11 ejemplos de valores morales esenciales


Los valores morales son las cualidades que hacen la vida en sociedad y en el mundo más agradable y llevadera. Los valores morales están relacionados con las buenas costumbres y las acciones correctas en contraste con lo que es malo, incorrecto o injusto. Por eso son importantes para mantener la estabilidad y funcionamiento de la sociedad.

Expresamos nuestros valores morales a través de nuestras actitudes, comportamientos y opiniones cuando interactuamos con otros. Estos están determinados por la sociedad, la familia y la cultura en la que nos desarrollamos.

Aquí te presentamos ejemplos de los valores morales más importantes.

1. Justicia

La justicia es un valor moral porque mantiene la armonía entre los individuos dentro de la sociedad. Ser justo es dar a cada quien lo que se merece. Por ejemplo, tomar turnos para realizar una tarea que a todos en casa les desagrada. Repartir algo de forma igualitaria entre los compañeros. Pagar el mismo salario por el mismo trabajo, independiente del sexo, edad o etnia también es un acto de justicia.

2. Rectitud

Una persona recta es aquella que se comporta de forma correcta y justa en todos los ámbitos de su vida, agrupando de esta forma a la mayoría de los valores morales. La rectitud implica actuar con justicia, integridad, honestidad y coherencia. Por ejemplo, se espera de un juez que sea una persona recta, incorruptible, ecuánime, que juzgue con imparcialidad y neutralidad.

3. Respeto

El respeto es un valor moral en el sentido de que nos facilita la interacción con otras personas y es la base de muchos otros valores, como la tolerancia y la lealtad. Mostramos respeto cuando tratamos a las personas con consideración y aprecio. Debemos respeto a las personas mayores, a nuestros padres, maestros y a las personas que nos ofrecen un servicio.

4. Honradez

La honradez como valor moral es importante para mantener la confianza entre las personas. Cuando devolvemos algo que encontramos que no es nuestro, cuando no hacemos trampa para ganar un juego, o cuando decimos la verdad aun cuando nos pueda afectar, estamos siendo honrados.

5. Honestidad

La honestidad es un valor clave en la vida social. Ser honesto es decir la verdad, no mentir, reconocer cuando cometemos errores. Si llegamos tarde a una cita, no inventar excusas y aceptar que no planificamos nuestro viaje.

6. Responsabilidad

Entregar una tarea cuando se nos pide, cumplir con nuestras labores en el hogar, ir al trabajo, pagar las facturas y cuentas a tiempo nos hacen sentir que somos responsables. El valor de la responsabilidad está en asegurar que las cosas se van a cumplir y que podemos confiar en el trabajo de los demás y el nuestro propio.

7. Bondad

La bondad se expresa cuando realizamos actos de bien y generosidad. Ser bueno significa ayudar a los demás cuando lo necesitan, como trabajar de forma voluntaria en una organización de ayuda al necesitado.

8. Solidaridad

Apoyar una causa ajena, especialmente si esta no nos afecta, es ser solidarios. Por ejemplo, cuando se produce un desastre natural en un país, los otros países se solidarizan enviando suministros médicos y alimenticios para que el país afectado pueda superar la crisis.

9. Lealtad

La lealtad es valiosa para la sociedad en cuanto mostramos nuestra devoción a una persona, idea u organización. Implica que podemos contar con alguien en las buenas y en las malas. Cuando dedicamos nuestra atención y admiración a una persona o un grupo a pesar de los inconvenientes o desavenencias somos leales. Si un amigo tiene un problema, demostramos lealtad dándole nuestro apoyo y manteniendo la amistad.

10. Fidelidad

La fidelidad es el compromiso irrestricto a una persona, causa o creencia demostrada por lealtad y apoyo continuo. Cuando una pareja contrae matrimonio se espera que cada uno sea fiel al otro. Forma parte de las buenas costumbres y del respeto al otro y a las estructuras sociales.

11. Tolerancia

No todas las personas son iguales o tienen los mismos gustos. Aceptar las opiniones, preferencias o comportamientos de otras personas que difieren de las nuestras es ser tolerante. Este es un valor crítico para convivir pacíficamente con los otros, respetando nuestras diferencias. Cuando un vecino pone música a alto volumen porque está celebrando su aniversario, permitírselo sin reclamos, siempre y cuando este no se exceda ni falte el respeto a sus vecinos.

Te puede interesar:

Actualizado en