Mayorista y minorista


Mayorista hace referencia a la persona o empresa que se dedica a la compra y/o venta de productos por lotes, o en cantidades significativas. Es un intermediario entre la fábrica o importador y el minorista.

Minorista es la persona o empresa que vende productos al detal, es decir, por unidades. Es el enlace con el consumidor final.

La diferencia entre mayorista y minorista está en la cantidad de productos o mercancía que adquieren, y en su posición en la cadena de distribución. Mientras que el mayorista tiene contacto directo con los productores, fabricantes o importadores, el minorista tiene contacto directo con los consumidores, o el mercado final.

Qué es un mayorista

El mayorista es todo participante en la cadena de distribución que tiene la capacidad de comprar y almacenar productos por volumen. Es el primer contacto del productor o fabricante que, por razones logísticas y de operatividad, no puede llegar directamente al consumidor final.

Si bien no existe una clasificación formal, en el mercado se distinguen dos clases de mayoristas, según su potencial de compra:

Grandes mayoristas: no solo pueden adquirir grandes lotes de producto, sino que al hacerlo, generalmente obtienen precios preferenciales por parte del fabricante, ya que su compra incentiva la producción de manera significativa y mantiene la operatividad del negocio.

Pequeños minoristas: su capacidad de compra y almacenamiento es menor, pero también son importantes en la cadena de comercialización porque pueden llegar a sectores del mercado en los que no operan los grandes mayoristas, bien sea por limitaciones geográficas o logísticas.

Los mayoristas tienen una ventaja frente a los minoristas, y es que su cercanía con el productor o fabricante les permite tener mayor capacidad de maniobra en las negociaciones, pero además, concentran gran parte de la demanda del producto, lo que los convierte en muchos casos, en un elemento imprescindible para los minoristas.

Por otro lado, si bien los grandes fabricantes se benefician de los mayoristas al tener una parte de la venta de sus productos asegurada, esto también puede ser un inconveniente, puesto que si un mayorista decide dejar de negociar con un fabricante, las pérdidas económicas para este pueden ser muy altas.

MayoristaMinorista
DefiniciónPersonas o empresas que se dedican a la comercialización de productos en grandes cantidades, destinadas al mercado minorista.Personas o empresas que se dedican a la comercialización de productos por unidades, destinadas al consumidor final.
Tipos

Grandes mayoristas: tienen mayor capacidad de compra de productos y de almacenamiento.

Pequeños minoristas: su capacidad de compra es menor, pero pueden abarcar a los minoristas que no cubren los grandes mayoristas.

Minorista tradicional: local de venta con vendedor y almacén.

Minorista de libre servicio: local de venta libre, sin vendedores.

Minorista mixto: local del venta libre, con vendedores o asesores de venta.

Características

Compran grandes lotes de mercancía.

Compran directamente a los productores, fabricantes, importadores o distribuidores.

Venden a los minoristas.

No necesitan grandes superficies de venta, sino de almacenamiento.

Compran mercancía por unidades.

Compran directamente a los minoristas.

Venden al consumidor final.

Aunque pueden tener grandes superficies de almacenamiento, su prioridad es tener superficies de venta.

Qué es un minorista

El minorista es la persona o empresa que se dedica a comprar pequeñas cantidades de producto que van a ser comercializados directamente ante el consumidor final.

Si bien su poder de compra y almacenamiento no suele ser tan grande como el de los minoristas, su ventaja reside en que su volumen de ventas es muy alto. Además, los minoristas pueden llegar a zonas geográficas o nichos de mercado que no están al alcance de los mayoristas.

Al estar en contacto con el consumidor final, son el penúltimo eslabón en la cadena de comercialización, lo que los convierte en el centro de estrategias de publicidad y mercadeo de las marcas que quieren llegar directamente a las personas que compran sus productos.

Dentro del comercio minorista existen clasificaciones, según la estructura y servicios que ofrezca.

Minorista tradicional

Son las tiendas o locales comerciales habituales en zonas residenciales o comerciales, como carnicerías, farmacias, zapaterías, etc. Se caracterizan por tener un mostrador, uno o más vendedores y un almacén, al que no tiene acceso el consumidor final.

Minorista de libre servicio

Como indica su nombre, aquí el consumidor final puede elegir directamente los productos que va a comprar, sin necesidad de recurrir a un vendedor. Los supermercados o las tiendas de conveniencia responden a este modelo.

Minorista mixto

En estos establecimientos, el comprador puede escoger los productos que desee, de forma autónoma. Sin embargo, también puede recurrir a un vendedor si así lo desea. Las tiendas por departamento son un ejemplo destacado de esta categoría.

El comercio minorista no siempre cuenta con una superficie o local comercial. Cuando esto ocurre, las ventas se realizan de forma directa, mediante diversos métodos: ventas puerta a puerta, por catálogo, a través de máquinas expendedoras, etc.

En estos casos, el minorista suele ser una persona, no una empresa.