Dicho y refrán


La diferencia entre el dicho y el refrán es que el dicho es una expresión popular que por su uso común se va formalizando y un refrán es una expresión formada con una moraleja.

Hoy en día, a pesar de que el dicho y el refrán son usados como sinónimos aún se logran distinguir las diferencias porque a pesar de hablar el mismo idioma, las tradiciones orales van variando de región en región.

Los dichos retratan situaciones del día a día e imprimen consejos de la sabiduría popular.

El refrán es una frase que presenta en sentido figurado una moraleja. La moraleja es la enseñanza que se extrae de una anécdota o historia. Un dicho se convierte en un refrán cuando se populariza usándose como un refrán popular.

Algunos ejemplos de refranes son:

  • A palabras necias oídos sordos. 
  • Más vale malo conocido que bueno por conocer. 
  • A caballo regalado, no se le mira el diente. 
  • En boca cerrada no entran moscas.
  • Donde manda capitán no manda marinero. 
  • Más vale pájaro en mano que cien volando.

Algunos ejemplos de dichos son:

  • Como Pedro por su casa.
  • Del dicho al hecho hay mucho trecho.
  • La ocasión la pintan calva.
  • Una golondrina no hace verano.
  • En casa de herrero cuchillo de palo.