Activo, pasivo y capital


Ever Arrieta
Ever Arrieta

En contabilidad y finanzas, un activo representa los bienes y derechos que una entidad posee para realizar una actividad, de los cuales se espera obtener un beneficio o rendimiento económico. Este es el producto de la suma entre el pasivo y el capital.

El pasivo es el conjunto de deudas y obligaciones contraídas por una empresa en el pasado y que espera sean liquidadas en el futuro, con el objetivo de llevar a cabo una actividad.

En el caso del capital, este se refiere a los recursos financieros, en dinero o bienes, que provienen del aporte de los socios o accionistas de una entidad, con el fin de generar algún valor o rendimiento.

Activo

Pasivo

Capital

Definición

Bienes y derechos que una empresa posee, de los cuales se espera obtener beneficios.

Deudas y obligaciones en las que ha incurrido una empresa para poder realizar su actividad.

Recursos financieros aportados por socios o accionistas, con la finalidad de obtener beneficios.

Características

  • Se espera que genere rendimientos futuros.
  • Posee valor monetario.
  • Es utilizado para liquidar los pasivos.
  • Representa una inversión.
  • Implica una obligación que debe ser liquidada.
  • Financia actividades de la empresa.
  • Deviene de hechos acontecidos en el pasado.
  • Es clave para producir bienes y servicios.
  • Puede ser dinero, bienes, servicios o ser intangible.
  • Puede ser de carácter público o privado.

Tipos

  • Activo fijo.
  • Activo circulante.
  • Pasivo fijo. 
  • Pasivo circulante.
  • Capital fijo.
  • Capital circulante.
Ejemplos
  • Materias primas.
  • Deudas de clientes.
  • Dinero en efectivo.
  • Inventario.
  • Terreno.
  • Patentes.
  • Préstamos hipotecarios.
  • Cuentas por pagar.
  • Deudas a corto plazo.
  • Adquisición de inmuebles.
  • Gastos de personal.
  • Dinero para inmuebles.
  • Inversión en bonos y acciones.
  • Inversiones de socios.
  • Recursos humanos de alta calidad.

¿Qué es un activo?

En términos generales, un activo es aquel elemento que tiene el potencial de generar algún tipo de beneficio para alguien que lo posee y controla.

En contabilidad, los activos representan los bienes y derechos que una empresa o entidad posee, y de los cuales se espera obtener beneficios. Estos bienes pueden ser valorados en términos económicos, por lo que, en conjunto, pueden representar el valor de una empresa, más allá de las utilidades esperadas.

El activo es el resultado de la suma entre el capital y el pasivo. De esta forma, el dinero, propiedades, inversiones y otros activos tangibles, forman parte del valor económico de una empresa. Además, también las cuentas por pagar, productos para la venta y otros activos intangibles, ya que tienen el potencial de generar más valor.

Características de los activos

  • Se espera que generen beneficios (en dinero o de otra índole).
  • Pertenecen a la empresa y están bajo su control.
  • Tienen un valor que se puede traducir en términos monetarios.
  • Poseen una vida útil (corto o largo plazo).
  • Representan aquello en lo que se ha invertido.
  • Son utilizados para liquidar pasivos o adquirir más activos.
  • Forman parte del balance general de una empresa.

Tipos de activos

Los activos pueden ser de corto o largo plazo, como activos fijos o circulantes, ser tangibles o intangibles, y clasificarse según su uso (operativos o no operativos).

Activo fijo

También denominado activo no corriente, es aquel activo que no va a presentar movimientos por un período de al menos un año.

El activo fijo representa aquellos bienes que la empresa posee que no tienen como finalidad ser vendidos o comercializados. Poseen un grado bajo de liquidez y son utilizados en las operaciones de la empresa. Es por esta razón que su vida útil debe ser larga.

Sin embargo, aun si son de larga duración, los activos fijos son susceptibles a la depreciación. Esto significa que pierden valor con el paso del tiempo. Su precio de compra es utilizado como base en los libros contables, siendo este el valor que generalmente es posible amortizar con su uso.

Ejemplos de activos fijos

  • Materias primas usadas en manufacturas.
  • Deudas de clientes.
  • Mobiliario usado (que no está a la venta).
  • Patentes.
  • Terreno.

Activo circulante

Este tipo de activo representa aquellos bienes y derechos que una empresa adquiere y posee por un corto período de tiempo (menos de 12 meses). El objetivo es el de comercializarlos, venderlos o consumirlos para obtener efectivo.

