Introversión y extraversión


La introversión es un rasgo de personalidad caracterizada por un interés en desarrollar y conectar con procesos internos. La mirada está puesta en el interior y hay una tendencia a preferir la soledad o las actividades individuales por encima de la conexión social.

La extraversión, también conocida como extroversión, es un rasgo de personalidad en la que el sujeto está más concentrado en desarrollar una relación con el exterior. Requiere de una mayor conexión social y por eso mismo tiende a desarrollarse en entornos que le permitan un acercamiento a otros individuos o grupos.

Ambos términos fueron introducidos por primera vez por el psiquiatra y psicólogo suizo Carl Jung, en su obra Tipos psicológicos, publicada en 1921. Allí, el autor plantea 4 funciones principales de consciencia: dos perceptivas (sensación e intuición) y dos racionales (pensamiento y sentimiento). Estas funciones rigen dos actitudes principales: la introversión y la extraversión.

Si bien no existen personas radicalmente introvertidas o extrovertidas, sí existe una tendencia a identificarse con uno u otro tipo. Sin embargo, ninguno de los dos es mejor en términos calificativos, ya que tanto la introversión como la extraversión contribuyen con el desarrollo del individuo.

La diferencia entre introversión y extraversión radica en el foco de atención: el mundo interior o el exterior.

IntroversiónExtraversión
DefiniciónRasgo de personalidad caracterizado por el autoanálisis y el enriquecimiento del mundo interno.Rasgo de personalidad caracterizado por una tendencia a conectar con el mundo exterior y el cultivo de las relaciones sociales.
Tipos
  • Introvertido pensamiento
  • Introvertido sentimiento
  • Introvertido sensación
  • Introvertido intuición
  • Extravertido pensamiento
  • Extravertido sentimiento
  • Extravertido sensación
  • Extravertido intuición
Características
  • Introspección.
  • Poco comunicativos, reservados.
  • Preferencia a las actividades individuales.
  • Tendencia a preferir ambientes silenciosos.
  • Pocos vínculos sociales.
  • Facilidad para el análisis.
  • Extrospección.
  • Muy comunicativos y accesibles.
  • Preferencia a las actividades grupales.
  • Los ambientes ruidosos o al aire libre son los preferidos.
  • Muchos vínculos sociales.
  • Facilidad para la ejecución.
EjemplosUna persona callada, reservada, que pasa mucho tiempo aislado del exterior para dedicarse a aquello que le apasiona, que prefiere los lugares pequeños, cerrados o con pocas personas, como una librería o un café.Una persona conversadora, que disfruta conocer nuevos lugares, (si son ambientes naturales o al aire libre, mejor), establece vínculos con desconocidos con facilidad y suele ser el líder natural de un grupo.

¿Qué es la introversión?

Para Carl Jung, la introversión es una característica de la personalidad que se expresa a través del autoanálisis. La introspección es un rasgo distintivo en este caso, ya que el individuo tiene la tendencia a preferir el cultivo de un rico mundo interior.

Para el introvertido, los estímulos del mundo externo pueden ser agobiantes, y en algunos casos limitantes para el desarrollo de su potencial, por lo que prefieren actividades que no impliquen tanta interacción social.

Este detalle ha hecho que la introversión sea frecuentemente confundida con la timidez. Sin embargo, son diferentes, ya que mientras la introversión tiene que ver con la personalidad, la timidez está basada en el miedo a ser juzgado de forma negativa.

La introversión no está necesariamente vinculada con la ausencia de conexiones sociales, solo que en este caso, estos vínculos se desarrollan de forma diferente.

Un introvertido, por ejemplo, puede sentir atracción por las fiestas o las conversaciones, pero probablemente se relacionará con pocas personas o se quedará por menos tiempo en este tipo de actividades, porque la cantidad y variedad de estímulos puede resultar agotadora emocionalmente.

