VIH y SIDA


Ana Zita
Revisión científica por Ana Zita
Doctora en Bioquímica

La diferencia entre VIH y SIDA radica en que el SIDA es la enfermedad producto de la infección por el virus VIH. Se puede estar infectado con el VIH pero no desarrollar el SIDA.

Desde que se detectó el primer caso en 1981, 78 millones de personas se han infectado con el virus VIH y 35 millones de personas han muerto por causa del SIDA. Hasta el momento, no existe vacuna para prevenir la infección por VIH, pero las personas infectadas pueden ser tratadas con terapia antirretroviral.

VIH SIDA
Definición Virus de inmunodeficiencia humana. Etapa avanzada de la infección por VIH.
Naturaleza Agente patógeno. Enfermedad.
Prevención
  • Uso de preservativos.
  • No compartir objetos jeringas.
  • Esterilización de material quirúrgico.
Terapia antirretroviral.
Detección Análisis de los anticuerpos en la sangre.
  • Aparición de infecciones oportunistas.
  • Deterioro físico.
  • Sarcoma de Kaposi u otros tipos de cáncer.

¿Qué es el VIH?

El VIH es el virus causante de la enfermedad conocida como síndrome de inmunodeficiencia adquirida. VIH son las siglas para virus de inmunodeficiencia humana, mientras HIV son sus siglas en inglés.

Existen dos tipos de virus VIH: VIH-1 y VIH-2. Ambos pertenecen al grupo de los retrovirus, que son los virus con ARN, y a los lentivirus, virus con períodos de incubación muy largos. El VIH-1 se encuentra en Europa y América, mientras que el VIH-2 se encuentra en África occidental.

Como todos los virus, el VIH necesita de una célula hospedadora para poder reproducirse. En este caso, el VIH ataca a los glóbulos blancos, específicamente a los linfocitos T CD4+. Los linfocitos forman parte del sistema inmunológico encargado de proteger al organismo contra agentes invasores.

¿Cómo el VIH destruye las células inmunes?

VIH y sida
Micrografía electrónica de barrido del VIH (color verde) brotando de un linfocito (color azul).

Cuando el virus entra en un organismo, comienza un período de reproducción dentro de las células inmunes, durante el cual no se manifiestan los síntomas de la enfermedad. Durante este tiempo, la persona infectada es considerada seropositiva, esto es, la prueba de detección del VIH da positivo, pero la persona no manifiesta síntomas.

Infección por VIH

La transmisión del VIH se realiza a través del intercambio de fluidos corporales de personas infectadas, como sangre, leche, semen y secreciones vaginales. No existe riesgo de infección por el simple contacto de la piel, como al besar o dar la mano, o por compartir objetos personales, agua o comida.

Los trabajadores del área de salud o los individuos que comparten jeringas corren el riesgo de ser infectados por el pinchazo de una aguja contaminada con VIH.

La infección por VIH presenta tres etapas:

  1. Infección aguda: entre las 2 y 4 semanas después de la entrada del virus.
  2. Latencia clínica: período donde la persona no presenta síntomas. Puede durar hasta diez años.
  3. SIDA: fase última más severa de la infección por VIH. La persona se diagnostica con SIDA cuando su contaje de células CD4 es menor a 200/mm3 o presenta alguna infección oportunista.

Prevención de la infección por VIH

Hasta el momento no existe cura para el VIH. La prevención es la medida más efectiva contra la infección por VIH y las consecuencias del SIDA. Para ello se recomienda:

  • el uso de preservativos de forma correcta, especialmente cuando no existe compromiso de fidelidad sexual.
  • No compartir agujas ni jeringas.
  • Cualquier instrumento que perfore la piel debe estar esterilizado.
  • Tratamiento antirretroviral en el caso de mujeres infectadas embarazadas para prevenir la infección del bebé.

Existen pruebas que permiten detectar la presencia del VIH en la sangre. A los trabajadores sexuales o personas promiscuas se les recomienda hacer la prueba una vez al año. Es importante que cuando haya sospechas de infección se realice una prueba de detección del VIH lo antes posible.

Tratamiento de control del VIH

Las personas infectadas con HIV pueden controlar su carga viral por medio de antirretrovirales. La terapia antirretroviral (TAR) es una mezcla de medicamentos que reduce la multiplicación del virus en el cuerpo. También reduce el riesgo de transmisión del VIH.

¿Qué es el SIDA?

El SIDA es la etapa más avanzada de la infección por el VIH, caracterizado por el desarrollo de cáncer de distintos tipos, infecciones oportunistas y otras manifestaciones clínicas. SIDA son las siglas para el síndrome de inmuno deficiencia adquirida. En inglés, se conoce como AIDS.

El SIDA fue detectado por primera vez en 1981, cuando un gran número de hombres homosexuales empezaron a sufrir infecciones oportunistas y cánceres poco comunes. El SIDA puede tardar entre 2 y 15 años en desarrollarse desde que el individuo fue infectado.

SIDA e infecciones oportunistas

Sarcoma de Kaposi HIV y SiDA
Lesión característica de sarcoma de Kaposi en un paciente con Sida.

Las infecciones oportunistas son infecciones que ocurren en personas con el sistema inmunológico debilitado. Como el VIH ataca al sistema inmunológico, los síntomas del SIDA están relacionados con enfermedades producto del ataque de otros agentes infecciosos:

  • ganglios inflamados,
  • pérdida de peso,
  • fiebre,
  • diarrea,
  • tos.

Sin tratamiento, los enfermos con SIDA pueden desarrollar tuberculosis, candidiasis, meningitis, neumonía, y cánceres, como linfoma y sarcoma de Kaposi.

Día Mundial del SIDA

El 1 de diciembre se instituyó como el Día Mundial del SIDA por la ONU. Es una oportunidad a nivel mundial para la lucha contra la infección por VIH y mostrar apoyo a las personas que viven con el virus.

Número de muertes debido al SIDA según la OMS (2017)
Región Muertes
África 670.000
América 56.000
Asia (sur y este) 130.000
Europa 37.000
Nivel mundial 940.000
Ana Zita
Revisión científica por Ana Zita
Doctora en Bioquímica por el Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC), con licenciatura en Bioanálisis de la Universidad Central de Venezuela.