Este tipo de activo tiene un alto grado de liquidez y es utilizado en las actividades cotidianas de la empresa. Esto significa que debe ser posible transformarlos en efectivo, con relativa facilidad y en poco tiempo, para sobrellevar gastos operativos y otras necesidades, antes del final de un ejercicio.

Ejemplos de activos circulantes

  • Dinero en efectivo.
  • Inversiones de corto plazo.
  • Pagos adelantados realizados.
  • Inventario.
  • Pagos por cobrar (de corto plazo).

Activos fijos tangibles e intangibles

Los activos fijos tangibles son los activos materiales físicos que cuentan con una larga vida útil, cuyo valor es relativamente fácil de medir y que son utilizados en el proceso operativo de la empresa.

Su valor se estima respecto del costo de adquisición inicial, la depreciación a lo largo del tiempo y la eventual amortización por su uso.

La maquinaria, la tierra, vehículos de transporte y bienes muebles usados para la operación de la empresa (equipo de oficina) son activos tangibles.

Los activos fijos intangibles son bienes de larga duración que no tienen una forma física. Estos activos cuentan con una larga vida útil y su valor es relativamente difícil de calcular.

Su valoración puede depender de la percepción de los consumidores o clientes de una empresa, de las marcas que esta posea, o de la capacidad de la misma para mantener un nivel de calidad competitivo.

La vida útil de estos activos puede tener una duración específica o indefinida. Las licencias o derechos de una marca tienen un plazo determinado, mientras que el valor mismo de una marca y las habilidades profesionales que la misma representa no se determinan fácilmente. Por lo que a veces son amortizables, y otras veces lo que se analiza es su deterioro.

Las patentes, derechos de autor y las marcas registradas son activos intangibles.

Activo operativo y no operativo

Los activos operativos son aquellos que una empresa posee y utiliza en sus operaciones. El dinero en efectivo, pagos adelantados e inventario son ejemplos de activos circulantes operativos. La planta de operaciones y los equipos utilizados son activos fijos operativos.

Los activos no operativos son los que le pertenecen a la empresa pero que no son utilizados en sus operaciones del día a día. Las inversiones de corto plazo, terrenos no utilizados e intereses sobre depósitos fijos son ejemplos de activos operativos.

¿Qué es un pasivo?

El pasivo representa las deudas y obligaciones que una empresa ha adquirido con el fin de llevar a cabo su actividad.

El pago de dichas obligaciones se realiza en dinero, en servicios o bienes.

Así como con los activos, los pasivos también pueden tipificarse según el plazo de tiempo en pasivos de corto plazo (circulante o corriente) y de largo plazo (fijo o no corriente).

Características de los pasivos

  • Implican una obligación que debe ser liquidada.
  • Son de importancia para financiar actividades de la empresa.
  • Devienen de hechos acontecidos en el pasado.
  • Representan aquello con lo que se financia.
  • Requieren de los activos para su liquidación.
  • Forman parte del balance general de una empresa.

Tipos de pasivos

Así como con los activos, los pasivos pueden ser de corto o largo plazo, según las necesidades financieras de la empresa. Casos particulares como las obligaciones potenciales y las obligaciones esperadas, que aún no han sido satisfechas, también se consideran pasivos.

Pasivo fijo

Se le conoce también como pasivo no corriente o de largo plazo. Se trata de las deudas y obligaciones que se deben liquidar en un período de 12 meses, a partir del momento de haberse contraído.

Cuando existe la necesidad de invertir grandes cantidades de dinero, una empresa puede contraer deuda con alguna entidad, a la cual debe pagar las obligaciones que, generalmente, incluyen intereses. Estas obligaciones implican que la empresa tenga que manejar un plan de pago más complejo a nivel financiero.

Una obligación de este tipo se contrae para inversión en grandes proyectos empresariales, de largo plazo, y así poderse dar abasto con las finanzas necesarias. Si una empresa no es capaz de liquidar estas deudas, esta puede sufrir problemas de solvencia.

Ejemplos de pasivos a largo plazo

  • Préstamos hipotecarios.
  • Préstamos bancarios.
  • Deudas de crédito con otras empresas.
  • Adquisición de inmuebles.

Pasivo circulante

También conocido como pasivo corriente, comprende las obligaciones a vencer en un período inferior a un año. Representa la forma en la que la empresa se financia a corto plazo para poder operar, generalmente a través de préstamos.

Para enfrentar dichas obligaciones, generalmente se utiliza la liquidez de los activos circulantes para poder pagar estos pasivos.

En caso de que no se pueda liquidar las deudas haciendo uso de los activos, se pueden solicitar más préstamos, contrayendo más deuda. Esto significa que se puede llegar a hacer uso de pasivos corrientes para poder liquidar obligaciones de otros pasivos corrientes.

