Tipos de cerveza


Existen dos grandes tipos de cerveza según su nivel de fermentación:

  • Ale (alta fermentación).
  • Lager (baja fermentación).

También existen otras clasificaciones que atienden a los ingredientes de elaboración o a alguna característica particular del proceso, como las cervezas híbridas.

Por otra parte, los tipos de cerveza artesanal responden también a las clasificaciones anteriores. Lo que varía en este caso es que al no ser un proceso industrial las cantidades de bebida disponible son más limitadas con respecto a las grandes marcas comerciales. Además, las características organolépticas de la cerveza pueden ser ligeramente diferentes ya que hay lugar para la experimentación.

El nombre cerveza viene del latín cervêsïa, que al parecer proviene de Ceres, la diosa romana de la agricultura. Sin embargo, existe mucha controversia al respecto, ya que para algunos filólogos el término no viene de los romanos, sino de los celtas.

Tipos de cervezas según su fermentación Tipos de cervezas especiales Tipos de cervezas según su color

Ale (fermentación alta):

  • Ipa
  • Pale Ale
  • Sout
  • Porter

Lager (fermentación baja):

  • Pilsen
  • Marzen
  • Bock

Lambic.

Cervezas híbridas:

  • Rauchbier
  • Steinbier
  • Steam beer
  • Rubia
  • Roja
  • Negra

Tipos de cerveza según su fermentación

Dependiendo de si la fermentación es baja o alta, las cervezas se clasifican en:

Cervezas Ale

El término Ale se utiliza para la familia de cervezas que son sometidas a fermentación de alta temperatura, proceso que puede durar entre tres días hasta dos semanas, dependiendo del fabricante. Posterior a la fermentación, sigue un proceso que puede ser de maduración en frío o en caliente, o una segunda fermentación.

Algunas variedades de cerveza Ale son:

  • Ipa: se caracteriza por su color cobrizo y su alto contenido de lúpulo que le dan un sabor característico. Tiene notas a frutas.
  • Pale Ale: cerveza rubia, lúpulo aromatizado con especias y notas a frutos secos.
  • Stout: cerveza oscura con notas malteadas y un alto contenido de alcohol.
  • Porter: cerveza oscura con notas a chocolate y cereales tostados.

Cervezas Lager

Las cervezas Lager se caracterizan por tener una fermentación a bajas temperaturas y un proceso de maduración a cero grados que puede durar semanas o meses. A mayor tiempo de maduración en frío, más carácter tendrá el producto final.

La técnica de fermentación y maduración en frío ya se aplicaba en algunas zonas de Europa durante la Edad Media. En ese entonces, la cerveza se almacenaba en lugares altos y fríos como cuevas montañosas, para evitar que las altas temperaturas del verano dañaran el producto.

Posteriormente, los avances logrados a mediados del siglo XIX de la mano de Louis Pasteur en sus investigaciones sobre las levaduras, y la creación de los primeros sistemas de refrigeración dieron como resultado una industrialización progresiva en el mundo de las cervezas.

Algunas variedades de cerveza Lager, son:

  • Pilsen: es el tipo de cerveza más popular en el mundo. Es dorada, ligera y tiene una maduración de dos meses.
  • Marzen: es la cerveza que se sirve tradicionalmente en el Oktoberfest, en Alemania. Es de color cobrizo y de sabor fuerte.
  • Bock: es la Lager más oscura y fuerte. En muchos lugares de Alemania se bebe durante el invierno.

Cervezas especiales

Además de las categorías Ale y Lager, existen otras variedades de cervezas que si bien no son tan conocidas por el público masivo, son muy cotizadas entre los conocedores dados sus ingredientes o procesos característicos. Algunas de ellas, son:

Lambic

Son cervezas a las que no se les agrega levadura, sino que se dejan fermentar con las levaduras del ambiente. Esto implica que el proceso sea más difícil de controlar, puesto que los tiempos de producción pueden ser variables y durar meses o años.

Las cervezas de fermentación espontánea se conocen como Lambic, y deben su nombre a la región de Lambeek, en Bruselas, donde son elaboradas. Se caracterizan porque se usa lúpulo viejo, que carece de amargor, y se agregan frutas variadas. Además, están elaboradas con cebada malteada y trigo crudo.

Todas estos procesos inusuales dan como resultado una cerveza exótica, que a su vez se utiliza como base para volver a fermentar o para elaborar otras cervezas. Para que sea considerada una Lambic joven, la cerveza debe tener como mínimo seis meses de maduración.

Cervezas híbridas

Se les llama cervezas híbridas a aquellas que combinan técnicas, procesos o ingredientes en su elaboración. Generalmente, se hacen en zonas geográficas particulares.

Entre las cervezas especiales, destacan

  • Rauchbier: la cerveza se fermenta con el calor de las brasas de madera de haya. Se hace en Baviera, Alemania.
  • Steinbier: el mosto extraído de la malta se vierte sobre piedras calientes que le dan un sabor ahumado. Se produce en Baviera.
  • Steam beer: es una cerveza estadounidense que combina las levaduras de una Lager con las altas temperaturas de una Ale.

Cervezas rubia, roja y negra

Aunque se trata de una clasificación popular, la categorización de las cervezas según su color no tiene otro componente más allá del criterio cromático, dado que no hay parámetros particulares para que sean de un color u otro.

Una Ale puede ser rubia, roja o negra, del mismo modo que puede ser ligera o con mucho cuerpo y de sabor amargo o ligeramente dulce. Lo mismo ocurre con las Lager. Son los ingredientes y procesos los que influyen en la categorización y producto final.

Ver también Tipos de té.

Actualizado en