Humanismo y Renacimiento


Humanismo fue una escuela de pensamiento que se originó en el período renacentista y que se caracterizó por una vuelta o revisión del pensamiento y las letras clásicas de la cultura grecorromana.

Renacimiento es una etapa histórica posterior a la época medieval, y su características principal fue un resurgir de las artes, las ciencias y el pensamiento crítico.

En ese sentido, se puede decir que el Renacimiento fue un período específico en la historia, y el humanismo fue una corriente intelectual que nació en ese período.

Humanismo Renacimiento
Definición Escuela de pensamiento surgida durante el Renacimiento. Período histórico que abarcó desde el siglo XIV hasta el siglo XVI.
Características
  • Rechazo al dogma religioso.
  • Visión antropocéntrica.
  • Rescate de los autores, obras y pensamiento clásicos.
  • Impulso a las ciencias basadas en la evidencia empírica.
  • Visión antropocéntrica impulsada por el movimiento humanista.
  • Auge de las artes, la ciencia y la filosofía.
  • Desaparece el feudalismo y se establece la burguesía.
Principales exponentes
  • Erasmo de Rotterdam (teología).
  • Nicolás Maquiavelo (política)
  • Martin Lutero (teología).
  • Leonardo da Vinci (pintura).
  • Miguel Ángel Bounarotti (escultura).
  • Nicolás Copérnico (astronomía).
  • Francis Bacon (empirismo).

¿Qué es el humanismo?

El humanismo fue un movimiento intelectual surgido en el Renacimiento entre los siglos XIV y XVI, que reivindicaba el pensamiento racional propuesto en las antiguas civilizaciones griega y romana.

Esta nueva interpretación de la realidad fue una manera de deslastrarse del pensamiento medieval, también conocido como “la edad oscura”, debido a que fue una época en la que todo indicio de pensamiento científico o racional fue descartado, mientras que se exaltaba el valor de la religión, los textos sagrados y la teología.

Mientras que en la época medieval se aseguraba que Dios era el epicentro desde el cual todo debía ser discutido, en el humanismo renacentista esta visión cambia y le da al ser humano un lugar protagónico como la nueva medida de todas las cosas.

Si bien el término humanismo fue creado a partir del siglo XIX para conceptualizar los cambios estéticos e intelectuales surgidos en el Renacimiento, fue en este período histórico en el que se comenzó a utilizar la palabra “humanista”, para referirse a quienes dominaban y enseñaban las letras y la cultura clásicas.

Algunos de los principales representantes de la escuela humanista fueron Cosme de Medici, fundador de la Academia Platónica Florentina, considerada cuna del humanismo, Nicolás Maquiavelo, el impulsor del autoritarismo monárquico y Martin Lutero, el teólogo alemán responsable de la reforma protestante que generó una división definitiva en la Iglesia católica.

Características del humanismo

El humanismo, como escuela de pensamiento, tiene las siguientes características:

Concepción antropocéntrica

En el humanismo, es el hombre quien pasa a ser el centro desde el cual parte todo sistema de pensamiento, creencias y estética. Se valora la individualidad del ser humano y el uso de la razón para interpretar la realidad.

Regreso a los clásicos

El humanismo promueve un rescate y revisión de la literatura, filosofía y saberes heredados de los griegos y los romanos, a quienes se consideran cánones del pensamiento racional, las ciencias y las artes.

El neoplatonismo, la filosofía estoica, los mitos griegos y romanos tuvieron un papel fundamental en el pensamiento humanista.

Rechazo a los dogmas religiosos

Contrario a lo que ocurrió en el período medieval, en el Renacimiento se promovió el uso de la razón por encima de la religión. También se instituyó la tolerancia religiosa como un medio para garantizar la convivencia social.

En ese sentido, vale destacar el aporte del teólogo holandés Erasmo de Rotterdamn, quien a pesar de mantenerse apegado al dogma católico, mantuvo siempre un criterio independiente que se expresó en sus obras, especialmente en Elogio de la locura, en el que critica abiertamente la corrupción moral en la que se hallaba la Iglesia católica.

Vulgarización del saber

Los humanistas promovieron la difusión y la expresión de todos los saberes en un lenguaje llano, de tal forma que cualquier persona tuviese acceso al conocimiento.

¿Qué es el Renacimiento?

El Renacimiento fue un período histórico que abarca los siglos XV y XVI, en el cual se suscitaron grandes transformaciones estéticas, intelectuales, científicas y culturales que marcaron el fin del oscurantismo que prevaleció durante la Edad Media, y a su vez fueron una transición hacia la Edad Moderna.

Durante el Renacimiento tuvo lugar el surgimiento de una escuela de pensamiento llamada humanismo, que tuvo una gran influencia en todos los ámbitos del saber. De esta forma, la vuelta a las grandes obras y pensadores griegos y romanos se vio reflejada en la pintura, las letras, las ciencias, la política, etc.

El término Renacimiento fue acuñado por el artista italiano Giorgio Vasari para referirse al rescate de los saberes por parte de los italianos de Florencia, considerada la cuna de esta etapa histórica.

Características del Renacimiento

Durante el Renacimiento ocurrieron una serie de cambios en múltiples niveles que luego pasarían a convertirse en rasgos distintivos de esta época, tales como:

La religión deja de ser el epicentro del poder

La división de la iglesia entre católicos y anglicanos, sumada a las ideas difundidas por la escuela humanista, dieron como resultado un debilitamiento del poder religioso.

Esto dio paso a una concepción antropocéntrica que si bien respetaba la existencia de la religión, ponía al ser humano como nueva medida de todas las cosas.

Expansión de la burguesía

El auge de los intercambios comerciales en Europa inició un crecimiento de la clase burguesa, que pasó a convertirse en un factor de poder, en contraposición al sistema establecido en le Edad Media por el feudalismo, el cual se caracterizaba por la relación entre el dueño del feudo o extensión de tierra y los siervos o campesinos que trabajaban para él.

Auge de las artes

Durante el Renacimiento, las artes encontraron inspiración estética en las ideas humanistas, lo cual se reflejó en la escultura y la pintura, que tuvieron como motivo principal los mitos clásicos griegos y romanos.

En este sentido, artistas como Giotto di Bondone, Leonardo Da Vinci, Rafael Sanzio, Tiziano Vecellio hicieron lo propio con la pintura, mientras que Miguel Ángel Buonarroti y Donato di Niccoló fueron dos de los máximos representantes de la escultura.

La arquitectura no se quedó atrás, y si bien rescató el clasicismo griego, también hizo nuevos aportes, como la columna abalaustrada y la construcción de espacios a la medida del hombre, en vez de construcciones monumentales.

Avances científicos

El renovado interés en el ser humano trajo consigo el estudio de su estructura física para una mejor comprensión de su funcionamiento. En 1543 fue publicado De humanis corporis fabrica, un compendio ilustrado sobre anatomía humana del médico flamenco Andrés Vesalio, considerada una de las obras más completas en su tipo.

También hubo avances en la astronomía, impulsada por Nicolás Copérnico y su teoría del movimiento de los planetas alrededor del sol y en las ciencias exactas gracias a Francis Bacon y su teoría del empirismo, o la evidencia científica como herramienta del conocimiento.

Ver también Modernidad y posmodernidad: características y diferencias.

Actualizado en