Cuento y novela


La diferencia entre cuento y novela radica en la extensión, ya que el cuento es definido como una narración corta mientras que la novela es definida como una narración de mayor extensión.

Además, existe una diferencia espacio-temporal en el cuento y la novela que determina la precisión, exactitud y armonía que caracteriza a cada uno de estos géneros literarios.

Según el escritor argentino Julio Cortázar (1914-1984) la diferencia entre cuento y novela puede compararse con la relación entre el cine y la fotografía. Para el autor, la fotografía es como un cuento que refleja un instantáneo de la vida, economizando hechos, personajes y palabras, mientras que el cine es como una novela que cuenta una historia que refleja la vida o la sociedad a un ritmo personal.

Cuento Novela
Definición Género literario caracterizado por una narración breve de hechos usualmente ficticios. Género literario caracterizado por una narración extensa de hechos ficticios o reales.
Origen
  • Tradición oral.
  • Literario.
Literario.
Características
  1. Son breves.
  2. Uso de la fantasía.
  3. Tiene una trama central.
  4. La narrativa es sencilla.
  5. Tiene una estructura lineal.
  6. El tiempo y el espacio de la historia no suele variar.
  7. Su objetivo es dejar una enseñanza.
  1. Son extensas (generalmente).
  2. La historia puede tener varias tramas.
  3. La narrativa es compleja.
  4. Tiene una estructura variable.
  5. El tiempo y el espacio de la historia puede variar.
  6. Su objetivo es el entretenimiento.
Ejemplo Hansel y Gretel, de los hermanos Grimm. El lobo estepario, de Hermann Hesse.

Cuento

El cuento es un género literario en el que la narración tiene una extensión breve. Generalmente, los cuentos están basados en historias y personajes ficticios, sin embargo, eso no descarta que en otros casos se recurra a elementos reales.

En términos de origen, el cuento puede provenir de dos fuentes:

  • La tradición oral: mitos, leyendas, canciones, romances y baladas populares
  • Cuentos literarios: historias expresadas a través de un lenguaje más culto, bien sean ficticias o reales.

Características del cuento

Si bien diversos autores han sugerido que las diferencias entre cuento y novela pueden ser muy difusas, también es cierto que hay una serie de elementos que nos permiten reconocer un cuento:

1. Es breve

Aunque esta característica no es tan rígida, por lo general las narraciones de este tipo son bastante cortas, dado que vienen de la tradición oral y era necesario sintetizar la historia al máximo para poder recordarla y transmitirla.

2. Uso de la fantasía

El cuento tiene elementos fantásticos que pueden verse representados en un lugar de la acción narrativa (un reino mágico), en los personajes (hadas, seres sobrenaturales) o en la trama en sí misma.

3. Se concentra en un hecho central

Por lo general, el cuento tiene una trama central alrededor de la cual los personajes ejecutan sus acciones (buscar un tesoro, rescatar a una princesa, encontrar un castillo, etc.).

4. Es fácil de entender

La trama de un cuento suele ser muy sencilla, esto permite que su difusión oral o escrita llegue a más personas.

5. Tiene una estructura identificable

El cuento usualmente tiene una estructura lineal dividida en:

  • Inicio: es presentación de los personajes, del espacio y tiempo en el que se desarrollará la historia.
  • Clímax: es el núcleo de la historia, donde se presenta una situación que debe ser enfrentada por los personajes.
  • Desenlace: los personajes resuelven el conflicto y eso lleva al fin de la historia.

6. La trama se desarrolla en el mismo lugar

Por lo general, el cuento transcurre en un mismo lugar (un castillo, un campo, un vecindario, etc.).

7. Tiene una enseñanza

El objetivo del cuento es transmitir un mensaje aleccionador o moraleja, que consiste en una enseñanza sobre valores esenciales en el ser humano (amor, justicia, libertad, compasión, etc.).

Novela

La novela es un género basado en la narración de hechos ficticios o reales de forma extensa, y haciendo uso de recursos literarios sofisticados, como el lenguaje culto y escrito, la prosa, el verso, figuras literarias, entre otros.

El origen de la novela es siempre literario ya que no solo utiliza recursos del lenguaje formal, sino que además puede combinarlos libremente en función de la complejidad de la historia que se quiere narrar.

Características de la novela

1. Son narraciones extensas

Esta característica no es del todo rígida porque es posible encontrar narraciones en el género de la novela con una extensión breve. Sin embargo, en muchos más casos, la novela se caracteriza por la extensión de su historia.

2. Puede tener múltiples tramas

Una novela puede tener una única trama, pero también puede desarrollar tramas paralelas o secundarias.

3. Las historias son complejas

Debido a su extensión, al uso de múltiples recursos y, en algunos casos, a la abundancia de personajes, las novelas pueden tener un nivel de complejidad narrativa superior a otros géneros.

4. La estructura puede variar

Aunque una novela puede tener una estructura tradicional (inicio, clímax, desenlace), lo cierto es que también es posible manipular esa estructura de múltiples formas.

Una novela puede comenzar por el final (como es el caso de Me llamo Rojo, de Orhan Pamuk), puede tener varios inicios o finales, o se pueden desarrollar varias tramas de forma simultánea.Todo depende de la creatividad y la finalidad del autor.

5. Las condiciones espacio-temporales pueden variar

En una novela los tiempos y los lugares en los que desarrolla la historia pueden variar constantemente. De esta forma, una novela puede comenzar en una época histórica y terminar en otra, los personajes pueden desplazarse por distintas ciudades, países o escenarios reales o ficticios, etc.

6. Su finalidad es entretener

Las novelas no suelen tener una enseñanza o moraleja porque su objetivo es el entretenimiento del lector. Sin embargo, esta característica es bastante subjetiva, ya que cada lector le da su propia interpretación a lo que lee.

En todo caso, sí puede decirse que muchos autores no escriben con la finalidad de dar una lección ejemplarizante, sino que son los lectores quienes rescatan algún aprendizaje.

Ver también: