Evolución del hombre


Publicado en

Evolución del hombre o evolución humana es el nombre de una serie de cambios biológicos por los cuales ha pasado nuestra especie hasta convertirse en lo que hoy llamamos un ser humano, conocido científicamente como Homo sapiens.

Este proceso evolutivo se originó entre 4 y 7 millones de años atrás en África y comenzó con la aparición de los primeros homínidos, que eran primates que se desplazaban en dos patas, como el Australopithecus.

A partir de aquí, el surgimiento de nuevas especies estuvo determinado por el desarrollo de la capacidad para crear herramientas, desplazarse a nuevos territorios o aprender a usar el fuego. Del mismo modo, cada nueva especie trajo consigo cambios físicos y biológicos hasta evolucionar al ser humano actual.

Especie Período Ubicación Características
Australophitecus Hace 4 -2 millones de años África
  • Bípedos.
  • Baja estatura.
Homo habilis 2,3 -1,6 millones de años África
  • Creadores de herramientas de piedra.
  • Baja estatura.
  • Carrnívoros.
Homo ergaster 1,9 - 1,5 millones de años África
  • Nómadas.
  • Creadores de herramientas.
  • Comunicación rudimentaria.
Homo erectus 1,8 millones de años - 100 mil años Asia
  • Caminaban erguidos.
  • Usaban el fuego.
  • Vivían en grupos.
Homo antecessor 900 mil años - 75 mil años Europa
  • Más altos y fuertes que especies anteriores.
  • No usaban el fuego.
Homo heidelbergensis 600 mil años -200 mil años Europa
  • Capacidad para el pensamiento simbólico.
  • Desarrollo de herramientas de piedra y madera.
Homo neanderthalensis 230 mil años - 30 mil años Europa y Asia
  • Fortaleza física.
  • Desarrollo de agarre con el pulgar.
  • Desarrollo de lenguaje articulado.
Homo sapiens 200 mil años - presente Todo el mundo
  • Desarrollo de lenguaje complejo.
  • Pensamiento lógico y abstracto.
  • Capacidad creativa.
  • Organización social compleja.

Etapas de la evolución del hombre

Para que el ser humano haya desarrollado sus características actuales ha tenido que pasar por millones de años de cambios evolutivos que incluyen desde pararse en sus dos extremidades inferiores hasta desarrollar el lenguaje. De todo ese proceso, existen especies representativas de las diferentes etapas evolutivas.

Australophitecus: los primeros homínidos

Los Australopithecus fueron un conjunto de primates homínidos que vivieron en África hace unos cuatro millones de años, aproximadamente.

Los homínidos son los primates que se desplazan en dos patas, como los orangutanes, los bonobos, los gorilas o los chimpancés. Se cree que los Australopithecus fueron los primeros en desarrollar esta característica, y por esta razón se consideran un factor clave para la evolución humana.

Los primates de este grupo se alimentaban de plantas y frutas, vivían en la sabana africana, eran delgados y de baja estatura (hasta 1, 40 m, aproximadamente). Una crisis climática ocurrida hace 2,5 millones de años propició la extinción de los Australopithecus y originó dos nuevos géneros derivados de ellos: los Paranthropus y los Homo. Estos últimos, a su vez, son el origen del ser humano actual.

Homo habilis: creadores de herramientas

El Homo habilis es un género de humano primitivo que vivió en el continente africano hace unos 2,3 millones de años. Su nombre (hombre hábil, en latín) hace referencia a su capacidad para crear herramientas rudimentarias de piedra.

El desarrollo de esta habilidad marca un hito importante en el proceso evolutivo humano, porque indica, entre otras cosas, la capacidad para tener acceso a más y mejores alimentos. En ese sentido, se sabe que el Homo habilis era carnívoro, pero no cazador, ya que se cree que en esta etapa se alimentaba de restos de animales.

El Homo habilis era de baja estatura y peso como sus antecesores Australophitecus, ya que solo medían 1,35 m y pesaban unos 32 kilos. Sin embargo su cerebro, molares y dientes incisivos eran más grandes.

Homo ergaster: los primeros nómadas

El Homo ergaster fue una especie de humano primitivo que vivió hace 2 millones de años. Su principal característica es que no se estableció en África, sino que se desplazó hacia territorios asiáticos y europeos, convirtiéndose en la primera especie del género Homo en abandonar el continente africano.

El Homo ergaster fabricaba herramientas sofisticadas como hachas de piedra con doble filo. Su tamaño y peso eran relativamente similares a las del ser humano actual (1, 85 m y 68 kilos, aproximadamente), su cerebro era más grande que el de especies anteriores y pudieron ser la primera especie en establecer algún tipo de comunicación.