La predilección por un modo de vida reservado, y el énfasis en el desarrollo de una mirada interna, hacen que los introvertidos tengan potencial en áreas que requieren de esas aptitudes, como la pintura, la literatura, la escritura, la poesía, la investigación, etc. Sin embargo, esto no significa que sólo puedan desarrollarse exitosamente en esas áreas.

Tipos de introversión

La clasificación de Jung plantea 4 tipos de introversión, basadas en la influencia de alguna de las 4 funciones principales de la consciencia (sensación, intuición, pensamiento y sentimiento):

  • Introvertido pensamiento: recurren al autoanálisis para comprender su posición y visión del mundo.
  • Introvertido sentimiento: desde el exterior, pueden ser percibidos como autónomos y en control de sí mismos, sin embargo, pueden resultar indescifrables, ya que no suelen ser accesibles para la mayoría de las personas.
  • Introvertido sensación: le prestan mucha atención a aquello que perciben sensorialmente (olores, sabores, texturas, sonidos).
  • Introvertido intuición: generalmente calificados como “soñadores”. Se nutren de su particular visión interior.

Características de la introversión

Una persona con mayor tendencia a la introversión, se sentirá identificada con más de una de estas características:

  • Apego y extrema reserva a narrar la propia vida, especialmente aspectos que se consideran íntimos o muy valiosos.
  • Disfrute de la soledad.
  • Preferencia por actividades en solitario o grupos reducidos.
  • Rechazo a entornos con múltiples estímulos (exceso de ruido, por ejemplo).
  • Tendencia a la escucha activa.
  • Preferencia por un estilo de vida reservado y silencioso.

¿Qué es la extraversión?

Es un rasgo de personalidad caracterizado por búsqueda de interacciones sociales y una disposición natural para conocer, compartir y disfrutar del mundo exterior. Las personas extravertidas tienen una tendencia a preferir actividades grupales y no suelen dedicar tanto tiempo al cultivo de su mundo interno.

Para el extravertido, no solo es común estar en situaciones altamente estimulantes, sino que en muchas ocasiones, las genera. De allí que sean exploradores, aventureros y carismáticos por naturaleza.

Un ejemplo de persona extravertida es aquella que suele ser el centro de atención, o el líder carismático de un grupo. Debido a su facilidad para comunicarse con otros, crear redes de vínculos y conectar con el mundo exterior, los extravertidos suelen tener mayor predisposición para ocupar posiciones de liderazgo en el ámbito social y profesional.

Tipos de extraversión

Para Jung, los extravertidos se dividían en 4 grupos:

  • Extravertido pensamiento: tienen sus propias reglas, por lo general, inamovibles, y las utilizan para comprender el mundo que les rodea.
  • Extravertido sentimiento: son muy adaptables a las circunstancias y están enfocados en obtener reconocimiento en el ámbito personal, profesional y social.
  • Extravertido sensación: se caracterizan por ver el mundo desde un punto de vista práctico, por lo que suelen asumir con facilidad las circunstancias que les toca vivir.
  • Extravertido intuición: son carismáticos, líderes de grupos y suelen estar un paso adelante de las situaciones debido a su capacidad para prever lo que puede suceder.

Características de la extraversión

En términos generales, las personas extravertidas tienen una gran facilidad para conectar con el mundo que les rodea, pero también tienen otros rasgos característicos.

  • Tienen mayor disposición para narrar su vida y compartir pensamientos y sentimientos con otros.
  • Son muy comunicativos. Tienen facilidad para hablar en público o para dirigir una conversación o debate.
  • Las actividades al aire libre les nutren e inspiran, al igual que compartir con otras personas.
  • Pueden tener cierta tendencia a la imprudencia, ya que están tan enfocados en comunicar sus ideas que muchas veces no piensan si lo que van a decir es apropiado o conveniente.
  • Se sienten cómodos liderando grupos o solucionando problemas.
  • Su círculos de amigos y contactos sociales es muy amplio.
  • No les resultan placenteras las actividades individuales, ni la soledad.