Inducción y deducción


Inducción y deducción son formas de razonamiento. La inducción intenta llegar a conclusiones generales a partir de premisas particulares, mientras que la deducción se apoya en premisas generales para llegar a una conclusión particular.

Inducción Deducción
Definición Forma de razonamiento que utiliza datos concretos para llegar a conclusiones generales. Forma de razonamiento que utiliza datos generales para llegar a conclusiones concretas.
Etapas
  • Recolección de datos.
  • Observación.
  • Identificación de patrones.
  • Conclusión.
  • Recolección de datos.
  • Observación.
  • Conclusión.
Características
  • Aporta conocimiento nuevo.
  • Si las premisas son verdaderas, la conclusión probablemente será verdadera.
  • La conclusión no está en las premisas.
  • No aporta conocimiento nuevo.
  • Si las premisas son verdaderas, la conclusión es verdadera.
  • La conclusión está en las premisas.
Ejemplos
  • Premisa A: la Tierra es semiesférica.
  • Premisa B: la Tierra es un planeta.
  • Conclusión: Todos los planetas son semiesféricos.
  • Premisa A: los planetas son semiesféricos.
  • Premisa B: la Tierra es un planeta.
  • Conclusión: la Tierra es semiesférica.

¿Qué es inducción?

Es una forma de razonamiento que considera el análisis datos específicos para inferir conclusiones generales sobre la naturaleza del fenómeno estudiado. Es decir, es un tipo de razonamiento científico que estudia lo particular para llegar proposiciones que se apliquen a todos los fenómenos de la misma categoría.

Este tipo de razonamiento se conoce como método inductivo y se aplica siguiendo ciertos criterios.

Método inductivo

Para aplicar el método inductivo, se observan y recolectan datos de una serie de fenómenos de las misma naturaleza, a fin de encontrar un principio común a todos ellos. Siendo así, se puede decir que si un grupo de recién nacidos llora cuando tiene hambre, entonces se puede concluir que todos los recién nacidos lloran cuando tienen hambre.

Sin embargo, aunque la inducción sea un método ampliamente utilizado, no está exento de fallas. De hecho, en el razonamiento deductivo no existe un criterio para determinar la validez de un argumento, lo que ha sido llamado “el problema de la inducción”.

¿Qué es el problema de la inducción? Es lo que ocurre en los casos en los que las conclusiones (generales) no se corresponden con las premisas (particulares).

Un ejemplo del problema de la inducción sería el siguiente:

Una tribu indígena aislada tiene contacto por primera vez con un grupo de exploradores de piel blanca. Al verlos, podrían concluir que fuera de su territorio todas las personas lucen como los exploradores. Sin embargo, sabemos que no es así, puesto que existen varios fenotipos de personas.

Como no todas las conclusiones generales corresponden a datos particulares, se considera que la inducción puede servir para describir hechos verdaderos. Por ejemplo, que ese grupo de recién nacidos llora cuando tiene hambre o que aquellos exploradores son blancos.

Sin embargo, la conclusión no siempre será verdadera, como sus premisas. En todo caso, es probable que sea verdadera.

Quizá te interese: Diferencia entre método inductivo y deductivo.

Pasos del método inductivo

La aplicación del método inductivo requiere una serie de pasos que, si son aplicados correctamente, darán como resultado una mayor probabilidad de que la conclusión sea correcta.

1. Recolección de datos

Es la selección de la serie de eventos a analizar. Por ejemplo:

“Se van a analizar todos los autos que pasan por la avenida principal a las 12 del mediodía.”

2. Observación

Consiste en examinar cada evento por separado para detectar rasgos característicos. Continuando con el ejemplo anterior, sería:

“Los autos que pasan por la avenida principal a las 12 del mediodía tienen ruedas, ventanas, asientos y puertas.”

3. Identificación de patrones

Se consideran cuáles características se repiten en todos los eventos seleccionados. Por ejemplo:

“Los autos observados tienen 4 ruedas.”