Homo erectus: los ancestros asiáticos

Se llama Homo erectus a las especies de humanos primitivos que vivieron hace unos 1,8 millones de años en Asia oriental. Se cree que se trata de descendientes del Homo ergaster que se establecieron en Asia, ya que comparten características comunes.

El rasgo distintivo del Homo erectus es su capacidad para caminar totalmente erguido, de allí su nombre (hombre erguido, en latín). Vivían en grupos y probablemente intercambiaban bienes para fortalecer los vínculos sociales. Al desplazarse hacia territorios más fríos, el Homo erectus aprendió a hacer uso del fuego para calentarse y cocer su alimento. Su estatura y peso máximo se estiman en 1,80 m y 68 kilos, respectivamente.

El Homo erectus desapareció hace unos 500 mil años en el continente asiático, excepto en la isla de Java, en Indonesia. Allí vivió hasta hace unos 100 mil años y se presume que las condiciones de aislamiento geográfico favorecieron su supervivencia.

Homo antecessor: los primeros europeos

Se conoce como Homo antecessor a la especie del género Homo más antigua encontrada en Europa. En ese sentido, sería un equivalente de lo que fue el Homo erectus en el continente asiático en términos de relevancia arqueológica.

Los primeros fósiles de Homo antecessor fueron encontrados en la Sierra de Atapuerca, España y sugieren que vivieron hace unos 900 mil años. Se caracterizaban por ser altos y fuertes: medían aproximadamente 1,90 m y pesaban unos 90 kilos, aunque su cerebro era más pequeño que el de otras especies relacionadas. Además, no fueron capaces de dominar el fuego.

Homo heidelbergensis: pioneros del lenguaje simbólico

El Homo heidelbergensis fue una especie que vivió hace 600 mil años en Eurasia. Su nombre deriva de la ciudad alemana de Heilderberg, donde fueron encontrados los primeros fósiles.

Los Homo heidelbergensis eran humanos de cráneos grandes, aberturas nasales pronunciadas, mandíbulas salientes, una estatura promedio de 1,75m y un peso de 62 kilos.

Su mayor aporte en la evolución humana fue su capacidad para representar mentalmente el mundo a partir de sus experiencias. Esto se llama pensamiento simbólico y permite que los individuos piensen en el pasado y se planteen eventos futuros, tomando decisiones en función de sus conclusiones.

Los Homo heidelbergensis usaban el fuego y fabricaban herramientas de piedra y madera más sofisticadas que otras especies, como los bifaces, que eran objetos cortantes con forma simétrica.

Homo neanderthalensis: uso de pulgares y lenguaje articulado

Mejor conocido como hombre de Neanderthal, es una especie extinta del género Homo que vivió en Asia y Europa hace unos 230 mil años.

Los Homo neanderthalensis eran más fuertes que el ser humano actual, pero sus extremidades eran más cortas. De hecho, medían 1, 68 m, aproximadamente. El aporte evolutivo de esta especie fue la adaptación de sus pulgares para los agarres de potencia, que son el tipo de agarres que utilizamos para sujetar herramientas con mango, como los martillos. Esto implica el desarrollo de herramientas más eficientes y de mayor tamaño.

Además, se cree que los neanderthales fueron la primera especie en utilizar un lenguaje articulado, probablemente basado en algunos fonemas (sonidos) básicos.

La evidencia encontrada indica que los neanderthales y el Homo sapiens convivieron durante un tiempo. Sin embargo, los neanderthales se extinguieron hace 30 mil años y solo los Homo sapiens prevalecieron.

Homo sapiens: el ser humano actual

La especie Homo sapiens hace referencia al ser humano moderno que surgió hace 200 mil años atrás en el continente africano.

El Homo sapiens se caracteriza por ser la primera especie en desarrollar el pensamiento lógico y abstracto, un lenguaje oral y escrito complejo, la capacidad creativa y para organizarse en sociedad.

Su estatura y peso promedio es de 1, 80 m y unos 80 kilos. Sin embargo, esto depende de diversos factores de tipo genético y cultural.

Estas habilidades han permitido la adaptación y sobrevivencia de la especie a los cambios de su entorno. La construcción de viviendas más resistentes, las expresiones artísticas, la creación de ritos y el diseño de herramientas sofisticadas son la expresión de estas capacidades y marcan una gran diferencia con respecto a las otras especies Homo ya extintas.

Línea de tiempo de la evolución del hombre

Línea de tiempo sobre la evoución humana

Ver también: