Halloween y Día de Muertos


Halloween y Día de Muertos son dos celebraciones que tienen significados y orígenes diferentes pero que se celebran en fechas muy cercanas una de la otra, razón por la cual un gran número de personas las confunden e interpretan erróneamente.

En la actualidad, gracias a las redes sociales, los diversos medios de comunicación y la globalización, es fácil que las personas estén al tanto de estas festividades tan importantes y populares en la sociedad.

Sin embargo, el problema está en la desinformación y la confusión que muchos hacen al asociar estas fiestas que son diferentes.

Orígenes y propósitos

La principal diferencia entre ambas celebraciones tiene que ver con sus orígenes.

Se conoce como Halloween, Noche de brujas o Noche de Víspera de Todos los Muertos a una celebración pagana, resultado del sincretismo cristiano y la festividad pagana celta del Samhain, que marcaba el fin de la temporada de cosecha y el inicio del invierno el 31 de octubre.

También se creía que durante esa noche se abrían las puertas del “otro mundo” y las almas de los muertos llegaban a la tierra de los vivos en forma de espanto.

No obstante, la palabra Halloween deriva de la contracción en escoses All Hallowsʼ Eve, y que significa “Víspera de Todos los Muertos”. Se suele celebrar en Estados Unidos, Irlanda y en muchos otros países en general.

Ahora bien, Día de Muertos es una celebración de origen prehispánico, especialmente celebrada en México y Centroamérica.

Durante el período de la colonización se impuso el cristianismo sobre la cultura azteca y, a fin de sincretizar las costumbres y festividades de los santos en general, se decidió que el día 1 de noviembre se celebra el día de Todos los Santos y el 2 de noviembre sería para conmemorar el Día de Muertos.

Cada 2 de noviembre es un día muy especial porque las personas recuerdan, celebran y hacen oraciones para sus familiares y seres queridos fallecidos.

Costumbres

calabaza halloween

Durante Halloween se acostumbra a tallar las calabazas para usar como lámparas, también conocidas como Jack OʼLantern (según una antigua leyenda Irlandesa).

Otra costumbre es adornar las casas con temas oscuros, fantasmales, alusivos a la muerte, esto con el fin de espantar a los malos espíritus y también se usan disfraces o decoraciones con los colores negro, morado y naranja.

Asimismo, los niños acostumbran a disfrazarse y pedir dulces con la frase, “¿Dulce o truco?”.

A diferencia, el Día de Muertos no se pide nada, por el contrario, se realizan ofrendas que se colocan en altares decorados con papel picado de muchos colores, flores, velas, alimentos, entre otros, a fin de darles la bienvenida a las almas de los difuntos al mundo de los vivos.

También se acostumbra ir para los cementerios para limpiar y decorar las tumbas de los seres queridos.

Símbolos

calaveras de azucar

Los símbolos típicos que representan la celebración de Halloween son las calabazas talladas, figuras de fantasmas, esqueletos, dibujos de cadáveres, brujas, vampiros, momias, así como disfraces y máscaras de figuras horribles o personajes siniestros.

Esta tradición surgió con la idea de espantar los espíritus maléficos del mundo de los vivos.

Ahora bien, los símbolos que tradicionalmente se emplean el Día de Muertos son las imágenes o dibujos de La Catrina, esqueletos, cráneos, papeles picados de diversos colores y las típicas calaveras hechas de azúcar que se acostumbran a regalar a los niños.

Se debe recordar que el Día de Muertos es una fecha de celebración y unión.

También se decora con las flores Cempasúchitl, de color amarillo intenso y que desprenden un aroma particular.

Comidas típicas

En Halloween se acostumbran a hacer recetas a base de calabaza y de todos aquellos alimentos que se cosechan en la temporada de otoño. Son comunes los pay de calabaza, galletas con figuras alusivas a Halloween, manzanas caramelizadas, entre otros.

En cambio, el Día de Muertos se acostumbra a hacer el típico Pan de Muerto (con forma de huesos), tamales, las comidas preferidas de los difuntos, chocolate caliente, entre otros.