Unitarios y federales


Zara Lugo

Unitarios hace referencia a un partido político argentino que abogaba por el liberalismo. Por otra parte, los federales conformaban un partido de oposición que luchaba por mantener el poder de las provincias de la Argentina.

Mientras que los unitarios luchaban por un gobierno centralizado, localizado en la ciudad de Buenos Aires, los federales buscaban la descentralización política para que se respetara la autonomía de las provincias dentro de la nación.

Estos dos partidos políticos se enfrentaron desde el año 1828 hasta 1831, durante la Guerra Civil de Argentina, que se originó después de la independencia del país. El conflicto surgió porque había un fuerte desacuerdo sobre cómo organizar el territorio de las provincias.

UnitariosFederales
DefiniciónGrupo político que proponía la centralización del poder en Buenos Aires.Partido político que buscaba la libertad y autonomía de las provincias de Argentina.
ExistenciaDesde 1816 hasta 1862.Desde 1816 hasta 1868.
IdeologíaCentralismo y liberalismo.Federalismo.
División del poderQuerían establecer un único poder central (centralización).Buscaban mantener la autonomía de las provincias delegando solo ciertas funciones al Estado central (descentralización).
EconomíaProponían el libre comercio para traer beneficios al gobierno central.Abogaban por el proteccionismo de sus actividades económicas en beneficio de las provincias.
AdeptosIntelectuales liberales, grandes comerciantes y militares.Habitantes de los sectores rurales, hacendados, caudillos y algunos intelectuales.
LíderesBernardino Rivadavia, Juan Lavalle, José María Paz y Gregorio Araóz de Lamadrid.

José Gervasio Artigas, Justo José de Urquiza, Juan Manuel de Rosas, Facundo Quiroga.

¿Quiénes eran los unitarios?

Se conoce con el nombre de unitarios a un partido político argentino de tendencia liberal, fundado en el año de 1816, que buscaba tener unidad en el régimen.

Para los unitarios, las provincias eran consideradas simples divisiones territoriales internas con escasa autonomía, porque la nación debía predominar sobre ellas.

El unitarismo surge del centralismo independentista. En principio, se alió con Gran Bretaña y siguió como ejemplo la Francia napoleónica.

Los unitarios realizaron el primer intento de imponerse en el año de 1826, buscando implantar una forma de gobierno donde las provincias perdían su autoridad y sus necesidades no eran prioridad.

Los partidarios de la élite de Buenos Aires y algunas ciudades capitales de la provincia apoyaban a los unitarios, pero la población rural solo seguía a los caudillos locales.

Objetivos de los unitarios

  • Un gobierno centralizado en las Provincias Unidas del Río de la Plata, conocida después como República Argentina en el siglo XIX.
  • Una legislación que unificase a todo el país bajo una misma ley, independientemente de las tradiciones, cultura o particularidades locales.
  • Un puerto único en Buenos Aires, cuyas recaudaciones aduaneras se utilizaran exclusivamente en esa ciudad.
  • Libre comercio, pese a que las provincias pudieran verse afectadas económicamente.
  • Libre navegación de buques europeos en los ríos con libre cambio para beneficiarse tanto de las exportaciones como de las importaciones.
  • La modernización del sistema financiero con un banco emisor de papel moneda y contratación de empréstitos para realizar obras.

¿Quiénes eran los federales?

Se denomina con el nombre de federales a un partido político argentino, fundado en 1818, que proponía el establecimiento del federalismo para defender la autonomía y el poder de las provincias.

Los federales conformaron una Liga Federal, también conocida como Unión de los Pueblos Libres, tomando como ejemplo la constitución de los Estados Unidos. Lucharon contra el Partido Unitario por la organización política del país hasta la segunda mitad del siglo XIX.

José Gervasio Artigas fue el líder fundador de la Unión de los Pueblos Libres, acompañado de caudillos y personas de las provincias principalmente. Juntos se oponían al dominio del poder central y de las élites de Buenos Aires que coartaban la independencia de las provincias.

Los federales pretendían formar un país republicano y federal, pues, tomando en cuenta la extensión del territorio, así como la economía y la política regional, afirmaban que este modelo se adaptaba mejor a las características nacionales.

El pensamiento de los federales era tradicionalista, defendían las costumbres propias de las regiones.

Objetivos de los federales

  • Provincias o poderes regionales asociados voluntariamente, con un gobierno general encargado de algunas cuestiones, como las relaciones exteriores.
  • Igualdad de condiciones, soberanía e independencia para todas las provincias.
  • Mantenimiento de las tradiciones y culturas de las regiones rurales.
  • Proteccionismo económico, especialmente debido a las pequeñas industrias locales que no podían competir con los bienes industrializados que eran importados a bajo costo.
  • Libre navegación de los ríos interiores para dar salida al exterior a los productos provinciales de exportación y repartir las ganancias de la aduana entre las provincias.
  • Limitación del predominio dominio porteño y, en consecuencia, evitar que Buenos Aires fuera la capital del país.

Guerra civil entre unitarios y federales

Luego de la independencia de la Argentina, se hace la división entre unitarios y federales. Ellos peleaban por la manera de comandar la política del país y por la organización del territorio de las Provincias Unidas del Río de la Plata, hoy conocidas como República Argentina.

Cuando se firmó el armisticio que finalizó la guerra con Brasil (1825-1828), se crea una presidencia centralista, lo que originó la Guerra Civil en Argentina desde el año 1828 hasta el año 1831.

Los caudillos del interior se enfrentaban al poder central de las élites urbanas por la desigual distribución de poder y economía entre las provincias.

El malestar se hacía sentir en las provincias por las importaciones que llegaban a Argentina, que le robaban terreno a los productos locales que no tenían salida al mar, haciendo injusta la competencia económica.

Las fuerzas federales obtuvieron la victoria en el año 1931, implantando un triunvirato integrado por Juan Manuel de Rosas en Buenos Aires, Javier López en el litoral y Facundo Quiroga en el interior.

Tras la muerte de Quiroga, Juan Manuel de Rosas se posiciona como el comandante mayor de las fuerzas federales del gobierno. Primero estuvo como gobernador de la Provincia de Buenos Aires y luego pasa a la conducción de facto del país en 1835.

Con este acontecimiento, Rosas comienza a perseguir y exiliar a líderes unitarios y federales que se oponían a su mandato, hasta implantarse como el único mandatario de la Confederación Argentina que había conformado.

Su dictadura fue brutal y terminó en 1852, cuando sus tropas fueron derrotadas en la Batalla de Caseros. 

La coalición ganadora estaba conformada por José Urquiza, gobernador de la Provincia de Entre Ríos, junto a tropas de Brasil y de Uruguay.

Luego de este acontecimiento, en 1853, un congreso conformado por las provincias redacta una Constitución Nacional donde se declara una República Federal en Argentina.

Zara Lugo
Licenciada en periodismo, apasionada por la lectura, la escritura, las redes sociales y el cine. También mantiene un canal de Youtube donde sube videos de los más variados temas.