Corriente alterna y corriente directa


La corriente alterna es el flujo de carga eléctrica que varía en dirección, con cambios en el voltaje y la corriente.

La corriente directa es un flujo eléctrico que se mantiene constante y no hay cambios en el voltaje.

La diferencia entre corriente alterna y corriente directa no solo tiene que ver con las características del flujo eléctrico, sino con las aplicaciones de cada una en la vida cotidiana.

Corriente alterna

Corriente directa

Definición Es un tipo de corriente con flujo eléctrico variable. Es un tipo de corriente cuyo flujo eléctrico se mantiene constante.
Origen 1832, por Hippolye Pixii. 1800, por Nicola Volta.
Ventajas
  • Mayor eficiencia de uso.
  • El transporte de energía es más económico.
  • Aprovechamiento con fines domésticos e industriales.
  • Se puede convertir a corriente directa.
  • Se almacena en forma de baterías.
  • Es más segura.
  • Permite su uso en múltiples dispositivos sin depender de una conexión.
Aplicaciones Alumbrado público. Baterías de auto.

¿Qué es la corriente alterna?

La corriente alterna es un tipo de corriente en el que el flujo eléctrico varía en cuanto a la magnitud (valor del voltaje) y sentido (dirección del voltaje), alternándose en períodos de tiempo determinados.

Estas variaciones generan distintas formas en la oscilación, siendo la más común la oscilación senoidal, con la que se obtiene una transmisión de energía mucho más eficiente y por tanto, es una de las más utilizadas.

Otras formas de oscilación de la corriente alterna, como la triangular o la rectangular tienen aplicaciones muy específicas, como la electrónica y los estudios matemáticos.

Origen de la corriente alterna

En 1832, el inventor parisino Hippolyte Pixii creó un generador de corriente alterna, basado en los principios del campo magnético del físico y químico británico Michael Faraday. Esto permitió experimentar y desarrollar diferentes aplicaciones, especialmente en Europa.

Sin embargo, fue el físico e inventor Nicola Tesla quien, en 1882, construyó el primer motor de inducción de corriente alterna. Esto permitía la transformación de la corriente alterna en corriente continua, usando un motor como una suerte de conversor.

Posteriormente, y viendo el alcance que podría tener la corriente alterna en la vida cotidiana, desarrolló un transformador que permitía elevar la tensión la tensión eléctrica y disminuir su intensidad para poder transmitir la corriente a largas distancias, y luego disminuir la tensión al llegar al punto de consumo para que pudiera ser aprovechada de manera eficiente.

La importancia de la invención del transformador radica, fundamentalmente, en un tema de eficiencia y seguridad, ya que representaba una situación de peligro que un hogar común recibiera una alta cantidad de energía eléctrica.

Además, la corriente continua no puede viajar a través de largas distancias sin generar pérdidas importantes de energía, algo que sí puede hacer la corriente alterna.

Por lo tanto, con estos desarrollos se abrían las puertas para mejorar la calidad de vida y acelerar los procesos de industrialización, especialmente en los entornos urbanos, ya que si bien ya existía y se aplicaba la electricidad con fines prácticos, se hacía con corriente directa, que por sus características resultó ser poco práctica comparada con la corriente alterna.

Finalmente, en 1891, se pudo comprobar la eficacia no solo de la corriente alterna, sino del generador y transformador creado por Tesla, cuando se realizó la primera transmisión interurbana de corriente en Colorado, Estados Unidos.

Componentes de la corriente alterna

  • Ciclo: es la variación de tensión eléctrica de cero a un valor máximo positivo, luego a cero y de allí a un valor máximo negativo.
  • Período: el tiempo en el que ocurre un ciclo. Se expresa en segundos.
  • Frecuencia:el número de ciclos por unidad de tiempo (segundos). Se expresa en Herzios (Hz). En el continente americano, la frecuencia estándar es de 60 Hz y en Europa y el resto del mundo, 50 Hz.

Ventajas de la corriente alterna

  • Generadores más eficientes con respecto a la corriente continua.
  • Posibilidad de generar cambios de tensión e intensidad de manera segura y económica con los transformadores.
  • Transporte de energía a mayores distancias y a alta tensión usando menos conductores eléctricos.
  • Permite un mayor rango de voltajes con el uso del transformador.
  • Se puede convertir en corriente continua con el uso de un rectificador.
  • Desaparición o disminución de riesgos y fenómenos asociados al uso de la energía eléctrica, así como corrosiones electrolíticas y magnetización de piezas metálicas.

Aplicaciones de la corriente alterna

  • Alumbrado público.
  • Conexiones eléctricas domésticas y de uso público.
  • Dispositivos de uso doméstico e industrial con conexión de corriente (electrodomésticos, máquinas de lavado de autos, por ejemplo).

¿Qué es la corriente directa?

La corriente directa, también conocida como corriente continua es un flujo de carga eléctrica que no cambia su dirección, por lo que siempre va del polo positivo al polo negativo.

Si bien se consideró que la corriente directa no era tan eficiente como la corriente alterna , la realidad es que hoy en día este tipo de corriente tiene aplicaciones prácticas, especialmente en el mundo de la electrónica.

Además, el desarrollo de la corriente directa de alta tensión ha reemplazado a la corriente alterna en sistemas de envergadura, como los cables submarinos de larga distancia.

Origen de la corriente directa

La corriente continua fue descubierta en 1800 por el físico italiano Nicola Volta, quien desarrolló la primera pila voltaica.

Después de que el inventor francés Hippolyte Pixii desarrolló su generador de corriente alterna en 1832, y posteriormente le creara un conmutador que hacía las veces de interruptor, se obtuvo corriente continua. Con estos avances tecnológicos comenzó la generación de electricidad en centrales eléctricas y posteriormente, el uso doméstico de las bombillas incandescentes basadas en corriente continua, de Thomas Edison.

Sin embargo, después de lograr la manipulación de los voltajes de la corriente alterna con el uso de los transformadores, la corriente continua se volvió impráctica.

Fue en 1950 que la corriente directa volvió a considerarse útil con la transmisión de la corriente continua de alta tensión, lo que permitió que fuera una alternativa para los sistemas que requerían corriente alterna.

Hoy en día, se utilizan rectificadores para cambiar la tensión de la corriente continua de los dispositivos que lo ameriten, como los aparatos electrónicos.

Ventajas de la corriente directa

  • Se puede almacenar en forma de baterías, lo que permite tener una fuente de energía a disposición para los dispositivos, aparatos, o máquinas que permitan este tipo de recursos.
  • En algunos casos, las baterías pueden ser recargables.
  • Su uso es más seguro que el de la corriente alterna, lo que ha permitido desarrollar múltiples soluciones, especialmente con fines domésticos.
  • Permite un uso de voltajes más bajos para transmitir electricidad por medio de cables.

Aplicaciones de la corriente directa

  • Automóviles.
  • Sistemas de transporte subterráneo y ferrocarriles.
  • Telefonía móvil.
  • Computadoras (deben alimentarse con corriente alterna, pero internamente esta se transforma en corriente directa).
  • Todo dispositivo o aparato que requiera el uso de baterías.

Ver también

Actualizado en