Ejemplos de pasivos circulantes

  • Cuentas por pagar.
  • Intereses por pagar.
  • Deudas a corto plazo.
  • Obligaciones laborales y gastos de personal.

Pasivos diferidos y pasivos contingentes

Los pasivos diferidos se refieren a los ingresos cobrados por adelantado por un bien o servicio que aún no se brinda y sin que exista garantía de que se hará efectivo.

Por ejemplo, cuando el dueño de un edificio de apartamentos recibe el pago adelantado por un alquiler, el servicio solo se completa hasta el final del período de arrendamiento.

En el caso de los pasivos contingentes, estos se refieren a las posibles obligaciones que una empresa podría enfrentar en el futuro.

Por ejemplo, en caso de una demanda, una empresa podría verse obligada a pagar algún tipo de daño o perjuicio, por lo que se deben considerar los medios para enfrentar esa posibilidad.

¿Qué es el capital?

En economía o contabilidad, el capital representa los recursos financieros (dinero u otro bien) que han sido aportados por los socios o accionistas de una entidad con el fin de generar valor u obtener rendimientos.

Se trata de dinero, recursos o bienes que conforman la riqueza de una empresa, así como también los bienes, equipamientos y servicios poseídos por una empresa.

Se le considera como un factor de producción, en conjunto con la tierra, la tecnología y el trabajo. Al tener como objetivo general la generación de valor (económico o de otra índole), el capital es un elemento básico para la producción de otros bienes o servicios (otros valores).

Además, en conjunto con el activo y el pasivo, el capital forma parte del balance general de una empresa.

En general, los individuos, empresas, u otras entidades, aportan capital con el fin de obtener algún valor o rendimiento a cambio. Los rendimientos producen dividendos que se reparten a cada uno de los elementos dueños del capital (equidad).

Sin embargo, no siempre se obtienen ganancias al final de un ejercicio, habiendo pérdida de utilidades.

En el caso de que existan rendimientos o utilidades al final de un ejercicio, estos pueden convertirse nuevamente en capital, si se invierten en la empresa o en otros negocios. 

Las utilidades esperadas del capital pueden presentarse bajo la forma de intereses por inversión, deudas por cobrar, bienes materiales, dinero u otros activos.

Características del capital

  • Elemento clave para producir bienes y servicios.
  • Puede tomar diversas formas: dinero, bienes, servicios o ser intangible.
  • Puede ser de carácter privado o público.
  • Forma parte del balance general.

Tipos de capital

El capital puede provenir de varias fuentes o presentarse de diversas formas. Puede presentarse bajo la forma de dinero, bienes e, incluso, como un intangible.

Capital fijo

Es el capital utilizado a largo plazo , a través de varios ejercicios, en las operaciones de una empresa. Este capital está destinado a la adquisición de maquinaria, inmuebles e implementos del proceso de producción, cuyo desgaste es paulatino.

Capital de circulante

Es el capital de corto plazo que se utiliza y consume constantemente, el cual se obtiene de la diferencia entre el activo y el pasivo circulantes. Se trata de un fondo a largo plazo (capital de carácter permanente) que financia costos de operación del día a día, conocido también como fondos de maniobra.

Capital contable

Es la diferencia entre el activo y el pasivo o el patrimonio que poseen los accionistas en una empresa. Incluye al capital social y forma parte del balance general.

Capital financiero

Es el capital que representa el dinero invertido por alguien para obtener rendimientos. La inversión se realiza en acciones, ahorros, bonos y depósitos, a través de diferentes mercados, nacionales e internacionales.

Capital social

Es el conjunto de bienes o dinero aportado por los socios o accionistas de una empresa. Los socios tienen derechos repartidos a través de acciones que representan el aporte de cada uno. Además, garantiza que la empresa pueda hacer frente a cualquier situación de deberes. Si una empresa va a la bancarrota, el capital social puede ser utilizado para liquidar las obligaciones remanentes.

Capital humano

La adquisición de trabajadores y colaboradores con amplia experiencia o formación de alto nivel, en áreas pertinentes al campo operativo de una empresa, puede ser considerado como capital humano. Además, cuando una empresa tiene programas de capacitación de personal, el desempeño laboral puede aumentar, provocando que el capital humano de la empresa crezca.

Ever Arrieta
Ever Arrieta
Bachiller en filosofía (2009) por la Universidad Nacional de Costa Rica; y máster en historia, relaciones internacionales y cooperación (2013), en traducción y servicios lingüísticos (2015) y en multimedia (2017) por la Universidad de Oporto.