4. Conclusión

A partir de los patrones observados se elabora una conclusión general. En este caso, la conclusión sería:

“Todos los autos tienen 4 ruedas.”

Características del razonamiento inductivo

El método de razonamiento basado en la inducción tiene una serie de características, entre las cuales destacan:

  • Aportan conocimiento: las conclusiones extraídas no están contenidas en las premisas, con lo cual se revelan nuevos datos. Por eso, es un método tan utilizado en las ciencias empíricas, dado que es una herramienta de generación de conocimiento.
  • La conclusión es una probabilidad: las premisas pueden ser verdaderas y, aún así, la conclusión puede ser falsa. Pero si las premisas son verdaderas, existe mayor probabilidad de que la conclusión lo sea.
  • La conclusión no está en las premisas, sino en las relaciones que se establecen entre ellas.

¿Qué es deducción?

El método deductivo es otra forma de razonamiento lógico utilizada en el mundo científico para comprobar la veracidad de ciertos datos.

Un ejemplo del método deductivo, sería:

Todos los planetas de la Vía Láctea son semiesféricos.

Los planetas del sistema solar son semiesféricos.

La Tierra es un planeta del sistema solar.

Esta es la razón por la cual se dice que la deducción va de lo general a lo particular, dado que las premisas contienen datos genéricos de los cuales se extrae una conclusión que aplica a un evento específico.

Trasladado al ámbito de la investigación científica o producción de conocimientos, la deducción permite apoyarse en teorías probadas o aceptadas para describir el fenómeno que se está estudiando y hacer inferencias sobre él.

La inferencia se aplica a través del método deductivo, que a su vez tiene dos tipos::

1. Método deductivo directo

El investigador usa una premisa de la cual extrae su conclusión, sin contrastarla con otras. Por ejemplo:

  • Premisa A: los planetas no son cúbicos.
  • Conclusión: la Tierra no es cúbica

2. Método deductivo indirecto

El investigador requiere de dos o más premisas para extraer una conclusión. Por ejemplo:

  • Premisa A: los planetas no son cúbicos.
  • Premisa B: la Tierra es un planeta
  • Conclusión: la Tierra no es cúbica.

En ambos casos, el objetivo es el mismo: tomar unas características generales y adecuarlas a las particularidades del fenómeno para extraer conclusiones. Estas conclusiones, a su vez, sirven para validar la teoría o conocimiento objetivo utilizadas en la investigación.

Pasos del razonamiento deductivo

El método basado en la deducción tiene 4 etapas, que se aplican tanto en el método directo como en el indirecto:

1. Recolección de datos

Consiste en definir qué hechos o eventos serán analizados. Por ejemplo:

La forma de los planetas del sistema solar.

2. Observación

Para construir las premisas, es necesario observar el fenómeno. La observación, a su vez, tiene tantas etapas como premisas se quieran crear. La segunda premisa, y las que le sigan (en caso de que las haya), siempre se utilizarán para contrastar la primera y confirmar así su veracidad. Por ejemplo:

  • Premisa A: los planetas no son cúbicos.
  • Premisa B: Mercurio es un planeta.
  • Premisa C: la Tierra es un planeta.
  • Conclusión: la Tierra no es cúbica.

3. Conclusión

Con los datos extraídos de la premisa general, y después de contrastarlos con el resto de las proposiciones, se elabora una conclusión particular. En este caso:

La Tierra no es cúbica.

Características del razonamiento deductivo

El método de razonamiento por deducción tiene elementos que son esenciales para ser considerado una forma de generar conocimiento:

  • Las conclusiones no aportan conocimiento nuevo: el método deductivo solo describe o confirma fenómenos ya conocidos.
  • Si las premisas son verdaderas, la conclusión es verdadera, de lo contrario, significa que alguna de las premisas (o todas ellas) son falsas o que la deducción no se hizo de forma correcta.
  • Las premisas contienen, en sí mismas, la conclusión: la tarea del investigador es hallar los datos ocultos en las proposiciones para llegar a una deducción lógica.