Normas morales


Las normas morales son lineamientos creados por la sociedad para definir modos de comportamiento que ayuden a preservar la convivencia entre las personas. Provienen de las costumbres y tradiciones, por lo tanto, pueden cambiar y evolucionar según lo haga la sociedad en la que fueron concebidas.

Hay códigos de conducta generales que podemos ver y aplicar en la cotidianidad. Su objetivo es delinear aquello que se considera correcto de lo incorrecto, teniendo como objetivo el bienestar del colectivo.

Ejemplos de normas morales son:

  1. Decir siempre la verdad.
  2. Asumir la responsabilidad de las acciones propias.
  3. Cumplir con la palabra dada.
  4. No robar.
  5. Ser aseado.
  6. Honrar las deudas o compromisos adquiridos.
  7. No maltratar a otros seres vivos.
  8. Ser fiel.
  9. Mostrar respeto por los símbolos patrios y religiosos propios y de otras culturas
  10. Hacer lo correcto en público y en privado y sin esperar nada a cambio.
  11. Ayudar a quien esté en una posición de desventaja.
  12. Ser compasivos.
  13. Respetar la investidura de la autoridad y las personas mayores.
  14. Promover el diálogo por encima de la violencia.
  15. Evitar los conflictos de intereses (situaciones en las que se puede tomar ventaja en perjuicio de otros).
  16. Ponerse en los zapatos del otro, es decir, tratar de ser empáticos con los demás.
  17. Botar los desechos en el lugar que corresponda.
  18. Cuidar los espacios públicos.
  19. Ceder el asiento a las mujeres embarazadas, niños, personas mayores o con discapacidad.
  20. Poner en práctica las normas de cortesía (dar los buenos días, despedirse, decir gracias).
  21. Pedir permiso antes de tomar algo prestado.
  22. Evitar el contacto físico con otros sin su consentimiento.
  23. Evitar el vocabulario obsceno.
  24. No hablar a espaldas de la gente.
  25. Respetar a todas las personas, sin distinción.

Características de las normas morales

Si bien las normas morales se originan en valores universales diferentes, tienen una serie de características comunes, tales como:

  1. Son autónomas: son creadas por la sociedad, pero su cumplimento depende de cada persona, no se pueden imponer. El apego a las normas está determinado por los valores de cada persona. Cada individuo elige si quiere ser respetuoso, amable, comportarse con honradez, etc.
  2. Son unilaterales: cada persona es responsable por las consecuencias que generen sus acciones o decisiones. Por ejemplo, si una persona decide vulnerar los derechos de otra y esto amerita una sanción jurídica, entonces debe asumir el castigo correspondiente.
  3. No se pueden sancionar: cuando se incumple una norma moral, no hay un castigo, a menos que coincida con una norma jurídica. Por ejemplo, no ser amable con una persona mayor no tiene una sanción jurídica (como una multa). Pero robar no solo es una falta moral, sino que además tiene un castigo.
  4. No son objeto de competencia: no son competencia del Estado ni de ninguna institución gubernamental o jurídica. Solo pueden surgir como resultado de las dinámicas sociales y no pueden ser impuestas. Es decir, que ningún marco legal puede dictaminar cuáles son las normas morales o cómo deben cumplirse.
  5. Son variables: pueden cambiar, modificarse e incluso desaparecer de acuerdo a los cambios que experimenta la sociedad. Por ejemplo, antes se consideraba una falta a la norma moral que las mujeres usaran pantalones. Hoy en día esa norma es obsoleta en gran parte del mundo.

Normas morales y normas jurídicas: ¿en qué se diferencian?

Las normas morales son códigos de conducta que establecen la forma correcta de comportarse y se transmiten a través de las costumbres y tradiciones. Aunque lo ideal es que todas las personas acaten estas normas, no necesariamente son castigados por la justicia quienes no lo hacen, apenas desaprobados por la sociedad.

Las normas jurídicas son establecidas por los organismos encargados de crear las leyes. Fijan los deberes y derechos de todos los ciudadanos y se transmiten a través de instrumentos legales, como códigos civiles o reglamentos.

El incumplimiento de las normas jurídicas genera sanciones que variarán según la falta cometida. Por ejemplo, un hecho violento puede acarrear desde meses hasta años de cárcel, dependiendo de la gravedad del delito.

En muchos casos, las normas jurídicas coinciden con las normas morales. La falta de honradez expresada en el delito de robo tiene sanciones morales y legales. Ambos tipos de normas regulan el comportamiento social, pero en las normas morales se impone el libre albedrío, mientras que en las normas jurídicas se impone lo que dicta el código correspondiente (ley de tránsito, código civil, constitución, etc.).

Normas morales Normas jurídicas
Definición Lineamientos que establecen conductas correctas para un individuo o colectivo. Lineamientos que establecen deberes y derechos para un individuo o colectivo.
Quién las crea La sociedad, la religión, la cultura. Los organismos encargados de crear las leyes, tales como la Corte Suprema, los tribunales o el Congreso o el Senado de un país.
Cómo se transmiten A través de las costumbres y tradiciones.

A través de instrumentos legales como códigos civiles, reglamentos, constitución, ordenanzas, etc.

Tipo de sanciones No hay sanciones.
  • Multas.
  • Cárcel.
  • Trabajo comunitario.
  • Otras sanciones definidas por las autoridades competentes.
Ejemplos
  • No mentir.
  • Ser respetuoso con las personas mayores.
  • No causar daño a otros.
  • No robar.
  • No aceptar sobornos.
  • No generar actos vandálicos.

Ver también: