Oculista y oftalmólogo


La diferencia entre oculista y oftalmólogo tiene que ver con el uso que se le da a ambas palabras en ciertas regiones de habla española. Sin embargo, se trata de la misma profesión.

Oculista y oftalmólogo se refieren a un médico que, además de sus estudios generales, tiene una especialización en salud ocular, por lo que puede diagnosticar y tratar patologías relacionadas con la visión.

Sin embargo, en algunas localidades tradicionalmente se ha utilizado el término oftalmólogo para referirse al profesional de la medicina, mientras que se le llama oculista (de forma errónea) a quienes trabajan en una óptica.

En este último caso se trata del óptico u optometrista, quien es un profesional con formación técnica en procedimientos para entrenar y corregir la salud visual, pero no son médicos.

Oculista/Oftalmólogo Óptico/ optometrista
Definición Médico especializado en salud visual. Profesional sanitario sin competencias médicas dedicado a la salud visual.
Estudios Medicina, especialización en Oftalmología y subespecializaciones opcionales. Óptica y Optometría.
Funciones
  • Diagnóstico y tratamiento de patologías visuales.
  • Corrección de patologías a través de fármacos o intervenciones quirúrgicas.
  • Diagnóstico y tratamiento de disfunciones visuales.
  • Diseño y elaboración de lentes correctivos.

¿Qué es un oculista o un oftalmólogo?

Un oftalmólogo u oculista es una persona que estudió la carrera de Medicina, y posteriormente se especializó en el ámbito de la visión.

Por tanto, un oculista es personal médico calificado y puede hacer diagnósticos, prescribir medicamentos o realizar intervenciones quirúrgicas siempre y cuando esté autorizado para ello por las autoridades académicas y sanitarias del país en el que ejerce su profesión.

Oftalmólogo viene del griego ophtalmos y logos, cuya traducción podría ser “la ciencia que estudia los ojos”.

Por su parte, oculista viene del latín oculus y tiene el sufijo ista, que hace referencia a un oficio, por lo que podría traducirse como “profesional del ojo” o “especialista del ojo”.

La oftalmología permite tratar de manera farmacológica o quirúrgica problemas de salud visual como las cataratas, la presbicia, el astigmatismo, el glaucoma, el estrabismo, etc.

Aún hoy en día, muchas personas (especialmente mayores) se refieren al oftalmólogo como “el doctor de los ojos”, y usan el término oculista para referirse a quienes trabajan en una óptica, que como ya hemos visto, es un error.

¿Qué un óptico u optometrista?

Cuando las personas requieren la atención de un especialista en Óptica, bien sea porque necesitan gafas, lentes de contacto o hacer algún tipo de rehabilitación visual, lo que realmente están buscando es un optometrista u óptico (no un oculista).

En este caso, se trata de un profesional sanitario sin competencias médicas, que si bien puede detectar algunas condiciones relacionadas con la visión, no está capacitado ni autorizado para hacer intervenciones quirúrgicas.

En todo caso, el oftalmólogo u oculista y el optometrista trabajan de la mano para mejorar la salud visual de sus pacientes. Un oftalmólogo puede referir a un paciente al optometrista para que reciba orientación acerca del tipo de lentes o anteojos que necesita, o para que lleve a cabo un programa de entrenamiento visual.

Por su parte, el oculista puede referir a un paciente al oculista cuando detecta alguna patología visual que requiere atención médica. También puede estar presente en una cirugía oftalmológica como apoyo del médico, aunque no puede participar directamente en el procedimiento.