Arrendador y arrendatario


Arrendador es el propietario de un bien que ha decidido ceder el uso de esa propiedad a otra persona a cambio de dinero. Arrendatario es la persona que tiene el derecho a usar un bien que pertenece a otra persona a cambio de una remuneración.

Tanto el arrendador como el arrendatario pueden ser personas naturales o jurídicas. Para que el proceso de arrendamiento se cumpla sin inconvenientes, se debe hacer un contrato donde se establezcan las condiciones, los deberes y los derechos de las partes.

El objetivo del arrendador es tener una ganancia sobre un bien del que es propietario, mientras que el arrendatario busca satisfacer una necesidad gozando de un bien que no posee.

ArrendadorArrendatario
DefiniciónPersona que cede temporalmente un bien a otra persona a cambio de un pago.Persona que paga una remuneración para poder disfrutar de un bien de forma temporal.
Derechos
  • Cobrar a tiempo la cantidad establecida.
  • Cobrar los daños ocasionados por el arrendador si así lo estipula el contrato.
  • Cancelar el contrato en caso de violarse alguna de las cláusulas.
  • Disfrutar del bien durante la vigencia del contrato.
  • Exigir las condiciones o reparaciones necesarias para disfrutar de dicho bien.
Obligaciones
  • Ceder el bien durante todo el tiempo que se ha establecido.
  • Mantener el buen estado y funcionamiento de los bienes o servicios arrendados.
  • Realizar el pago a tiempo para poder disfrutar del bien.
  • Entregar la propiedad en las condiciones establecidas.
  • No destruir o modificar el bien arrendado.
  • Permitir la revisión del bien por parte del arrendador.
EjemplosJuan tiene una casa en la playa y ha decidido alquilarla durante las vacaciones a los turistas.María ha decidido alquilar una casa para vivir en ella mientras cursa sus estudios universitarios.

¿Qué es arrendador?

Es la persona natural o jurídica que presta temporalmente algo que le pertenece a otra persona a cambio de un pago acordado.

Para llegar a este acuerdo debe haber un contrato donde se especifiquen las condiciones para el uso y aprovechamiento de la propiedad durante el tiempo estipulado.

Este contrato debe establecer las obligaciones y derechos que deben tener las partes involucradas, de no cumplir podría darse por terminado el contrato y la propiedad volvería a manos del arrendatario. Para esto, las dos partes deben estar de acuerdo al momento de dar continuidad al contrato.

El arrendatario tiene la obligación de ceder este bien y exigir a cambio el pago de forma periódica o según haya sido establecido en el contrato.

Cuando el objeto de arriendo es un inmueble, el pago suele ser mensual. Cuando se trata de vehículos, por ejemplo, generalmente se realiza un solo pago, dependiendo de las horas o días que este se utilice

En otros casos, se realiza un pago único que da derecho al uso de la propiedad durante un tiempo que ha sido establecido junto con las condiciones de uso y devolución, así se evitan percances al momento de la entrega.

¿Qué es arrendatario?

Es la persona natural o jurídica que tiene el derecho a disfrutar temporalmente de un bien a cambio de un pago.

Cuando el bien de arrendamiento es una casa, el arrendador es el dueño de la casa y el arrendatario es el inquilino, quien paga un alquiler para disfrutar del bien.

Las condiciones, asiduidad y continuidad del arrendamiento deben estar establecidas en un contrato que haya sido aceptado por las dos partes involucradas.

Es responsabilidad del arrendatario realizar el pago de forma puntual y responsable para poder usar o seguir disfrutando del bien que está arrendando. Si se incumple con el pago o algunas condiciones acordadas, el contrato se puede dar por terminado y la propiedad vuelve a manos del arrendador.

Por esta razón, es importante que en el contrato se señale lo que puede ocurrir en caso de daño o mal uso del objeto arrendado, especificando quién se hace cargo de los gastos que se originen.

Generalmente, el contrato establece el pago de una multa por parte del arrendatario en caso de daños, o también se suele incluir un seguro con un costo adicional para que el arrendatario sea quien cubra este tipo de situaciones.