Poder y autoridad


La diferencia entre poder y autoridad reside en que el poder es una capacidad y la autoridad es una habilidad. En este sentido, el poder puede adquirirse, mientras que la autoridad depende de la habilidad de una persona para influir sobre otros.

Poder es la capacidad para subordinar a otras personas o para dominar una situación.

Autoridad es la habilidad para influir en otros sin necesidad de que estén subordinados.

Poder Autoridad
Definición Capacidad para subordinar a otros. Habilidad para influir en otros sin subordinarlos.
Tipos
  • Poder coercitivo.
  • Poder de recompensa.
  • Poder de legitimidad.
  • Poder de experto.
  • Poder de referente.
  • Poder informativo.
  • Autoridad formal.
  • Autoridad operativa.
  • Autoridad por aceptación.
Ejemplos
  • Ofrecer una retribución a un empleado a cambio de ejercer una acción.
  • Subordinar a otros por el manejo de un conocimiento específico.
  • Relaciones de trabajo saludables entre jefes y empleados.
  • Influir en un grupo aunque no se tenga la posición de poder.

Qué es poder

El poder es la capacidad de imponer el mando ante un grupo de personas o ante una circunstancia en particular. De allí que se trate de una capacidad impuesta por la persona que ejerce el poder, o por terceros.

En este sentido, el poder no solo puede ser ejercido por una persona, sino por varias. También puede ser ejercido por instituciones, del mismo modo que los Estados, representados en sus poderes ejecutivo, legislativo y judicial tienen el poder máximo de un país.

Poder viene del latín potere, que a su vez tiene la raíz indoeuropea poti, que significa dueño o amo.

Tipos de poder

A finales de la década de los años 50, los psicólogos sociales John R.P French y Bertam Raven describieron 5 formas de poder. Una década después, fue añadida una nueva categoría y al día de hoy se siguen utilizando estos 6 tipos de poder como referencia.

Poder coercitivo

Es un tipo de poder que se ejerce desde la amenaza y el miedo. Lo que se busca al ejercer el poder de esta manera es que las personas ejecuten acciones aún cuando sean contrarias a sus valores.

Un ejemplo claro de poder coercitivo en una organización es hacerle peticiones a los empleados bajo la amenaza de que perderán su empleo si no cumplen dicha orden.

El poder coercitivo también se expresa en regímenes dictatoriales cuando la población es obligada a realizar ciertas acciones en contra de su voluntad, como asistir a encuentros políticos o votar a un candidato en particular para evitar represalias.

Poder de recompensa

Es el tipo de poder que se ejerce al generar un intercambio. El poder de recompensa puede ser positivo (si se logran los resultados de venta esperados el empleado ganará un viaje o una comisión), o negativo (si un empleado rompe algún producto se le descuenta de su salario).

Poder de legitimidad

Es el poder que se obtiene después de haber sido designado o elegido para ejercerlo. Esta elección puede ser hecha por una persona, grupo de personas o institución.

La Reina de Inglaterra, por ejemplo, tiene el poder legítimo de la monarquía porque le fue otorgado según las normas que correspondían a tal fin.

Los presidentes electos en votaciones populares también tienen poder de legitimidad.

Poder de experto

El poder de experto se basa, como indica su nombre, en la experticia o dominio de alguna habilidad específica, lo que le permite influir en otros.

En una organización que esté haciendo su transición hacia el mundo digital, los expertos en tecnología influirán en las decisiones relevantes en ese ámbito.

Poder de referente

Es el poder que se ejerce desde grupos de individuos que comparten los mismos intereses. En ese caso, la persona que ostenta el poder puede influir en el colectivo, ya que lo consideran un modelo a seguir y, por tanto, los subordinados intentarán emular sus pasos.

Poder informativo

Se refiere a la capacidad de influir, manipular o coaccionar a otros desde el manejo de información sensible. Cuando los psicólogos sociales French y Bertram agregaron esta categoría, lo hicieron para referirse al poder de los medios de comunicación como una institución con una alta influencia en el colectivo.

Sin embargo, el acceso a la tecnología ha hecho que ahora cualquier individuo pueda ejercer este tipo de poder que, además, es transitorio, ya que depende de quién maneje más información sobre una situación.

En una organización, el personal de confianza suele tener este tipo de poder, ya que manejan información que es desconocida por el resto de los empleados.

Qué es autoridad

La autoridad es la habilidad de una persona o institución para influir en otras sin que necesariamente ejerza el poder.

Autoridad viene del latín autocritas, que significa aumentar algo, hacer progresar alguna cosa.

Tipos de autoridad

Existen tres tipos de autoridad:

Autoridad formal

Es la autoridad que se ejerce como consecuencia de ocupar una posición de poder.

A su vez, la autoridad formal puede ser:

  • Lineal: cuando se ejerce de un individuo a otro u otros, lo que se conoce como cadena de mando.
  • Funcional: cuando la autoridad se reparte entre varios individuos que tienen el mismo rango.

En una empresa, un ejemplo de autoridad lineal es la clásica relación jefe-empleado. Mientras que la autoridad funcional sería la que ejercen los jefes de área sobre sus respectivos departamentos.

Autoridad operativa

En este caso, la autoridad no se ejerce sobre personas, sino sobre actos. Es decir, cuando una persona tiene la potestad para autorizar que ciertas acciones se lleven o no a cabo.

Un ejemplo de autoridad operativa es cuando el jefe de transporte de una empresa permite que los vehículos cambien la ruta habitual de entregas ante una situación extraordinaria.

Autoridad por aceptación

Es la autoridad que es adquirida en función de la elección de otra persona, colectivo o institución.

En ese sentido, uno de los ejemplos más claros de autoridad por aceptación es el de Ghandi, quien sin tener ninguna posición de poder, logró influir sobre un importante grupo de personas para lograr un cambio político.

Ver también:

Actualizado en