugar. Por su parte, los mares al encontrarse más cerca de la tierra reciben radiaciones solares, y las temperaturas pueden variar, por ejemplo: en el mar Caribe o Mediterráneo las aguas son cálidas y, en el mar del Norte son más frías.

Aunque con el calentamiento global, el volumen de agua de los océanos y mares aumentó en los últimos años como resultado del derretimiento de los polos, algunos mares han sufrido con el proceso de desertificación, afectando a otras áreas del planeta. 

Con respecto a la vida marina, sin lugar a dudas en el mar vive una diversidad de especies producto del disfrute de las radiaciones solares, mientras que en los océanos suelen vivir pocas especies animales y vegetales adaptadas a la profundidad y bajas temperaturas, por ejemplo: los peces abisales (pez caracol, tiburón, demonio del mar, pez dragón, etc.)

Sin embargo, con las poluciones biológicas, físicas y químicas, provocadas por el exceso de basura como los desastres ambientales, en los mares han ocasionado la mortalidad de las diversas especies, y consecuentemente el desequilibrio ambiental. De ahí, se deriva la importancia de preservar el agua del planeta, esencial para la sobrevivencia de las especies animales y vegetales. 

Mares del mundo

Según la Organización Hidrográfica Internacional, existen cerca de 60 mares en el mundo, siendo los más importantes:

  • Mar de las Antillas: también llamado Mar Caribe, localizado entre la América Central y América del Sur, con un área de 2.7 millones de km².
  • Mar de Aral: localizado en Asia Central, y cuenta con un área aproximada de 68 mil km². 
  • Mar Báltico: situado en el nordeste europeo, con un área de 420 mil km².
  • Mar Caspio: localizado en el sudeste de Europa, cuenta con un área de 371 mil km².
  • Mar Mediterráneo: considerado el mayor mar interior continental del mundo, localizado entre África y Asia, con una extensión aproximada de 450 mil km².
  • Mar Muerto: ubicado en el Oriente Medio, con una superficie de 650 km².
  • Mar Negro: situado entre Europa, a Anatolia y Cáucaso presenta un área de 436 km².
  • Mar Rojo: localizado entre África y Asia, con una extensión aproximada de 450 mil km².

Océanos del mundo

Existen cinco océanos en el planeta Tierra, como:

  • Océano Atlántico: ubicado entre las Américas, Europa y África, con un área de 106 millones de km² y profundidad máxima de 7.750m. Posee los mayores flujos comerciales (exportación e importación).
  • Océano Pacífico: considerado el mayor océano y el más profundo del planeta, situado entre Asia, América y Oceanía, posee un área total de 180 millones de km² y una profundidad de 10.000m aproximadamente.
  • Océano Índico: localizado entre África, Asia y Oceanía, con 74 millones de km².
  • Océano Ártico: situado en el hemisferio norte, con 14 millones de km².
  • Océano Antártico: ubicado al hemisferio sur, con un área de 22 millones de km².